El atasco del Atlético Villalba abre la puerta al sueño por el el ascenso del Hoyo de Manzanares y el Cerceda

El Atlético Villalba cedió su quinta derrota casera ante el Calasanz de Pozuelo (1-2) y confirmó su crisis del último mes, en el que acumula cuatro jornadas sin ganar y sólo ha obtenido un punto. El inopinado atasco ha hecho que los de David Muñoz pierdan todo el margen de seguridad que tenían en la segunda posición, a la que ahora aspiran al menos cuatro equipos que se mueven en una horquilla de seis puntos. Dos de ellos son el Hoyo de Manzanares y el Cerceda, situados respectivamente a tres y seis puntos, tras ganar sus partidos en una 27ª jornada que también vio caer al líder La Moraleja, por 3-1 en el feudo del Rayo Ciudad de Alcobendas. En el horizonte inmediato está la visita del Atlético Villalba a La Moraleja, en un partido programado para este domingo en el peculiar horario de las 7 y media de la tarde.

El Atlético Villalba cedió su quinta derrota casera ante el Calasanz de Pozuelo (1-2) y confirmó su crisis del último mes, en el que acumula cuatro jornadas sin ganar y sólo ha obtenido un punto. El inopinado atasco ha hecho que los de David Muñoz pierdan todo el margen de seguridad que tenían en la segunda posición, a la que ahora aspiran al menos cuatro equipos que se mueven en una horquilla de seis puntos. Dos de ellos son el Hoyo de Manzanares y el Cerceda, situados respectivamente a tres y seis puntos, tras ganar sus partidos en una 27ª jornada que también vio caer al líder La Moraleja, por 3-1 en el feudo del Rayo Ciudad de Alcobendas. En el horizonte inmediato está la visita del Atlético Villalba a La Moraleja, en un partido programado para este domingo en el peculiar horario de las 7 y media de la tarde.

atv01
El Atlético Villalba, en la segunda Feria del Deporte, celebrada el pasado fin de semana

Gol en frío

La derrota del Atlético empezó a fraguarse en el primer minuto, cuando Andrés Anda colocó el 0-1 del Calasanz. Los contratiempos continuaron en la primera parte, con el cambio obligado de Linares, uno de los pilares defensivos, y siguieron con los problemas para definir arriba ante un Calasanz bien plantado atrás, que demostró el porqué aún aspira a la pelea por la parte alta de la tabla. Las entradas sucesivas al campo de Jota, Borja y Braiden para revertir la situación no bastaron para al menos empatar, y de nuevo Andrés Anda anotó el 0-2 que sentenciaba virtualmente el partido a diez minutos de la conclusión. Un gol en propia puerta sobre la hora dejó el marcador en el 1-2 final, que obliga al Atlético Villalba a una reacción inmediata para no perder su sitio de privilegio.

A esa segunda plaza sigue aspirando el Escuela Barrio del Pilar, cuya victoria por 1-0 ante el Villanueva del Pardillo B, con un solitario gol de Alfaro, lo ha metido a sólo un punto de los villalbinos. Inmediatamente detrás, a tres puntos, viene el Hoyo de Manzanares, ganador por 2-1 ante el Recuerdo, en un partido en el que los tres goles se marcaron en la primera parte: el guardameta Adrián Córdoba adelantó a los verdes con un extraordinario saque, cuyo bote superó al portero visitante, pero el Recuerdo empató poco después, en una vistosa fase de toma y daca que desembocó en el gol de Insua, a la postre definitivo. Pese a las numerosas ocasiones en una y otra área, el marcador ya no se movió en la segunda parte. La racha del Hoyo se eleva a 28 puntos sumados sobre los últimos 33, la mejor de la Liga en ese tramo. Con ella se presentará el próximo domingo en el Juan Antonio Samaranch de Colmenar, donde le espera el complicado Siete Picos.

A rebufo del Hoyo sigue progresando el Cerceda, que ganó en el Alberto Ruiz al Colmenar B por 1-2, gracias a dos goles en la segunda parte de Tomás y de Paletas- El 10 cercedano ya suma 20 goles y se sitúa a dos del máximo realizador de la Liga, Ismael, del Adarve B. Los de David García están a seis puntos del Atlético Villalba, al que visitarán dentro de dos semanas. Antes, tendrán que afrontar este domingo en Puente Madrid al Rayo Ciudad de Alcobendas, un rival directo en la pelea por engancharse a la parte alta.

Al que no le fueron bien las cosas fue al Galapagar B, que perdió 5-1 en su visita al Fundación en un partido torcido de los de Sergio Vázquez. El equipo se fue perdiendo 2-0 al descanso, y en la segunda parte fue capaz de recortar distancias con un penalti transformado por Andrés Greciano, cuando ya jugaba con diez por la doble amarilla a Carlos. La inferioridad pasó factura y el Fundación acabó goleando a la contra, para dejar al filial arlequinado al borde de la zona roja, con sólo dos puntos de colchón sobre la primera plaza de descenso del Academia Gandarío. El Galapagar B afrontará ahora una difícil defensa de su posición, primero en el campo del Calasanz, después recibiendo en El Chopo al líder La Moraleja, y a continuación pasando por Cerceda.

Jaime Fresno