El Ayuntamiento de Alpedrete solicita un informe a la Consejería de Medio Ambiente sobre la instalación de una gasolinera en Los Negrales

gasolinera los negrales 2

El Ayuntamiento de Alpedrete solicitó ayer un informe a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid sobre la viabilidad de la instalación de una gasolinera en la avenida Reina Victoria, en el barrio de Los Negrales. “Por el momento todo está en proceso, el Ayuntamiento tan solo ha concedido una licencia para la demolición de un taller de camiones y una vivienda y para hacer una excavación”, ha explicado el alcalde, Carlos García-Gelabert, tranquilizando a la Asociación de Vecinos Los Negrales que se oponen a este establecimiento.

“Aún no hay licencia de obra ni de actividad. La licencia de obra se solicitó el 18 de octubre y hay un plazo máximo de 8 meses desde entonces para contestar, pero como hemos pedido el informe a la Comunidad de Madrid, ese plazo se paraliza hasta un máximo de 3 meses”, detalla el regidor. “Queremos que la Consejería se pronuncie y vele por la garantía de las personas, pero si es legal y no hay nada en contra en los informes medioambientales, no se pueden poner trabas”.

Por su parte, el promotor también ha pedido un informe de impacto medioambiental, “tal y como marca la ley”.

 

Quejas vecinales

gasolinera los negrales 1Una portavoz de esta asociación Los Negrales, Elena, ha señalado a Efe que esta gasolinera incumpliría la normativa por la cercanía de las viviendas y los vecinos, que han alegado en contra de este proyecto, consideran que se pone en riesgo su salud. Los vecinos dicen estar “desamparados” ante la idea de instalar surtidores a “cero metros de sus casas”. “La antigua alcaldesa (Marisol Casado) está inhabilitada por prevaricación, es suma y sigue”, considera Elena, quien se ve abocada a la venta de su casa porque no quiere poner en riesgo la salud de sus hijos.

Esta asociación, que agrupa a cerca de 40 vecinos, denuncia además que el Ayuntamiento de Alpedrete no les ha permitido acceder al proyecto, que aún no ha sido aprobado, sin embargo según Carlos García-Gelabert, se ha reunido con este grupo de vecinos y “se les está facilitando la información que están pidiendo”.

La agrupación vecinal asegura que el arquitecto municipal ha concedido ya la viabilidad al propietario de la parcela. “Ante la alarma que surge en el vecindario nos ponemos a revisar exhaustivamente las normas subsidiarias y observamos que hay incumplimiento en el informe de viabilidad del arquitecto municipal, puesto que le atribuye a la gasolinera un uso urbanístico, almacenamiento, que no está permitido en la zona que se pretende construir”, señalan.

Asimismo, los vecinos han presentado escritos en el Área de Medio Ambiente, con la intención de que no hicieran el Estudio de Impacto Ambiental sin reparar en las peculiaridades del proyecto.

“Todo esto ocurre en el contexto de lo que parece ser una conversión encubierta de nuestra colonia, en un polígono industrial”, señalan acusando a la antigua regidora, Marisol Casado, del PP. “Cuando se plantean los problemas que ocasionan estas concesiones en el Ayuntamiento nos dicen que ellos están dinamizando la zona, aunque los vecinos lo que sentimos es que la están dinamitando”, concluyen.