El programa Ecoescuelas de Alpedrete cierra el curso con la aprobación de un logotipo propio

Sin-título-81

El curso ha finalizado con la habitual reunión de los participantes de Ecoescuelas en los diferentes centros educativos. Un encuentro en el que se han puesto de manifiesto los logros, las dificultades y los proyectos para el próximo curso, y en el que una de las novedades ha sido la elección del logotipo que a partir de ahora identificará a Ecoescuelas de Alpedrete.

El CEIP Santa Quiteria propuso a los [email protected] la elaboración de un logotipo propio. Se presentaron muchas propuestas que fueron votadas en los centros escolares. La elección final fue la imagen de un lobo, coronado por el escudo municipal. Con este logotipo se harán chapas para que todo el alumnado se identifique y sea partícipe del proyecto de Ecoescuelas. Aunque importante, el contenido del curso 2017/2018 en las Ecoescuelas ha aportado mucho más que el logotipo.

IES

El Instituto de Alpedrete comenzó con un huerto escolar y ha aprovechado los recursos didácticos aportados el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) para sus actividades en el área de tecnología. El agua embotellada ha formado parte de sus averiguaciones: se ha investigado el envase, la calidad del agua y lo que implica a nivel social y ambiental. En cuanto a la difusión de sus acciones han creado un espacio propio en el IES para informar de sus actividades y han utilizado las noticias medioambientales del Ayuntamiento.

CEIP El Peralejo

Uno de sus proyectos ha sido el compostaje desde la línea de trabajo de reducción y reutilización de residuos, asociándolo al huerto escolar. Otro de los elementos claves han sido los residuos. Se ha realizado una auditoría contabilizándose los envases que hay en cada clase y lograr reducirlos implica la obtención de puntos. De cara al futuro se plantea la posibilidad de hacer una llamada a la reflexión sobre lo que medioambientalmente supone el uso de tetrabriks y pajitas, sobre todo después de observar cómo envoltorios de plástico y pajitas vuelan por el patio. En el capítulo de reducción de envases destaca el taller de porta bocadillos, y en el de ahorro y eficiencia energética la continuidad en el proyecto 50/50.

Respecto a la movilidad sostenible ha participado en los días sin coche y al cole andando, así como en las rutas en bici a la Dehesa Municipal. La Guía de la Flora de Alpedrete, editada por el Ayuntamiento, ha sido utilizada como material didáctico. Lo mismo ha sucedido con el Metrominuto.

Entre los planes de futuro se pueden mencionar la edición de vídeos en inglés sobre la generación y prevención de residuos, la inclusión del proyecto Ecoescuela en la Programación General Anual para implicar al colegio en su conjunto, crear caritas de frutas para colgar en los árboles y trabajar “Caperucita camina sola”.

CEIP Los Negrales

Su apuesta ha sido la defensa de la biodiversidad. Y lo ha hecho conociendo los árboles del entorno, construyendo charcas, reduciendo residuos y continuando con las medidas de ahorro y eficiencia de energía y agua iniciadas el curso anterior con el programa 50/50.

También se ha comprometido con la movilidad sostenible participando en los días de andando al cole, el día de la bici y con la caminata al Campillo. Otra de sus experiencias educativas se refiere al conocimiento del tiempo que tardan en degradarse diferentes tipos de residuos.

CEIP Clara Campoamor

Cambio climático y calentamiento global han sido asuntos que han ocupado buena parte del tiempo de su Ecoescuela, que ha colaborado con UNICEF en una campaña llamada “Nuestro Planeta, nuestros derechos”. Además, ha continuado con las prácticas de ahorro y eficiencia energética del programa 50/50, de gestión de residuos y ha iniciado el proyecto de compostaje.

Respecto a la movilidad sostenible ha participado en los días sin coche y al cole andando y en las rutas en bici a la dehesa municipal. La Guía de la Flora de Alpedrete ha formado parte del material didáctico empleado, cada clase tiene una planta mascota, Kalanchoe, a la que han llamado Caranchoa y entre sus proyectos futuros está un depósito de recogida de agua de lluvia.

Otro de los aspectos destacados ha sido el avance en el uso de las nuevas tecnologías en relación con los contenidos de Ecoescuelas. Entre los 23 proyectos realizados, algunos son juegos de ordenador cuya misión es sensibilizar sobre, por ejemplo, los residuos en las playas. También se han usado las nuevas tecnologías para informar y reflexionar sobre diferentes materias.

CEIP Santa Quiteria

El colegio Santa Quiteria ha comenzado su andadura de Ecoescuela. En el centro se reutiliza el papel y se dispone de puntos de reciclaje de envases, pilas, tóner, tapones y material escolar. Se dispone de responsables de cerrar puertas y ventanas, y de apagar las luces. Son su contribución para conseguir ahorro y eficiencia energética, de acuerdo con la experiencia del programa 50/50.

La patrulla ecológica se encarga de vigilar la correcta gestión de los residuos en el patio y en el comedor. Entre los proyectos para el curso próximo se han propuesto realizar una visita al punto limpio y a otros colegios de Alpedrete, la edición de vídeos sobre residuos, la recogida de agua de lluvia para regar, crear una Ecoescuela en infantil, programar un taller de porta bocadillos para reducir el uso de envases

Escuela Infantil El Nogal

Se ha propuesto seguir con el huerto escolar y el proyecto 50/50 de ahorro y eficiencia energética. En su práctica de reutilizar los residuos han creado un punto de reciclado en el que ya se pueden depositar tapones, tóner y pilas. Participan en la semana de la robótica, dando una segunda vida a los envases. Reciclan el agua que sobra de beber para regar o fregar.

El Instituto de Alpedrete, y los CEIP El Peralejo y Clara Campoamor participaron en el XVI encuentro de la Red de Ecoescuelas de la Comunidad de Madrid celebrado en Buitrago de Lozoya los días 26 y 27 de abril.