La alcaldesa de Santa María de la Alameda y diputada regional del PP, sobre Franco: “El caudillo que ganó la guerra hace 82 años”

La diputada del PP en la Asamblea de Madrid y alcaldesa de San María de la Alameda, Begoña García (PP), se ha referido a Franco, después de pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que “centre el tiro”, como “el caudillo que ganó la guerra hace 82 años”, provocando los abucheos de la bancada de PSOE y Podemos.

La intervención de la parlamentaria popular se produjo en la sesión de control en el Pleno de la Asamblea de Madrid, en el marco de una pregunta al Gobierno regional sobre la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, donde pidió al Ejecutivo de Pedro Sánchez que dejase de “dividir y enfrentar a los españoles con la exhumación del caudillo que ganó la guerra hace 82 años”.

Captura de pantalla 2018-09-21 a las 8.29.10

Más tarde, García señaló que sus palabras se enmarcan en el fragor del debate y en un contexto de retórica parlamentaria, asegurando que normalmente no se expresa con esos términos y que realmente quería incidir en que lo que debe ocupar al Gobierno de Sánchez “son los problemas que de verdad preocupan a los madrileños”.

Ante estas palabras, el candidato de Podemos a la Presidencia regional, Íñigo Errejón, ha pedido al grupo popular en la Asamblea de Madrid que desautorice a la diputada. “Si alguien apunta dictador no dice caudillo. Es posible que haya dicho lo que piensa. Pero yo quiero saber si el PP lo piensa o no. Quiero que alguien lo desautorice para no dudar de las convicciones democráticas de nadie, y menos a un partido de millones de personas por un comentario. Pero quiero ver esa rectificación pública”, subrayó.

Por su parte, la vicesecretaria de comunicación y portavoz del PP de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, manifestó que se trata de “una anécdota sin importancia” y ha defendido que se trata de un término “puramente histórico”.

Tras destacar que el uso de la palabra caudillo incluso le ha hecho sonreír a su diputada, Díaz Ayuso ha destacado que se trata de un término “histórico” que el historiador Paúl Preston, “poco sospechoso de franquista”, lo utiliza para titular su “monumental biografía” del dictador. 

“No creemos que haya que quemar en la hoguera a Preston ni a su libro, como algunos pretenden hacer con Begoña García, por utilizar ese término”, ha dicho. “Lo que es tremendo es que en 2018 tengamos que estar hablando de esto. Y por un hecho así no se van a cuestionar las convicciones democráticas del PP. Hemos pagado un precio muy alto por defender la libertad, incluso la de quienes nos tachan de franquistas”, añadió. 

Después, aseguró que les “preocupa” más que con la modificación de la Ley de Memoria Histórica “te pueden caer cuatro años de prisión si te manifiestas en contra de una versión oficial del pasado que la izquierda quiere imponer, justo lo mismo que hizo durante 40 años el franquismo”. 

Las reacciones también han llegado desde las filas del PSOE, cuyo portavoz en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha tildado de “improcedente, desacertada y ofensiva” la alusión al dictador Francisco Franco como “caudillo” realizada la diputada popular y regidora del municipio serrano de Santa María de la Alameda.