Pictogramas en los edificios públicos de Galapagar para mejorar el acceso de las personas con discapacidad

Galapagar da un paso más dentro de la inclusión social de las personas con discapacidad. En esta ocasión, el objetivo es dotar a los edificios públicos de accesibilidad cognitiva y, para ello se van a instalar este mes de julio pictogramas en diferentes centros de la localidad, como el Ayuntamiento, la Biblioteca, el Centro de Mayores, el Centro Cultural La Pocilla, el campo de fútbol y el polideportivo municipal.

Galapagar da un paso más dentro de la inclusión social de las personas con discapacidad. En esta ocasión, el objetivo es dotar a los edificios públicos de accesibilidad cognitiva y, para ello se van a instalar este mes de julio pictogramas en diferentes centros de la localidad, como el Ayuntamiento, la Biblioteca, el Centro de Mayores, el Centro Cultural La Pocilla, el campo de fútbol y el polideportivo municipal.

picto

Después llegarán también al cementerio, el Centro de Salud, la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción, la piscina cubierta, el punto de reciclaje, colegios, institutos y las dependencias de la Policía Local.

Todos los pictogramas tienen como función la identificación del edificio o espacio de uso público en el que se instalan. El objetivo de los mismos es facilitar la compresión, identificación y acceso de las personas con discapacidad, logrando una mayor accesibilidad cognitiva y un entorno más inclusivo y accesible para todas las personas. Para ello, es imprescindible que tengan un diseño unificado, homogéneo y coherente,utilizando en todos los edificios públicos los mismos elementos de señalización.

Los pictogramas están basados en los principios “Diseño para Todos”, asegurando su eficacia y utilidad para personas con discapacidad que puedan tener dificultades en la comprensión, especialmente a personas con discapacidad cognitiva, visual y personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) y a todas aquellas que puedan presentar problemas de comprensión, como personas mayores o inmigrantes. Además, los pictogramas están realizados con diseños neutros y en “contraste negativo” para favorecer la identificación de edificios públicos. Son señales de dimensiones de 250 x 250 mm, realizados en base de aluminio de 0,8 mm de espesor con textos también en braille.