Gizaw Bekele, ganador de las dos últimas ediciones de la Tragamillas de Collado Villalba, detenido en una operación contra el dopaje

El etíope Gizaw Bekele, vencedor de la carrera Liberty de Madrid hace apenas dos semanas y en abril del medio maratón de la capital, ha sido detenido por tráfico de sustancias dopantes en una operación desarrollada por la Policía Nacional en la que también están implicados otros cuatro atletas y un supuesto seleccionador de Holanda y Túnez, Rachid Najid.

Bekele, del Trespack Team, es un habitual de las carreras populares, con numerosos triunfos en su haber, entre ellos también la última edición de la Media Maratón de Collado Villalba, la popular “Tragamillas”, celebrada el primer domingo de marzo, donde se impuso con un tiempo de 1:08:02 tras inscribirse a última hora. También ganó en 2017, entonces con 1:06:41, a un ritmo de 3:10 el kilómetro, estableciendo el actual récord de la prueba y destronando al que hasta entonces había sido dominador de la carrera, el marroquí Youness Ait-Hadi. La marca establecida le valió un premio extra de 500 euros, cantidad que se suma a los 300 con que está dotado el primer puesto en esta Media Maratón, que este año cumplió su décimo segunda edición, con casi 1.000 participantes.

bekele02

En una operación bautizada como “Relevo” y continuación de la operación “Chamberí” que llevó a la detención del campeón de Europa Ilias Fifa, los agentes de la Brigada central de delincuencia especializada y de la Sección encargada de luchar contra el dopaje han desarticulado esta organización formada por ciudadanos marroquíes asentados en Calatayud (Zaragoza) y etíopes ubicados en Madrid.

Junto a ellos, según han detallado fuentes policiales, también han sido detenidos otros cuatro atletas: el marroquí nacionalizado español Said Aitadi, que fue campeón de España; Malika Asahssah, mujer de Najid y que actualmente cumple sanción de cuatro años por dopaje; Fatima Ayachi, considerada una promesa del atletismo, y Abebe Mulugeta, que hacía las veces de correo de las sustancias dopantes.

En la denominada Operación Relevo, los agentes de la Brigada Central de Delincuencia Especializada de la Policía Nacional han intervenido medicamentos para mejorar el rendimiento deportivo como hormonas del crecimiento, testosterona, vitaminas inyectables o material para autotransfusiones de sangre.

La red utilizaba la localidad zaragozana de Calatayud como punto de distribución y venta de los productos dopantes, llegando a desplazarse deportistas desde Madrid y Valencia con el único objetivo de obtener los medicamentos ilegales. Para su abastecimiento, la organización aprovechaba los viajes de diferentes deportistas a Marruecos, Francia e Italia para utilizarles como “correos” y transportar el material oculto en sus equipajes.