Sergio Reguilón, Álvaro Tejero y Adrián de la Fuente: tres villalbinos en el Real Madrid

Este domingo 2 de diciembre se cumpieron tres años del debut de Álvaro Tejero Sacristán con el primer equipo del Real Madrid, en aquel partido de la Copa del Rey en el Ramón de Carranza de Cádiz que se hizo famoso por la alineación indebida de Denis Cherysev. El villalbino, entonces con 19 años, entró al campo para sustituir a Pepe en los minutos finales de la estéril victoria por 1-3 de un Real Madrid que acabó eliminado por el error administrativo que agravó su crisis. Un mes después, Rafa Benítez fue destituido y se abrió la era Zidane, precisamente el hombre que había convertido a Tejero en el jugador más utilizado en el Castilla, con 2.418 minutos en aquella temporada 2015/2016.

01varios
Rafita, Tejero, Reguilón, Tudela y Julio Cidoncha, jugador villalbino del Badajoz

El estreno del polivalente defensa, hoy cedido por el Real Madrid en el Albacete, marcó el inicio de una sucesión de noticias extraordinarias para el fútbol villalbino, que este verano vio orgulloso cómo Sergio Reguilón, inseparable de Tejero en los centenares de viajes de Collado Villalba a Valdebebas para entrenar, se convertía no sólo en jugador de la primera plantilla blanca, sino en la alternativa más fiable a Marcelo en el lateral izquierdo, como demuestra el hecho de que ya haya jugado tanto en la Champions League –debut ante el CSKA en Moscú-, como en la Liga y en la Copa. De hecho, este sábado volvió a ser titular en la victoria blanca ante el Valencia (2-0).

El punto de partida del Boom Reguilón-Tejero se sitúa en 2005 en Collado Villalba, su pueblo,  donde empezaron a destacar en el prebenjamín de la Escuela Municipal antes de saltar a la capital para hacer toda la escalera formativa en la base del Real Madrid. Entonces, pocos podían imaginar que otro producto de la escuela villalbina, Adrián de la Fuente, se convertiría en el aseado defensa central de 19 años que lo ha jugado todo con el Castilla en lo que va de curso -14 partidos de Segunda B, 1.260 minutos-, y que ya fue convocado por Santiago Solari para jugar el partido de ida de la Copa del Rey frente al Melilla. En los tres casos, es fácil encontrar un nexo de unión en la figura de Antonio Tudela, el entrenador de prebenjamines de Reguilón y Tejero, y el coordinador de la Escuela cuando apareció De la Fuente por los campos de Villalba.

El hoy presidente del CF Collado Villalba admite que “hemos tenido la fortuna de que, siendo un club humilde, hayamos tenido la oportunidad de formar a estos tres jugadores que hoy son del Real Madrid. Encima son tres chavales del pueblo, que todo el mundo les ha podido seguir desde pequeños, en una época en la que, a diferencia de antes, se han podido seguir sus progresos en Prensa y en televisión, cuando han jugado con el Madrid torneos como los de Brunete o Tenerife. Ha sido un seguimiento muy cercano por parte de todo el mundo, y luego, cuando hemos llegado a la situación a la que hemos llegado, debutando Reguilón con el primer equipo y haciéndolo tan bien, os podéis imaginar el boom que se ha generado dentro del pequeño mundo del fútbol de Villalba”. Con 23 años entrenando a sus espaldas y un fluido contacto personal con los jugadores, Tudela ofrece una visión privilegiada sobre la gran hornada villalbina de la que se habla en todos los bares cada vez que aparece el Madrid en pantalla.

Supongo que un club humilde como el vuestro  debe de estar todo el día a vueltas con Reguilón, Tejero y, ahora, con De la Fuente…

Claro que sí. Ten en cuenta que, aparte de llevar el club y gustarnos este deporte, los que estamos aquí somos entrenadores. En mi caso entreno a chicos de ocho años y ya sabemos lo que es un chico de esa edad: se enteran de que tú has entrenado a un jugador del Real Madrid, y lógicamente no me preguntan por lo que he comido, sino por lo que comen ellos.

Tiene que ser una locura: en cuestión de poco más de dos años Tejero debuta en Cádiz, Reguilón en Copa de Europa en Moscú, luego también en Liga y encima tiene continuidad de titular tras lesionarse Marcelo… 

Te puedes imaginar. Son de un pueblo pequeño. La gente sabe que entrené a estos jugadores y además sabe que seguimos con la Escuela. Ante una noticia de éstas todo el mundo se hace eco. Aunque no encienda la televisión te lo van a venir a contar.

01campo2
Sergio Reguilón y Rafita, con los niños de la Escuela

Hablemos de Reguilón. Hace unos años salió cedido a la UD Logroñés y no le fue del todo bien; volvió al Real Madrid y de ahí fue de nuevo cedido a la UD Logroñés y ya realizó un temporadón que es el que le terminó de asentar en el Madrid. Desde ese retorno, lo suyo ha sido meteórico, porque parecía, al menos desde fuera, que era Tejero el gran referente y que el camino de Reguilón sería más largo. ¿Extrañezas del fútbol, o un proceso lógico?

Extrañeza puede parecer visto desde fuera por la gente que no ha seguido la trayectoria de estos jugadores o no está muy metida. La segunda temporada en el Logroñés es espectacular, juega todos los minutos, le hace cuatro goles al Athletic de Bilbao B en un partido… Luego vuelve al Madrid y es el jugador más utilizado por Solari en el Castilla, y ahora tiene la suerte de que encima es el entrenador del Real Madrid. ¿Ascenso meteórico? Los que le conocemos sabemos lo que se lo ha currado ese chico. Ha pasado tres o cuatro temporadas en el Madrid, antes de ser juvenil en las que no era titular, pero siempre siguió trabajando, en el Madrid y también aquí. Le veíamos en los campos de Villalba corriendo y entrenando solo, aprovechando que venía a vernos. Por eso los que le conocemos de más tiempo sabíamos de sus posibilidades. No ha sido casualidad lo que le ha pasado

Entrenaste a Tejero y Reguilón en la 2005/2006, su segundo año en prebenjamín. Entonces la Escuela Municipal funcionaba independiente de los clubes de Villalba…

Eso es. Estos chicos estaban en la Escuela Municipal de Deportes, igual que cualquier otro deporte. Sólo había dos equipos de esa categoría: el prebenjamín A y el B. Tuve la suerte de tenerlos ese año en el A.

¿Tejero y Reguilón empezaron a la vez?

No. Y me gustaría decir que ese año juegan con Borja Pascual –hoy jugador del CUC Villalba-, al que también se lo lleva el Real Madrid. Ese año empiezo entrenando a Borja Pascual y a Sergio Reguilón, que son los que inician la temporada conmigo en septiembre de 2005. Entonces, en la Sierra eran los inicios de la Fundación Real Madrid, que organizaba unos entrenamientos en Becerril de la Sierra a los que se apuntaban los niños de la Sierra que quisieran hacer unas pequeñas clases de tecnificación, sin importar el nivel. ¿Qué sucede? Que Reguilón y Borja, aparte de jugar conmigo, se apuntan a las clases de la Fundación, y allí coinciden con Álvaro Tejero. Entonces el Real Madrid habla conmigo y me comunica que están muy interesados en Reguilón y en Tejero, y que si no me importa hacer un hueco en el equipo a Tejero, porque a Sergio ya lo tenía jugando, pero Tejero en la Fundación no competía. Me dijeron que también estaban interesados en Borja y que iba a ser un paso de transición muy bueno: que los tres chicos del pueblo hicieran toda la temporada conmigo en Villalba y que luego, para la temporada 2006/2007, se incorporasen al benjamín del Real Madrid.

Como entrenador, supongo que ya desde el minuto uno ves en los tres detalles técnicos diferenciales…

Se veía una diferencia muy grande con el resto de jugadores. Recordemos que yo no era entrenador suyo en un Real Madrid, donde ya hay una base sólida y todos los jugadores son muy buenos, sino que yo les tenía en una escuela municipal, donde estaban ellos y cualquier chaval que pasaba ese año por la calle y se apuntaba. Te puedes imaginar la diferencia técnica y de cualidades entre unos y otros.

01tejero
Álvaro Tejero, con Antonio Tudela en una cena de la Peña Madridista de Collado Villalba

¿Cómo era aquel equipo de fútbol 7 con los tres?

Imagínate: te juntas en un equipo con Reguilón por una banda, Tejero por la otra, y en el medio con Borja Pascual, que también era muy bueno… El delantero sólo las empujaba, y la defensa se dedicaba a parar lo poco que le llegaba. Había bastante diferencia. Competíamos con escuelas municipales.

A jugadores así, ¿qué les intentas inculcar?

Sobre todo, disciplina, trabajo, honradez y solidaridad con sus compañeros, que es casi lo más difícil, porque ellos se ven a un nivel superior. El trabajo que me tocaba era hacer que fueran honestos y que mirasen a los rivales de igual a igual.

Llama la atención la personalidad y madurez de Reguilón, por lo que has mencionado antes y lo que se le ve en los partidos. Lo de Tejero es parecido…

Sí. Tanto el uno como el otro no se han cansado de venir a las instalaciones de Villalba. Estando ya en el Madrid y sabiendo que la Prensa estaba detrás, no han dejado de venir a vernos. Tengo una anécdota: yo me enteré de que se iban con el Real Madrid a la gira de Estados Unidos porque vinieron a entrenar aquí los dos coincidiendo con el campus que tenemos en verano.

¿Esa personalidad y disciplina ya se les intuía de pequeños?

Sí. Eso se puede intuir, pero con ellos y a lo mejor otros 50. Ésa es la base sólida para jugar en Primera División: trabajo, trabajo, trabajo. Sí que es verdad que de cada mil llegan cinco, porque aparte de ser muy bueno técnicamente, hay que tener suerte. En el caso de Reguilón, la ha tenido, y esperemos que Tejero también la tenga, con este año en el que está teniendo muchísimos minutos a las órdenes de Ramis en el Albacete, porque recordemos que tiene muchos años de contrato con el Real Madrid.

¿Crees que a Tejero le vendrá bien esa cesión en el Albacete, de la misma manera que a Reguilón lo afinaron sus temporadas en Logroño?

Sí, pienso que es fundamental para la formación de un jugador, porque en el Real Madrid es complicadísimo tener minutos. No es que estén los mejores de Madrid, es que están los mejores del mundo, y aunque seas canterano, es muy difícil subir al primer equipo.

¿Cómo les ves, sobre todo a Reguilón, en estas últimas semanas? ¿Cómo han digerido todo lo que le ha sucedido?

Los dos lo han digerido de manera natural, honesta, acorde a la personalidad que tienen, basada en el trabajo y no en los golpes de suerte ni en creerse nada, porque, si no, no hubieran llegado a nada. Sigo teniendo sus teléfonos, les llamo regularmente para hablar, y cuando necesitamos que nos echen una manilla para apoyar el club en cosas como la Feria del Deporte o los campus de verano, vienen. Imagina la ilusión que les hace a los chicos que tenemos en el campus, de entre tres y 14 años, fotografiarse con ellos, dar unas patadas con los dos. Siempre están abiertos a venir.

Han pasado 12 años de aquellos inicios. Todo esto habla muy bien de cómo mantenéis las relaciones, también con los padres…

La relación es muy cordial, sobre todo por eso, porque son chavales súper normales, aunque los veas en televisión. El otro día estuve con Sergio y me contaba una anécdota con la que nos reíamos los dos: cuando ya estaba en el Castilla, se iba al Ayuntamiento a pedir permiso para que le dejaran corretear por el campo. Creía que, si no, podía venir alguien a echarlo. Hasta ese punto llega.

Con Tejero y Reguilón, Collado Villalba tiene dos jugadores en el Real Madrid, pero también dos buenos vecinos…

Participan en muchas cosas, por ejemplo también en la cena anual de la Peña Madridista La Estación, que la tuvimos la semana pasada. Y me consta que ellos estarían encantados en participar en muchas más cosas, pero también me consta que en una institución como el Real Madrid les tienen bastante cogidos, en el sentido de conceder entrevistas o asistir a actos. Dentro de lo que se pueden manejar, están abiertos a todo.

tudela
Antonio Tudela, presidente del CF Collado Villalba y primer entrenador de Tejero y Reguilón en la Escuela Municipal

 El apartado de los entrenadores parece muy importante, sobre todo a nivel de dar confianza: Ramis entrena a Tejero en el Albacete, pero lo tuvo en el División de Honor del Madrid, Solari que mira mucho por la cantera, algo que también hacía Lopetegui… Aparte de la calidad de los chicos, coincidir con entrenadores así habrá sido muy importante.

 Sí, porque apuestan por la juventud y sobre todo por lo que conocen. No olvidemos que, por ejemplo, Solari ya entrenaba juventud en el Castilla y tenía a Reguilón como uno de los más utilizados. Recuerdo también que Zidane utilizó mucho a Tejero en el filial. Eso por supuesto que es muy importante y te va a ayudar. Cualquier entrenador de club va a mirar por lo que hay en el club. Eso sí, no sabemos lo que hubiera pasado si en lugar de Solari hubiese venido a entrenar Conte, el italiano. Igual no estábamos hablando ahora de Reguilón.

 

Y a todo esto, por detrás viene empujando fuerte Adrián de la Fuente ¿Cuál es tu historia o la de la Escuela con él? Porque en su caso, no te coge como entrenador, sino ya como coordinador…

Efectivamente. En aquella época, y tengo aquí su ficha, que es de 2008, es cuando se empiezan a federar todas las escuelas de la Comunidad de Madrid, algo que no sucedía cuando empezaron Reguilón y Tejero. En el caso de Adrián, es cuando la Federación de Madrid apuesta por federar a estos equipos de pueblo, por llamarlos de alguna manera, y entonces la escuela ya no podía funcionar a través del Ayuntamiento como tal: había que crear un club de fútbol para meterlo dentro del engranaje y poderle federar. En el caso de De La Fuente ocurre que justo ese año estamos arrancando y el alta de la ficha está a orden de la AD Collado Villalba, el club de fútbol sala de toda la vida. Ellos el fútbol no lo tocaban mucho, lógicamente estaban más con el fútbol sala, así que a nosotros lo que nos tocaba era coordinar la parte del fútbol.

Adrián os habrá enganchado a ver el Castilla ¿No os volvéis un poco locos viendo tantos partidos para seguir a los tres?

Vemos lo que nos da tiempo, pero sí, a los que nos gusta el fútbol no nos importa. Además tenemos contacto con Adrián, también se deja caer por aquí, con el tema del campus. No se le olvida a ninguno.

01ficha
Ficha de Adrián de la Fuente como prebenjamín en la temporada 2006-2007

De la Fuente es central izquierdo, Tejero es lateral derecho pero puede hacer casi de todo atrás; Reguilón es un fantástico lateral izquierdo… Estamos hablando de que si todo viene rodado, el Madrid podría tener una defensa casi al cien por cien villalbina.

Sí, sí. Da esa casualidad…

¿Y da vértigo entrar en uno de esos portales que ponen precio de mercado a los futbolistas y ver que, por ejemplo, Reguilón vale cinco millones de euros y De la Fuente, aún sin debutar, 300.000? Lo digo porque sois un club modesto que llevará al milímetro los céntimos para acabar la temporada y esas cifras pueden marear…

Más que vértigo da satisfacción, porque desgraciadamente, en el fútbol actual, vértigo dan muy poquitas cosas. Estamos acostumbrados a escuchar traspasos de 100 millones, o que Pepito vale 120… Considero que no son precios reales ni lo que vale una persona. Vértigo, no; sí mucho orgullo y satisfacción.

Sobre Reguilón: dejando al lado el sentimentalismo de que haya sido pupilo tuyo y en tu calidad de abonado del Real Madrid, ¿cómo le ves y cómo percibes la voz del Bernabéu cuando juega Sergio?  

Está claro que no le voy a ver con los mismos ojos que los demás, pero a mí personalmente me ha gustado. Yo sí escucho lo que se dice en el campo, porque el Bernabéu dicta sentencia en 20 minutos. Y Reguilón gusta, la gente está contenta con él. En ese aspecto tengo la misma sensación que el resto.

collagerm
Álvaro Tejero, Sergio Reguilón y Adrián de la Fuente

Y seguro que conocerás a alguno que no quiere que se recupere Marcelo para que siga jugando…

 (Risas) De esos encuentras seguro.

¿Qué le pides al futuro de estos jugadores este año, o qué objetivos te gustaría que lograran?

 En el mundo del fútbol, más que pedir, es decir qué no quieres que suceda: tema de lesiones, mala suerte, que se les coma la presión porque el Madrid pierda dos partidos, que es un mundo en ese club; la presión del Bernabéu… Pedimos que no suceda nada de eso, que sigan como lo están haciendo, porque el resto, la calidad y el trabajo, lo van a poner ellos.

 Rafita: “Todo esto me lleva a la nostalgia de El Álamo, estos chicos nos han hecho leer el Marca otra vez”   

Rafael Martín Morais, ‘Rafita’, es el inseparable de Antonio Tudela en la gestión de la Escuela Municipal. Juntos crearon en 2012 el CF Collado Villalba para poder auspiciarla, tras una etapa convulsa dentro de la estructura del CUC Villalba, curiosamente el club en el que Rafita hizo historia al anotar tres de los cuatro goles en el ya mítico cruce por el ascenso a Tercera División ante El Álamo, justo en el mismo año de 1996 en el que nacieron Tejero y Reguilón. Por eso no es raro que al histórico ex jugador, reportajeado entonces por los dos principales diarios deportivos de la capital, el revuelo montado en torno a los canteranos madridistas le recuerde en cierto modo a aquellas dosis de pasión por el fútbol que vivió Collado Villalba, salvando todas las distancias: “Esto me lleva a la nostalgia de la época de El Álamo. Sales por ahí y la gente te dice: ¡jolín Rafita, este chaval estuvo en la Escuela, lo habéis entrenado vosotros! Es algo que te hace relacionarte más con la gente del pueblo y, personalmente, me lleva un poco a lo de antes, a esa ilusión por coger otra vez el Marca cuando sales por ahí”.

01campo
Rafita, Reguilón, Tudela y ‘Gallego’ en el Municipal de Collado Villalba

Rafita, desde hace años acostumbrado a manejar niños y a calibrar personalidades desde su faceta como entrenador, destaca de Reguilón y Tejero que “todos los años se han juntado con nosotros, y sobre todo lo que han demostrado es la humildad de venir aquí a dar unas patadas cuando libraban con el Castilla, se venían para no perder forma, y luego se quedaban con nosotros. Creo recordar que Antonio me dijo que ellos también empezaron en campo de tierra, al principio en el fútbol 7, y claro que no tiene nada que ver lo que hay ahora en instalaciones, ni los medios que tienen los papás para llevarlos a entrenar, pero sin trabajo y sin ser humilde todo eso da igual, porque sin eso no vas a llegar”.

En su caso, la relación más directa es con De la Fuente, cuya irrupción en la Escuela ya le cogió de entrenador y coordinador, aunque el fluido contacto que mantiene el club con Tejero y Reguilón, más el trabajo codo con codo con Tudela, permite a Rafita describir de qué manera se ha revolucionado el club con el fenómeno de los madridistas villalbinos: “Lo más bonito es que hace unos meses estaban entrenando en nuestro campus como uno más, y ahora los niños les ven en el periódico y están súper contentos. Si antes lo estaban, imagina la próxima vez que vengan, se los van a comer. Estamos muy orgullosos de ellos y de que Antonio haya podido aportar su granito de arena”

Una Escuela que crece paralela al fenómeno

La Escuela Municipal del CF Collado Villalba ha salido esta temporada con 22 equipos federados, más alrededor de 30 niños en edad chupetín y entre 15 y 20 jugadores de ADS. En total, unos 470 futbolistas, cifra récord en la corta historia de un club que crece cada temporada y que podría hacerlo aún más, de no ser por la limitación de instalaciones. En ese contexto, Antonio Tudela enumera varios factores que explican ese éxito, no sólo el lógico reclamo que supone el haber participado en la formación de jugadores del Real Madrid: “La verdad, no podemos quejarnos. Como club que lleva la Escuela llevamos desde el 2012, y desde entonces el crecimiento ha sido brutal en todas las temporadas, con muchos más niños y más ganas de jugar, porque antes daba más pereza, por los campos de tierra, los entrenadores peor preparados, el material… Ahora todos los entrenadores tienen titulación, los medios que hay son mjores. Yo recuerdo que antes salíamos a entrenar con dos balones, y ahora cada equipo, con menos de 11 ó 12, no sale a entrenar. Está el tema de los campos, que son de césped y ahora además los van a renovar. ¿Qué lo de estos chicos ayuda? Sí, pero son muchas cosas las que hay que meter en la coctelera para crecer”.

Jaime Fresno