“NastiDePlastic”: decenas de familias se reunirán este viernes en Cerceda para reclamar una compra sin plásticos

“Cada vez más, al deshacer la cesta de la compra en casa, nos encontramos ante una verdadera montaña de plásticos, la mayoría de los cuales son de un sólo uso. Evitar el plástico se convierte en una misión imposible, nos planteamos qué podemos hacer en nuestro pequeño radio de acción para cambiar esta situación”. Este es el punto de partida de la acción que este viernes se desarrollará en Cerceda, impulsada por la red de crianza “La madriguera”, en la Sierra de Madrid.

Esta iniciativa, surgida de la inquietud de estas madres, “ha reunido en pocas horas a casi 200 personas de la zona que exigen la reducción de los plásticos de un sólo uso en la compra diaria”, señalan sus impulsoras. “Frente a los devastadores efectos que genera el consumo actual de plástico, la acción pretende visibilizar el exceso de plástico en los envases y embalajes, y pedir a los comercios, gobiernos y a los propios consumidores una transición urgente y radical hacia una producción y consumo sostenible sin plásticos”, añadieron.

La acción se inspira en otra similar, llevada a cabo por 20 personas en el Reino Unido frente a Tesco, que llevó al gigante de la distribución a comprometerse con las demandas ciudadanas. También se han llevado a cabo protestas similares en otros países europeos, con el lema “Plastic Attack”.

Este movimiento, denominado “NastiDePlastic”, pretende poner sobre la mesa el hecho de que “buena parte de la ciudadanía se encuentra ya comprometida con hábitos de consumo conscientes y se encuentra con la grandísima dificultad de ponerlos en práctica en su compra diaria, por lo que se pide a las pequeñas y grandes superficies que escuchen las demandas de los consumidores y garanticen una reducción real del uso del plástico”. No se trata únicamente de reciclar, apuntan, “sino de erradicar el uso de determinados plásticos, reducir el de otros y modificar los hábitos de consumo”.

“Ante la pretensión de la industria de hacer últimos responsables a quienes consumen, esta acción quiere resaltar la corresponsabilidad de los productores y comercios, y exigir un cambio, dado que las soluciones legislativas planteadas son absolutamente insuficientes”, explican desde este movimiento, reclamando que los plásticos sean sustituidos por envases de vidrio retornable, además de facilitar y promover la compra a granel. De igual modo, plantean que el Gobierno exija a “responsabilidades jurídicas y económicas a las empresas productoras y comercializadoras, con la erradicación de ciertos plásticos y la reducción de los envasados, con la implantación de sistemas de depósito de envases retornables, tasas verdes, así como campañas de educación ciudadana”. En cuanto a los usuarios, piden que hagan una “elección responsable en la forma de consumir”.