El Atlético Villalba remonta con contundencia ante el Calasanz (1-4) y protege su liderato del acecho de un Hoyo de Manzanares que ganó al Rayo Alcobendas en un partido vibrante (3-2)

El Atlético Villalba no da tregua en Primera Regional y sigue rompiendo registros históricos aun bajo presión, esta vez en un campo habitualmente complicado como el del Calasanz de Pozuelo, y sabiéndose obligado a ganar para defender su liderato. Los de David Muñoz comparecieron en el Valle de las Cañas casi de noche conociendo que el duelo entre sus dos perseguidores, Hoyo de Manzanares y Rayo Ciudad de Alcobendas, había aupado provisionalmente al primer puesto a los de Pepón López Cortijo, pero salieron de Pozuelo con otra goleada en la mochila.

atvcalasanz

El Atlético Villalba no da tregua en Primera Regional y sigue rompiendo registros históricos aun bajo presión, esta vez en un campo habitualmente complicado como el del Calasanz de Pozuelo, y sabiéndose obligado a ganar para defender su liderato. Los de David Muñoz comparecieron en el Valle de las Cañas casi de noche conociendo que el duelo entre sus dos perseguidores, Hoyo de Manzanares y Rayo Ciudad de Alcobendas, había aupado provisionalmente al primer puesto a los de Pepón López Cortijo, pero salieron de Pozuelo con otra goleada en la mochila.

El 1-4 final se fraguó en la segunda parte, después de que Ismail, muy cerca del descanso, anotara el gol que significaba el empate y que cimentó la remontada. Tras la reanudación, el Atlético Villalba sacó a relucir su potencial ofensivo y remató su novena victoria en 11 partidos con goles de Tarek, Borja Arranz y Kiko. Con 28 puntos logrados de 33 posibles, el Atlético Villalba se mueve en sus mejores estadísticas de siempre, sumando a ello la condición de equipo más realizador -30 goles- a la de menos goleado, con sólo cinco.

Con esos números, el hecho de que el Hoyo sea capaz de seguir el ritmo a sólo un punto habla a las claras del gran potencial de los de Pepón López Cortijo, que lograron doblegar en Las Eras al Rayo Ciudad de Alcobendas, el otro equipo que afrontaba la jornada con posibilidades de liderato. El gran partido de la jornada no defraudó y ofreció todo el juego e intensidad que se podía pedir al duelo entre perseguidores, cuya celebración estuvo en el alero a causa de la intensa niebla. El juego se inició por ello con retraso y fueron los alcobendenses quienes marcaron primero, con un gol en propia puerta de Álvaro. Con 0-1 al descanso, el Hoyo salió a por todas en la segunda parte y, a los seis minutos, Pablo Berges puso el empate en el manual de Las Eras, abriendo una fase de toma y daca en la que el Hoyo culminó su remontada con el 2-1 de Mario. Sin embargo, el partido dio un nuevo giro cuando Montes restableció la igualada a sólo seis minutos del final y obligó al Hoyo a salir a buscar de nuevo la victoria. Néstor, sobre el tiempo reglamentario, marcó el definitivo 3-2 y llevo el delirio a Las Eras, que celebró por todo lo alto una victoria que apuntala la segunda posición con tres puntos de colchón sobre el Rayo Ciudad de Alcobendas, y cinco sobre un Sanse B que cortó su racha de dos empates seguidos goleando al Cerceda.

El equipo de David Manchón sufrió en Matapiñonera la inspiración de Rubén Lozano, autor de tres de los goles del 4-1 final, todos ellos anotados en el segundo tiempo. Adrián hizo el tanto cercedano ya cuando el marcador señalaba un claro 3-0 para el filial. La derrota mantiene último al Cerceda con cinco puntos, en espera de que la configuración de la plantilla termine estabilizándose: a la marcha de Tomás al CUC Villalba, confirmada esta semana, se podría sumar la del lateral Chemari y, en contrapartida, el club de Puente Madrid podría recuperar a Kiko y Paletas, autores de 42 tantos en la temporada pasada.

La tercera victoria serrana en la jornada llevó la firma del Galapagar B, que derrotó en El Chopo al Celtic Castilla, merced a un solitario gol de Ñajo que cortó la racha de tres semanas sin ganar. La victoria aúpa al filial hasta la sexta plaza del Grupo 1 de Primera Regional, con seis puntos de ventaja sobre la zona de descenso.

Jaime Fresno