El fuego arrasa completamente un chalé de madera en la urbanización Pino Alto de Valdemorillo

chimenea

A última hora de la noche del sábado 15 de septiembre comenzó la laboriosa intervención del operativo que, formado por ocho dotaciones de bomberos, efectivos de Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil, se centró en tratar de sofocar el fuego declarado en el número 17 de la calle Monasterio de la urbanización Pino Alto – Sector Sur. Ante la magnitud del incendio, que terminó por calcinar por completo el chalé, completamente de madera, también la alcaldesa se desplazó al lugar “en cuanto tuvo noticia”, solicitando la presencia urgente de una retroexcavadoara que, según indicaciones de los propios bomberos, resultaba necesaria para lograr avanzar en las labores de extinción, eliminando más rápidamente rescoldos y, con ello, la posibilidad de focos que pudieran avivar el fuego.

Tal como señala la regidora, “el Ayuntamiento hizo todo lo que pudo”, facilitando la presencia de la maquinaria indicada que, ya en la mañana del domingo, en la que Gema González volvió a acudir a pie de intervención junto con el edil de Servicios, Luis Entero, se vio aún reforzada con una máquina más, al objeto de completarse a la mayor rapidez las tareas de enfriamiento, procediéndose igualmente a la demolición del único elemento que quedó en pie, la chimenea de gran altura que hubo que derribar por motivos de seguridad.

fuego

El hecho de registrarse el fuego con el inmueble vació, ya que se dio la circunstancia que los propietarios habían salido a cenar fuera, evitó que hubiera que lamentar daños personales. La regidora ofreció a los afectados la posibilidad de alojarles en hostales de la localidad, ofrecimiento que declinaron para trasladarse al domicilio de unos familiares.

En cuanto al operativo que participó en estas todas estas labores con las que, además de extinguir el fuego, se trató de evitar en todo momento que las llamas pudieran propagarse a los chalés vecinos, la alcaldesa agradece “la  diligente actuación” seguida tanto por los agentes de Policía Local y Guardia Civil, como por parte de  los voluntarios de Protección Civil, así como de las ocho dotaciones de Bomberos desplazadas a Valdemorillo y el trabajo de refuerzo prestado por el personal encargado de la maquinaria pesada antes apuntada.