Varias hermandades descubren Valdemorillo completando un interesante paseo por su historia

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción vista desde sus más diversas perspectivas, ya desde lo alto o al pie de una de sus torres, en un espacio desconocido para muchos, la Casa de Cultura y esa cueva Museo de Cerámica y Vidrio, CUMVAL, que reúne piezas muy valiosas para entender parte de la evolución y señas de identidad de este pueblo. Valdemorillo se abrió en tres de sus grandes referentes para acercar su historia a miembros de las nueve Hermandades que, procedentes de distintos municipios cercanos y también de Madrid capital, respondieron a la invitación a un encuentro que hiló datos, explicaciones y anécdotas. Una visita que tuvo como anfitriona precisamente a la Hermandad de la Virgen de la Esperanza, de modo que esta villa también se sumó a la costumbre de compartir una jornada de especial cercanía entre aquellos que forman parte de este tipo de colectivos.

valde01

En concreto, en el citado encuentro se dieron cita miembros de dos Hermandades robledanas, una dedicada a honrar a Nuestra Señora de la Antigua y  la otra a la de Navahonda, así como la Hermandad de la Virgen de la Jarosa, de Guadarrama, las de los romeros y también la de señoras de la Virgen de Gracia, ambas sanlorentinas, y las de Nuestra Señora de la Almudena, de Madrid, de la Virgen de la Soledad, por Colmenarejo y del Rocío de Collado Villalba, además de la Cofradía de Nuestra Señora de los Desamparados de otra de las localidades cercanas, Galapagar. En cuanto al  Ayuntamiento, se colaboró para facilitar el recorrido por los diversos espacios, y si bien en la iglesia mapas, datos y cometarios fueron apuntados por Santiago, voluntario para esta tarea por su conocimiento de esta villa, sus costumbres e historia, fue una de las voluntarias culturales, Pilar Zafra, junto a la edil de Educación y Cultura, Encarnación Robles, quien completó el otro argumentario de la visita, ya al paso por dependencias municipales como la Giralt Laporta, que una vez más impresionó por la peculiaridad de estar concebida y alzada sobre los restos de la antigua fábrica, con las tres emblemáticas chimeneas perfectamente integradas en el diseño del centro “donde diariamente se continúa fabricando… ahora cultura en sus múltiples expresiones”.  Gratamente satisfechos por el resultado del encuentro, los participantes en el mismo coincidieron en agradecer al Consistorio este respaldo a una actividad que realmente hermana aún más todas estas cofradías y hermandades.