La alcaldesa de Colmenarejo da marcha atrás y anuncia que este año tampoco habrá festejos taurinos en las fiestas patronales

Nieves Roses señala que "existía la percepción" de que algún partido de la oposición, en referencia al PSOE, "estaba interesado en recuperar la celebración de festejos taurinos en el municipio". Lejos de refrendar esa percepción, el PSOE responde alineándose con los partidos antitaurinos de Colmenarejo, manifestándose claramente en contra de la celebración de estos festejos sufragados con dinero público, llegando incluso a fundamentar en ello la posible presentación de una moción de censura. Constatando que no existe el apoyo suficiente para celebrar estos festejos, y la profunda disensión que se origina al respecto en el momento actual, se valora la conveniencia, pese a todo lo expuesto, de no hacer toros este año", señala el comunicado hecho público por el Ayuntamiento.

Finalmente, este año -como los dos anteriores- no habrá festejos taurinos en Colmenarejo, después de que el equipo de Gobierno haya dado marcha atrás a la intención mostrada por la alcaldesa, Nieves Roses, en el pleno celebrado el pasado jueves 19 de abril. Ahora, “vistos los acontecimientos”, la regidora ha decidido “reconsiderar su postura”, explicando los motivos en los siguientes términos:

Nieves-Roses-655x368

“En las reuniones mantenidas por la Asociación Cultural Colmenarejo con  los partidos políticos, todos ellos manifestaron que la decisión de organizar o no festejos taurinos correspondía en última instancia a la Alcaldía, toda vez que la encuesta popular que se celebró en mayo de 2016 no era vinculante. Existía la percepción de que algún partido político (el PSOE), además de los del equipo de Gobierno, colectivos de vecinos y asociaciones del municipio, estaban interesados en recuperar la celebración de festejos taurinos en el municipio. Lejos de refrendar esa percepción, el PSOE responde alineándose con los partidos antitaurinos de Colmenarejo, manifestándose claramente en contra de la celebración de estos festejos sufragados con dinero público, llegando incluso a fundamentar en ello la posible presentación de una moción de censura. Constatando que no existe el apoyo suficiente para celebrar estos festejos, y la profunda disensión que se origina al respecto en el momento actual, se valora la conveniencia, pese a todo lo expuesto, de no hacer toros este año”, señala el comunicado.

De esta manera, las fiestas de Santiago Apóstol, que se celebran en Colmenarejo a finales de junio, tampoco contarán este año con festejos taurinos, aunque inicialmente se había planteado la posibilidad de organizar un festival, un tentadero y una suelta de vaquillas, con un coste aproximado de 20.000 euros.

“En 2016 y 2017 respeté esa encuesta. No me he comprometido con nadie a hacerlo durante los cuatro años de mandato y la he respetado durante el tiempo que creo; no era vinculante”, señaló la regidora hace unos días en declaraciones a Aquí en la Sierra. “Pero en 2017 se montó una asociación taurina con gente de diferentes partidos políticos y quieren que se vuelva a restablacer la tradición; no creo que haya ningún problema por volver a ella, no hay que dramatizar el tema y asumiré las consecuencias que esto pueda traer. No hay tiempo de hacer otra encuesta, la ley de contratos ha cambiado. Yo gobierno para todos y respeto a los que no les gustan los toros”, concluyó Roses, cuya intención inicial fue cuestionada esta semana por Colmenarejo Puede, acusando a la alcaldesa de “dar una cornada a la democracia” y “pisotear el resultado del referéndum”.

La consulta popular

“¿Quiere usted eliminar en Colmenarejo la financiación de los festejos taurinos con dinero público?”. Esa era lapregunta que, tras prosperar una moción de los grupos de la oposición, se llevó a consulta popular en mayo de 2016. “Yo, en esa comisión, ya mostré mi disconformidad con hacerla, pero ellos tenían más votos y se hizo”, recuerda la regidora colmenarejana. La participación fue de 1.180 personas, lo que supone el 22 por ciento del censo electoral (5.800 personas), de las que 646 se mostraron a favor y 528 en contra. En aquel momento, Roses ya relativizó la importancia de esta consulta. “Si analizamos el resultado, un 12% ha estado a favor de eliminar la subvención pública a los toros y un 10% en contra, y hay que tener en cuenta que el 78% del censo no ha votado”, dijo hace ahora dos años.