El alcalde de Alpedrete estudiará “la retirada de competencias” de Marta Díaz y el secretario general del PSOE-M dice que “en breves días dejará de existir ese problema”

IMG_20180601_110943

El alcalde de Alpedrete, Carlos García Gelabert, estudiará “la retirada de competencias” de Marta Díaz, la edil del PSOE que en el pleno del 18 de mayo, junto con su compañera Ainhoa Lapido (el otro concejal socialista, Juan Aragoneses, se abstuvo), votaron a favor de la propuesta del Partido Popular de reducir los tipos de gravamen de la ordenanza del IBI para el ejercicio 2019, lo que en la práctica supondría una rebaja en el recibo de la contribución, una reducción en los ingresos municipales “y volver a manejar unos presupuestos de hace 12 años”. “No queremos romper con el PSOE, sino tomar decisiones sobre las personas. Si advertimos una pérdida de confianza, tomaremos una decisión. El equipo va a seguir conexionado  y funcionando”, zanjó el alcalde.

“La división entorno al voto crea una situación que hay que estudiar” dijo sobre Díaz, quien no acudió a la sesión ordinaria de mayo “por problemas de salud” donde se revocó la propuesta de los populares: el equipo de Gobierno presentó por urgencia el restablecimiento del IBI y esta vez Lapido se unió a sus compañeros de equipo.

Por su parte, el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, ha dicho que los problemas en Alpedrete se van a resolver “en breves días” y se hará “con calma y con diálogo”.  “En breves días dejará de existir ese problema. Se resolverá todo, no quepa la menor duda de ello”.

La sesión plenaria sirvió además para aprobar el nuevo Plan económico y financiero del Ayuntamiento.

 

Bajada de impuestos electoralista

“Era una bajada de impuestos descabellada y electoralista”, ha definido el regidor; “esto hipotecaba el futuro de Alpedrete”. “Condenaba a los vecinos a tener el presupuesto más bajo de los últimos 12 años que no cubría ni los gastos estructurales (suministros: agua, electricidad…) ni tampoco servicios sociales, fiestas o medio ambiente”, argumentó la edil de Hacienda, Itziar González Tanago. “Incluso ellos (por los concejales del PP) reconocieron que estaban sorprendidos porque no se esperaban que saliese su propuesta, no querían que saliese, es una actitud irresponsable”.

González Tanago lamentó el “juego de trileros” que hace el PP: “dicen que tenían menos impuestos y que el tipo impositivo era más bajo, pero el valor catastral era más alto y del 2009 a 2015 se dobló el IBI; desde 2016 se ha congelado. Además, el municipio tiene 5.000 habitantes más que hace 12 años”.

Según la responsable de Hacienda, “los informes de Intervención tienen palabras contundentes al respecto y dicen que es absolutamente desaconsejaba una bajada de tipos”.

Para la primera teniente de alcalde y concejala de UNPA, Ana Isabel Balandín, “Lo importante para los vecinos era reconducir la situación, si no, el presupuesto no llegaría a los 8 millones de euros (cuando las cuentas para este ejercicio ascienden a algo más de 10 millones de euros) y hay casi 15.000 habitantes. Se puede hacer si destinásemos 4.000 euros a Juventud, como hacían ellos en 2014, pero ahora dedicamos 130.000 euros para los cerca de 2.500 jóvenes que hay en Alpedrete”.

“La intención del PP era dinamitar las cuentas del Ayuntamiento; no entiendo la intención de las dos compañeras de votar a favor y me alegro de que hayan recapacitado. Esperemos que sigan votando con el equipo de Gobierno”, concluyó Balandín.