El Rey preside en San Lorenzo de El Escorial el Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo

El Rey Felipe VI ha presidido este martes en San Lorenzo de El Escorial el Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, que se celebra cada dos años en el Monasterio. Al acto han asistido 150 vecinos que previamente habían recogido la invitación en el Ayuntamiento, además de numerosas personas que se congregaron en la parte exterior de la Lonja, a lo largo del Paseo Juan de Borbón.

Esta Orden fue instituida en 1814 por Fernando VII, a propuesta del Consejo de Guerra y Marina, para reconocer la constancia en el servicio militar a los oficiales del Ejército y se decretó la celebración anual del Capítulo de la Orden, que en la actualidad tiene carácter bienal. Se elige como lugar de reunión el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial por su vinculación con San Hermenegildo, que guarda la principal reliquia del Santo, y ser Panteón Real de todos los Reyes y Soberanos de la Orden.

her02

A su llegada a la Lonja del Monasterio, el Rey fue recibido por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido García; por la ministra de Defensa, Margarita Robles Fernández; el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de Ejército Fernando Alejandre Martínez; el gran canciller de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, almirante general Manuel Rebollo García, y por el coronel jefe de la Guardia Real, Eduardo Diz Monje.

A continuación, tras recibir honores y pasar revista a la Agrupación de la Guardia Real, Felipe VI recibió el saludo del resto de autoridades civiles asistentes, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido García; la alcaldesa de San Lorenzo de El Escorial, Blanca Juárez Lorca, y el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñan y de la Serna, así como de las autoridades de Defensa, el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares Ramírez; el secretario de Estado Director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán; el subsecretario de Defensa, Arturo Romaní Sáncho; el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de ejército Francisco Javier Varela Salas; el jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante general Teodoro Esteban López Calderón; el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general del Aire Javier Salto Martínez-Avial, y el secretario general de Política de Defensa, almirante Juan Francisco Martínez Núñez.

El Rey se trasladó luego a la Tribuna Real y tras la imposición de condecoraciones correspondientes a ascensos y nuevos ingresos de Caballeros en la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, tuvo lugar el acto de homenaje a los que dieron su vida por España, que incluyó el desplazamiento del Estandarte de la Orden, el de los Caballeros Alumnos de las Academias Militares y el de los Guiones, Banderines y portacoronas. Este homenaje incluyó un toque de oración, una salva de fusilería, una pasada de la Patrulla Águila y un desfile ante la Tribuna Real de la Guardia Real.

Finalizado el acto de homenaje a los que dieron su vida por España, se formó el cortejo procesional que atravesó el Patio de Reyes y se dirigió a la Basílica, donde el arzobispo castrense de España presidió la Santa Misa, previa a la celebración del Capítulo de la Orden.