Se crea una asociación de empresarios del polígono de Alpedrete para exigir que su uso sea también comercial

ALPEDRETE POLIGONO 1

Hace unas semanas echaba a andar una nueva asociación en Alpedrete formada por empresarios del polígono industrial. Los 70 socios que por el momento la integran tienen como objetivo el cambio de compatibilidades que permitiría la instalación en esta zona del municipio no solo de comercios sino “también de otros servicios como abogados, gimnasios o academias, como tienen otros polígonos de municipios vecinos”, explica Carmen Hernández, una de las portavoces del colectivo.

Desde esta asociación consideran que el cambio a polígono mixto traería empleo (“si el Ayuntamiento permitiese abrir a las empresas que solicitan licencias, crearía más de 500 puestos de trabajo”, señalan en un comunicado) y aumentaría el valor de naves y parcelas.

ALPEDRETE POLIGONO 2“El equipo de Gobierno no hace nada por el polígono; no asfaltan, no limpian, no hay seguridad y el IBI que pagamos es muy alto”, se queja Carmen Hernández, que reconoce que “ahora están empezando a cambiar la luz”. “Ustedes pueden ver la  situación de abandono en que se encuentra, calles llenas de baches y deterioradas, locales cerrados, innumerables carteles de se vende….. y  todo porque los políticos de este Ayuntamiento, no son capaces de ponerse de acuerdo en nada de lo que pueda beneficiar a los vecinos”, dicen en el escrito.

 

Hoy por hoy no es posible el cambio

Actualmente, tras el rechazo del Plan General de Ordenación Urbana propuesto por parte del actual equipo de Gobierno -en el Pleno de finales de septiembre los tres concejales de Alpedrete Puede (a excepción del alcalde) votaron en contra y los seis representantes del Partido Popular (Tomás Carrión se inhibió al tener relaciones familiares con el desarrollo de Los Llanos) se abstuvieron- la calificación del polígono sigue siendo solo industrial.

Según un informe elaborado por el redactor del PGOU, con las Normas de 1994 “es imposible legalmente” cambiarlo a comercial, lo que hacía imprescindible la aprobación del Plan General. La razón: faltan 10.000 metros cuadrados para aparcamiento. Desde la Dirección General de Urbanismo de la Comunidad de Madrid también han rechazado la viabilidad de este cambio.
Tras el rechazo al PGOU, tanto UNPA como el alcalde hablaron de “explorar nuevas vías” para hacer factible esta modificación “tan urgente”, subrayó Balandín, mientras que la portavoz popular, Marisol Casado, puso como ejemplos las modificaciones aplicadas en los polígonos de Collado Mediano, Becerril de la Sierra y San Lorenzo de El Escorial, de las que el redactor insinuó una posible “ilegalidad”.

“Nos hemos reunido con la jefa de equipo de Urbanismo del Ayuntamiento de Rivas, donde hay cuatro polígonos que tenían el mismo problema y han conseguido ampliar el uso, hacerlo compatible”, señala Hernández, quien asegura que también han mantenido encuentros tanto con el alcalde de Alpedrete, Carlos García-Gelabert, como con ediles de UNPA y PSOE, aunque no con concejal de Urbanismo, Juan Aragoneses.

Desde esta formación se pide que se apruebe el PGOU elaborado por el Partido Popular en 2015, “que está muy avanzado” para poder hacer el cambio (el último informe favorable de la confederación Hidrográfica lo recibió el Ayuntamiento justo antes de las elecciones en 2015, con lo cual el PP no lo llevó a Pleno para votarlo con su  mayoría) y no el último que presentó el equipo de Gobierno “ya que habría que hacer muchos trámites y se podría tardar muchos años”. Sin embargo, desde el Ejecutivo aseguran que ese PGOU del PP está obsoleto y también requeriría tiempo el actualizarlo a la normativa vigente.

 

Críticas también al PP

En el comunicado, la asociación de empresarios del polígono de Alpedrete critica la actitud de todos los partidos políticos con representación en el Consistorio. Así, mientras lamentan que el equipo de Gobierno no aprobase su propio Plan de Urbanismo (“pretendían que se lo aprobase la oposición”), no entienden la postura del Partido Popular. “Les pedimos que Tomás (Carrión) dimitiera por tener intereses y el dijo que no tenía problema en hacerlo, pero Marisol (Casado, la portavoz del grupo municipal popular) no le dejó”.

“No nos parece lógico que estas personas legalmente beneficiadas se presenten como concejales y participen en un Gobierno municipal que tiene que encargarse de elaborar ese Plan, para luego abstenerse de votarlo por motivos éticos.. Eso es lo que pasa con el PP”.

“Nos gustaría pensar que es posible un entendimiento, pero creemos que eso va más allá de las cualidades de nuestros actuales gobernantes”, concluye el comunicado.