Moralzarzal instala nuevos contenedores de reciclaje de aceite y ropa usada

El Ayuntamiento de Moralzarzal ha distribuido siete nuevos contenedores de reciclaje de aceite doméstico por las calles del municipio, que se suman a los tres ya existentes y al del punto limpio municipal. Para ello, se ha firmado un contrato de dos años con posibilidad de prórroga por dos más con la empresa East-West Productos Textiles SL, que gestiona también los contenedores de recogida de ropa usada. Los contenedores se encuentran en la entrada del polideportivo municipal, en la calle Arroyo Grande (junto al Colegio Leonardo Da Vinci), en calle Valleja y en la calle Colmenarejo, entre otras.

9ac5b974-a2e0-4117-9638-67dda84b8297

El Ayuntamiento de Moralzarzal ha distribuido siete nuevos contenedores de reciclaje de aceite doméstico por las calles del municipio, que se suman a los tres ya existentes y al del punto limpio municipal.

Para ello, se ha firmado un contrato de dos años con posibilidad de prórroga por dos más con la empresa East-West Productos Textiles SL, que gestiona también los contenedores de recogida de ropa usada. Los contenedores se encuentran en la entrada del polideportivo municipal, en la calle Arroyo Grande (junto al Colegio Leonardo Da Vinci), en calle Valleja y en la calle Colmenarejo, entre otras.

El canon anual por el servicio es de 6.300 euros, que incluye la recogida mensual del aceite depositado por los vecinos, así como el arreglo y reposición de los contendores.

Los aceites que se pueden reciclar son los sobrantes de cocinar o freír, los aceites de las conservas, las grasas como la manteca de cerdo o mantequilla, y las que estén estropeadas o caducadas. No se puede depositar en los contendores aceite de motor, grasas industriales o aceites con base de petróleo.

Verter el aceite por el fregadero es un atentado medioambiental ya que un solo litro puede contaminar hasta mil litros de agua. Además, suele adherirse a las tuberías creando obstrucciones.

Con esta iniciativa, Moralzarzal continúa con su compromiso de defensa del medio ambiente, a través de diferentes actuaciones como la sustitución de la iluminación de las calles por tecnología LED, la recuperación de la Dehesa Vieja y el control de la plaga de procesionaria en la ladera de Matarrubia, entre otras iniciativas.