David Muñoz, entrenador del Atlético Villalba: “Estamos jugando bien, pero necesitamos ganar un partido cuanto antes”

A seis jornadas del final no cabe más emoción en el Grupo 1 de Primera Regional, donde nunca nada es lo que parece. Lo que a priori se anunciaba como un duelo cerrado entre La Moraleja y el Atlético Villalba por el título de Liga, a la vista de las plantillas y la fiabilidad de los entrenadores, Antonio Narro y David Muñoz, se ha quedado en una batalla de seis equipos metidos en ocho puntos a la que se han sumado dos equipos serranos: el Cerceda y el Hoyo de Manzanares. La ventaja es para el líder La Moraleja, que suma 55 puntos y mete respectivamente tres y cuatro puntos al Escuela Barrio del Pilar y al Atlético Villalba. Pero si se miran las cinco últimas jornadas, ninguno de los tres ha ganado más de dos partidos; y en el caso de los villalbinos no hay victorias en ese tramo. El Atlético no gana desde el 11 de marzo, cuando se impuso en el Alberto Ruiz al Colmenar B.

Desde entonces, ha cedido dos derrotas caseras ante Rayo Ciudad de Alcobendas y Calasanz de Pozuelo y otra más en el feudo del Fundación, con dos empates en sus visitas al Galapagar B y al líder. Sin duda, la peor secuencia de la temporada, y quizá en el peor momento. 

atv

David Muñoz cree que el equipo “está bien colocado. Estamos jugando bien, creando ocasiones. Pero otra cosa es la racha. Sigo diciendo que no es un bajón de juego, pero necesitamos ganar un partido cuanto antes”. El entrenador atlético focaliza el problema más en el balance defensivo que en el ofensivo: “Arriba estamos haciendo goles, pero atrás hemos empezado a encajar alguno de más. Hemos pasado de tirarnos siete partidos con la portería a cero a tener otros siete en los que nos hacen goles”. La excepción vino en el último partido, con el 0-0 en el duelo directo de La Moraleja, un partido que el Atlético Villalba encaró con mucha presión de sus perseguidores y del que salió anímicamente fortalecido. “Planteamos el partido para ganar, sabiendo que ellos son un equipo de calidad, pero que físicamente no anda bien. Tuvimos ocasiones muy claras, con Jota, Fran Dorado, Álvaro. Aunque La Moraleja también tuvo una muy clara que sacó Maypu, creo que pudimos ganar”, lamenta el técnico tricolor.         

Gran derbi Atlético Villalba – Cerceda

El empate del Atlético Villalba mantiene la puerta abierta a tres perseguidores: el Calasanz de Pozuelo está a dos puntos, y Cerceda y Hoyo de Manzanares, a cuatro. Los hoyenses incluso perdieron la oportunidad de colocarse a sólo un punto tras su derrota en Colmenar ante el Siete Picos (2-1), que llegó con un gol local en el último minuto, y después de que el cuadro de Pepón López Cortijo malograse un sinfín de ocasiones. Con 47 puntos, buenas sensaciones de juego y el último refuerzo del goleador Javi Gómez, la entidad verde sueña con el salto a Preferente en la temporada de su 60 Aniversario, cuando en la primera vuelta andaba perdido por la zona media-baja de la clasificación. Es un caso muy parecido al del Cerceda, que en esta fase de la Liga anda lanzado, tras lograr cuatro victorias consecutivas, y aspira a otra vuelta de tuerca en el derbi de Collado Villalba. David Muñoz dice que “el Cerceda no me sorprende, porque tiene un buen equipo. Y cuando tienes dos delanteros que marcan 40 goles, puedes hacer cualquier cosa”. El técnico del Atlético Villalba se refiere a Paletas y a Kiko, cuyo retorno a Puente Madrid está siendo explosivo: el primero suma 21 tantos, a uno del pichichi, Ismael (Adarve B); y el segundo suma a sus 16 goles una movilidad que está siendo muy desequilibrante. Con eso, y con la llegada del guardameta Javi Núñez, el Cerceda se ha convertido en un candidato muy a tener en cuenta. 

DavidMuñoz
David Muñoz, entrenador del Atlético Villalba

Desde ese punto de vista, el derbi de este domingo –Ciudad Deportiva, 11:45 horas- será toda una prueba para el Atlético Villalba, que estos días lamenta la baja por lesión de su principal referente defensivo, Javier Linares. El central se rompió el tabique nasal y el hueso malar en el partido de hace dos jornadas ante el Calasanz de Pozuelo, tras recibir en pleno rostro una patada de su compañero Sergio, en un intento de despeje al que ambos llegaron a la vez. Linares tendrá que pasar por el quirófano, en una operación compleja que, en principio, está prevista para hoy jueves, y será baja para lo que resta de temporada. Un contratiempo grave que en el Atlético Villalba se suma a las bajas definitivas de hombres como Alí, que regresó al Galapagar, Almodóvar, fichado por el CUC Villalba, o la del joven goleador, Tarek, que trasladó su residencia a Tenerife por motivos personales. La llegada desde el Madrid Oeste de Boadilla de Borja Arranz vino a paliar una situación que, no obstante, David Muñoz no considera especialmente grave, “porque me gusta tener plantillas amplias; ahora mismo dispongo de 22 jugadores”. 

Mientras el entrenador atlético habla de “final” para referirse al derbi, el presidente del Cerceda, Pepe Olmos, rechaza toda presión por el ascenso: “Somos un equipo modesto, ya sabéis nuestra filosofía: todos los jugadores son de El Boalo, Cerceda o Mataelpino, alguno de Becerril. Sólo queremos disfrutar y lo estamos haciendo”. Por eso mismo, Olmos no ve paralelismos con aquel Cerceda que alcanzó la Preferente en los años 90 de la mano de Daniel Labernia: “Entonces era otra cosa, porque había dinero”, recuerda. En el horizonte aparece un calendario final bastante complicado, puesto que el Cerceda, tras pasar por Villalba, tendrá que recibir a un Galapagar B en apuros, visitar en duelo directo al Calasanz de Pozuelo, y afrontar al líder La Moraleja en Puente Madrid. En ese sentido, la recta final del Atlético Villalba es más llevadera, una vez que salga del derbi de este domingo. No tendrá más duelos directos, aunque David Muñoz dice ver “dificultad en todo”.

Apuros para el Galapagar B

En el otro polo está el Galapagar B, metido en los apuros de la lucha por la permanencia. El filial que dirige Sergio Vázquez cayó por 3-1 ante el Calasanz de Pozuelo el domingo pasado y sólo maneja un punto de ventaja sobre el descenso, que marca el Colmenar B. En ese contexto, el partido de este domingo en El Chopo frente al líder La Moraleja -12:30 horas- es toda una final para los jóvenes arlequinados, inmersos en una pelea de hasta seis equipos metidos en cinco puntos, que luchan por evitar dos plazas de descenso: Villanueva del Pardillo B (33); Recuerdo y Fundación (31); Galapagar B (30); Colmenar B (29); y Academia Alcobendas-Gandarío (28). Las otras dos posiciones de descenso son para el Pozuelo B y el Colegio El Prado, que suman 24 puntos y todavía tienen cierto margen de reacción, tras ganar sus últimos partidos. El calendario del Galapagar B no es especialmente halagüeño: tras el líder, le espera la visita al Cerceda y cerrar la Liga con dos duelos directos ante Villanueva del Pardillo B (27 de mayo en El Chopo) y Academia Alcobendas (3 de junio, fuera de casa).

Jaime Fresno