Madrid sí tiene playa (y además con bandera azul)

La playa de Virgen de la Nueva, en el pantano de San Juan, situada en el municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias, se ha convertido en la primera con bandera azul que logra la Comunidad de Madrid. Tras conocer la noticia, anunciada por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) -la sección española de la Federación Europea de Educación Ambiental-, la alcaldesa del municipio, María Luz Lastras, ha expresado su satisfacción por el hecho de que el pantano de San Juan haya obtenido esta distinción.

La playa de Virgen de la Nueva, en el pantano de San Juan, situada en el municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias, se ha convertido en la primera con bandera azul que logra la Comunidad de Madrid.

Tras conocer la noticia, anunciada por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) -la sección española de la Federación Europea de Educación Ambiental-, la alcaldesa del municipio, María Luz Lastras, ha expresado su satisfacción por el hecho de que el pantano de San Juan haya obtenido esta distinción.

“En Madrid sí hay playa, siempre ha existido. Estamos muy contentos, puedo decir que emocionados”, ha dicho la regidora socialista, para contradecir el estribillo de la canción del grupo The Refrescos Aquí no hay playa.

descubrepsanjuan

La alcaldesa, que ha pedido a la Comunidad de Madrid “un autobús lanzadera para no masificar la zona”, ha recordado que los trámites para obtener la bandera se iniciaron hace un año y que visitaron la playa de Orellana en Badajoz para escuchar consejos sobre cómo realizar los trabajos para obtener la distinción. Después de este encuentro, hicieron su propio proyecto, enfocado en unas mejoras de accesibilidad, mejoras de prestación de servicios como baños públicos o socorristas y se presentaron como candidatos. Ahora tienen un mes para poner en marcha este proyecto.

En los fines de semana con mayor afluencia se alcanzan los 3.000 visitantes en la zona, que está a unos 50 minutos de Madrid capital, y la distinción atraerá esta temporada a un mayor número de visitantes.

Considerada la playa de Madrid, cuenta la página de turismo de la Comunidad de Madrid, este pantano fue construido en 1955 para abastecer de agua y electricidad el suroeste de la región. Sin embargo, “en verano sus playas de agua dulce ayudan a combatir el sofocante calor de la capital”, añade.

Las zonas más visitadas son el Cerro de San Esteban (orilla derecha del pantano) y la lancha de San Yelmo (orilla izquierda), mientras que las mejores zonas para el recreo son la “Virgen de la Nueva”, y “El Muro” que cuentan con chiringuitos y empresas de alquiler de embarcaciones.

Sus aguas esconden dos importantes edificios históricos que forman parte del legado cultural de San Martín de Valdeiglesias: un puente medieval de ocho ojos que unía los dos márgenes del río y las ruinas de la originaria ermita de la Virgen de la Nueva, que quedaron anegadas por las aguas cuando se construyó el embalse. Pese a esto, la tradición de peregrinar hasta la ermita de la patrona cada lunes de Pascua, no se ha perdido ya que los fieles construyeron un nuevo edificio muy cerca del emplazamiento original, esta romería es conocida como “los ranchos”.