La alcaldesa de Villalba denuncia que el edil no adscrito chantajeó a un miembro del Gobierno “al considerar que no había sido beneficiado” en una adjudicación

La alcaldesa, Mariola Vargas, ha denunciado públicamente tras la aprobación de los presupuestos que el concejal no adscrito, Alberto Sánchez, (que ha votado a favor) chantajeó a un miembro del equipo de Gobierno con votar en contra de las cuentas "al considerar que no había sido beneficiado" en una adjudicación. "Alberto Sánchez dio a entender a mi teniente de alcalde (Carlos Sanz) que quería que le beneficiara en un negocio privado a cambio de un voto favorable. Al no haberse visto beneficiado en algo que consideraba que él o un socio debería haber sido adjudicatario, amenazó con ejercer el voto que él considerase oportuno". En esa conversación, según la alcaldesa, Sánchez especificó a que negocio se refería, si bien Vargas no ha querido dar detalles.

quinto pleno presupuestos 2

La alcaldesa, Mariola Vargas, ha denunciado públicamente tras la aprobación de los presupuestos que el concejal no adscrito, Alberto Sánchez, (que ha votado a favor) chantajeó a un miembro del equipo de Gobierno con votar en contra de las cuentas “al considerar que no había sido beneficiado” en una adjudicación. “Alberto Sánchez dio a entender a mi teniente de alcalde (Carlos Sanz) que quería que le beneficiara en un negocio privado a cambio de un voto favorable. Al no haberse visto beneficiado en algo que consideraba que él o un socio debería haber sido adjudicatario, amenazó con ejercer el voto que él considerase oportuno”. En esa conversación, según la alcaldesa, Sánchez especificó a que negocio se refería, si bien Vargas no ha querido dar detalles.

quinto pleno presupuestos 7“A mí no me ha chantajeado directamente, pero sí lo ha hecho a través de uno de mis tenientes de alcalde en ese momento puntual. Le dijo que tenía el voto-llave y que dada una serie de cosas que él consideraba que no le había favorecido en cuanto a negocios particulares en los que podía estar asociado podría ejercer su derecho al veto en puntos tan importantes como la incorporación del remanente o el voto en contra de los presupuestos. Nunca antes había chantajeado con nada, ni se le ha pedido que vote a favor o en contra, siempre ha sido libre desde que es concejal no adscrito de votar lo que le parezca oportuno”, indicó la regidora.

Alberto Sánchez iba en la candidatura del Partido Popular en el puesto número tres y abandonó sus filas para ser concejal no adscrito tras conocerse que estaba imputado en la trama Púnica, junto con el anterior alcalde, Agustín Juárez. Preguntada sobre si se arrepentía de haber incluido a Sánchez en su lista, Vargas ha respondido que “la vida da muchas vueltas; no es que me arrepienta, pero lamento muchísimo que en nuestro partido haya gente imputada por casos que no me gustan, aunque respeto escrupulosamente la presunción de inocencia y hasta que los jueces no se pronuncien, para mí este señor es inocente. Venía en mi equipo y su trabajo como concejal de Obras lo hacía bien a mi juicio, por eso repitió en las listas, vamos a ver qué le depara el futuro”, dice la alcaldesa, que “no tiene pensamiento” de denunciar a Alberto Sánchez ante la Guardia Civil por estos hechos que ella misma hizo públicos.

“Yo no hablo con chantajistas”

quinto pleno presupuestos 5“En una Comisión, la alcaldesa dijo que no habla con chantajistas. Llevo tres años viniendo y votando a favor, levanto la mano sin preguntar. He votado que sí a todo lo que han traído, no he votado que no a nada, ¿cuál es el chantaje que le estoy haciendo? ¿Qué chantaje hay para que votara a favor de las inversiones de 9 millones de euros? Que lo diga en este salón de plenos”, la espetó Alberto Sánchez, quien comenzó su intervención en el Pleno, “tras unos días convulsos y confusos”, diciendo que la Mariola Vargas “había alimentado una serie de cuestiones de manera privada, pero no pública. Creo que es fruto de los nervios”, dijo, achacando a la división interna del grupo del Partido Popular el hecho de sacar a la luz que en una Junta de Gobierno la primera teniente de alcalde, María del Mar Gil, había votado en contra del resto de sus compañeros.

Por su parte, la alcaldesa, Mariola Vargas, no ha hecho ningún comentario sobre estas declaraciones en la sesión plenaria. “Yo tengo una máxima que es ‘No hay que hacer aprecio a lo que no se debe’, pero es verdad, yo no hablo con chantajistas”. En una Junta de Gobierno, continua la regidora, “se llevan propuestas de las áreas, muchas técnicas, en las que como no somos una secta podemos estar de acuerdo o no. Pasa habitualmente, no todos estamos siempre de acuerdo al cien por cien. No hay disciplina de voto salvo en los presupuestos. No significa que el equipo esté dividido”.

Enfrentamiento con Henche

“Yo nunca he hablado con usted sobre lo que tenía que votar, nunca la he hecho chantaje, ni a usted, ni a nadie. Voto en conciencia como siempre he hecho”, concluyó Alberto Sánchez tras dirigir unas palabras al portavoz de Ciudadanos, Julio Henche: “No porque me amenace el señor Henche, ya le dije por donde me paso yo sus amenazas. Un abogado que no respeta la presunción de inocencia… ya le vale”.

“Cuando pasea por las casetas de las ferias o habla con los de FCC, yo no me fío de usted. La mujer del César no solo deber ser honrada, sino parecerlo. Los imputados no deben estar en la política”, dijo Henche, a lo que Sánchez le contestó con un “no tiene vergüenza de decir eso aquí”.

quinto pleno presupuestos 4

“El concejal no adscrito tiene una situación muy delicada y no debe abusar y menos hacer reproches o darnos lecciones de ética a nadie. Para Ciudadanos no debe estar sentado aquí, debería haber sido digno y en conciencia haber renunciado a su acta. Entiendo su animadversión porque somos responsables de que no esté en el equipo de Gobierno. Yo le he querido dejar claro que nadie va a estar sometido o doblegado a la voluntad o al beneficio de alguien en concreto y que vamos a defender el interés general y público. Es una persona con la que no me siento cómodo viéndolo merodear en actividades que hay en el municipio”, ha sentenciado Henche. “La presunción de inocencia está muy bien para ir con este señor para montar en bicicleta o jugar al fútbo,l pero para dedicarse a la política y administrar dinero público, pues la presunción de inocencia no es suficiente cuando uno está imputado o investigado por unos hechos tan graves en este Ayuntamiento y relacionados con él”. A lo que la alcaldesa ha respondido que “si nos ponemos a hacer caso de los rumores…”.

“Si alguien tomando unas cañas dice unas cosas que no debe decir, el Ayuntamiento no debe doblegarse. Yo hubiera hecho lo mismo que la alcaldesa, hubiese advertido cualquier comentario y si se hubiese malinterpretado, tenía hoy la oportunidad de explicarlo y no lo ha hecho, solo se ha metido con Ciudadanos”, ha apuntado el portavoz de la formación, quien cree que la decisión de denunciar los hechos “es de la alcaldesa, pero yo lo haría; es la Guardia Civil la que tiene que investigar los hechos”. “Este señor está en política no sabemos muy bien por qué y para qué”, añadió.

“Son palabras muy duras las que ha dicho este concejal y una situación muy grave que la alcaldesa no ha querido aclarar”, ha manifestado la portavoz del PSOE, Beatriz Martín. “Hay un acta en la que le llama chantajista y se deben explicaciones de por qué ese insulto. En el receso del Pleno anterior y delante del secretario, la alcaldesa nos dijo que el concejal no adscrito les estaba extorsionando y que por eso había aplazado el punto para otro Pleno. Es algo suficientemente grave como para que acudiera a la Guardia Civil y si no tenía pruebas de ello era una acusación muy grave”. “Es algo que tendrán que resolver entre ellos, lo que no puede afectar es a los vecinos. Si hay una extorsión de un cargo público a otro debería estar en la Guardia Civil, algo está pasando en este Ayuntamiento”.