El Galapagar sigue soñando con la Tercera División a costa de un CUC Villalba con más fútbol y menos energía (1-0)

galapagar villalba 2018 1
El Galapagar se queda a tiro de tres puntos del ascenso tras una jornada redonda para sus intereses / Fotografías: Rafa Herrero

Un golazo en frío de Lucas, casi en la primera acción de la segunda parte, le bastó al Galapagar para ganar al CUC Villalba y relanzarse hacia el ascenso, que ahora se le queda a tiro de tres puntos tras una jornada redonda para sus intereses. A siete partidos del final todo es posible y nada es descabellado para un equipo que ha vuelto a declarar El Chopo escenario de interés general, a base de mantener una fe ciega en sus posibilidades. Fue alentado por más de 900 personas, desde sus benjamines hasta el alcalde, y se conjuró durante la semana para no fallar en un derbi que, al igual que el que se le escapó hace tres años, le transfería casi toda la presión para seguir en la pomada. El Galapagar manejó bien todos esos factores de orden psicológico y los hizo prevalecer sobre el fútbol del CUC Villalba, más aseado, pero con un sentido más prosaico. Se acabó notando: los villalbinos encajaron el gol en un momento crítico y después no supieron meter el cambio de marcha que les pedía el partido. Tener el juego más de su lado no les valió ante la intensidad del Galapagar, cuya confianza y fe acabaron pesando más, pese a que el partido empezó diciendo lo contrario.

Tiro al palo de Guaje

El grupo de Óscar Redondo manejó mejor la primera parte. Ya en el minuto 3, un pelotazo largo hacia la subida de Diego acabó en una peinada del lateral que se fue cerca del poste, con Gonzalo batido. El primer tramo constató que al Galapagar le costó cerrar los espacios intermedios, y por ahí hurgaron Borja Pascual y Boby. A los 12 minutos, el primero habilitó la carrera por la izquierda de Vivi, que sacó de rueda a Gabri con facilidad pero no fue preciso en su centro hacia Borja Pascual, que llegaba con todo a favor hacia el remate. El Unión se veía más cómodo de lo presupuestado y, sin acabar de encontrar demasiado balón, asomaba por campo contrario con más peligro que el Galapagar, demasiado previsible en su insistencia en volcar los ataques hacia la derecha y omitir el lado de Marcos Gil, muy desabastecido en la primera parte. Esa sensación pudo traducirse al marcador a la media hora de juego, cuando Martín Ferriz, en uno de sus precisos saques en largo, encontró el desmarque de Carlos Guaje y el asturiano se sacó un remate seco que escupió el palo derecho de la meta de Gonzalo.

galapagar villalba 2018 2

La jugada cerró el turno del Villalba y dio paso a una fase más insulsa que el Galapagar aprovechó para ir creciendo en torno a la figura de Nacho Martín, cuyo duelo de recursos tácticos con Boby resultó de lo más interesante. A espaldas del cerebro galapagueño, Fernando y Greci afianzaron el dique que acabó con las vías de ataque villalbinas y el partido se equilibró por completo. Esa igualdad pudo saltar por los aires al filo del descanso, cuando Boby cortó en falta una internada de Lucas a centímetros de la raya del área. El tiro libre de Nacho tocó en la barrera y enfiló la portería de Martín, que, totalmente batido, vio como el balón se marchaba lamiendo el larguero con El Chopo cantando gol por el efecto óptico.

 Lucas decanta el partido

Entre esa acción y el gol de Lucas sólo medió el descanso. Con el público retomando su asiento para la segunda parte, Fernando realizó una apertura a la derecha que encontró a Lucas con espacio para encarar a David, al que dribló con clase para procurarse el disparo que decantó el derbi. El chut del extremo, desde una posición todavía escorada, entró como un misil por la escuadra derecha de Martín, que nada pudo hacer. Un golazo. El CUC Villalba acusó el golpe y Javier Arroyo no tardó en configurar a su equipo para el contragolpe puro y duro, dando entrada a Kiki por un voluntarioso pero insustancial Alí. Durante unos minutos, el Galapagar pareció en disposición de sentenciar por la vía rápida, pero no anduvo fino en el último pase en dos o tres salidas claras al contraataque.

Viendo el panorama, Óscar Redondo se jugó la baza de Pedro Obama, suplente tras su discreta actuación ante el Coslada. El delantero de origen ecuatoguineano sustituyó a Aitor, lastrado a partes iguales por su tarjeta amarilla y su escasa aportación, muy sorprendente a la vista de sus últimos partidos, y el Villalba restableció cierto equilibrio, aunque anduvo lejos de inquietar realmente a Gonzalo, con el Galapagar solidísimo atrás y Nacho marcando los tiempos. Pedro Obama, que aún lucha por dejar atrás su tremenda lesión en el tendón de Aquiles, se movió por todo el frente de ataque, con continuos cambios de posición, pero el Galapagar lo controló con relativa facilidad. Con apenas dos penaltis transformados desde su reaparición, el otrora pichichi pareció rebelarse contra su falta de confianza, pero chocó contra una defensa expeditiva.

 Polémica final

El Villalba no sólo no hallaba soluciones, sino que transmitió cierta sensación funcionarial, de no estar volcado con decisión en busca del empate y de tener dificultades para jugar en campo contrario. Sólo dos acciones escaparon a esa percepción: en la primera, ya en el minuto 87 de partido, Pedro Obama ganó la semiluna y estampó en un defensa un potentísimo disparo que iba directo a puerta, mientras Borja Pascual, solo a la izquierda de la acción, se desesperó presa de la impotencia; y en la segunda, el Villalba pidió penalti ya en el tiempo añadido por una caída en el área de Pedro Obama, aparentemente derribado por Kani. El colegiado Martínez Mansilla dejó seguir y acabó cercado por las protestas de los villalbinos, zanjadas con una tarjeta para Nico. El pitido final, casi a renglón seguido, desató la fiesta en El Chopo, definitivamente dispuesto a creer hasta el final que su equipo puede escribir su página más brillante saltando a Tercera División. Tiene siete jornadas para transformar el sueño en realidad.

galapagar villalba 2018 3

CD GALAPAGAR: Gonzalo; Gabri, Jaime, Caco, Keko; Greci, Fernando (Gabi Pont, 76’); Lucas (Arroyo, 75’), Nacho Martín (Kani, 89’), Marcos Gil; y Alí (Kiki, 59’).

CUC VILLALBA: Martín Ferriz; Diego, Fran, Bassim, David (Lubo, 77’); Nico, Boby; Aitor (Pedro Obama, 63’), Borja Pascual, Vivi; y Carlos Guaje.

GOLES: 1-0, Lucas (46’)

ÁRBITRO: Martínez Mansilla (2)

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 27ª jornada en el Grupo 1 de Preferente, con cerca de 900 espectadores en el Municipal del Chopo en tarde nublada y agradable. Presidieron el partido en el palco el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez, el presidente de la Real Federación de Fútbol de Madrid, Paco Díez, el director del Comité Técnico de Árbitros, José Luis Lesma López, y los presidentes de ambos clubes, Jorge Greciano y Jesús Mena. La recaudación del partido, destinada a la Fundación Aladina, fue un éxito, a la luz de los primeros datos ofrecidos por el CD Galapagar: se despacharon alrededor de 480 entradas en taquilla, cifra a la que hay que sumar la venta anticipada y las invitaciones a sus jugadores de base, hasta completar otra entrada histórica al recinto arlequinado.    

Jaime Fresno   

galapagar villalba 2018 5

galapagar villalba 2018 6