Carlos Verona gana el Premio de la Montaña en la Vuelta al País Vasco

El sanlorentino Carlos Verona (Mitchelton-Scott) logró alzarse este sábado en Éibar con el Gran Premio de la Montaña de la Vuelta al País Vasco, tras firmar una extraordinaria actuación en la etapa reina, con final en el Santuario de Arrate. El ciclista serrano coronó en primera posición siete de los ocho puertos de la jornada, para superar en la clasificación al joven del Bahrein, Mark Padun. Verona acabó con 55 puntos, por los 34 del ucraniano, para conseguir el que hasta ahora es su maillot más prestigioso desde que es profesional, logrado en la segunda ronda por etapas más importante a nivel nacional. A ello sumó su segundo top 20 consecutivo en una clasificación general, tras protagonizar un gran salto en la general en las dos últimas etapas y acabar 20º, a 13:12 minutos del ganador absoluto, el esloveno Primoz Roglic.

El sanlorentino Carlos Verona (Mitchelton-Scott) logró alzarse este sábado en Éibar con el Gran Premio de la Montaña de la Vuelta al País Vasco, tras firmar una extraordinaria actuación en la etapa reina, con final en el Santuario de Arrate. El ciclista serrano coronó en primera posición siete de los ocho puertos de la jornada, para superar en la clasificación al joven del Bahrein, Mark Padun. Verona acabó con 55 puntos, por los 34 del ucraniano, para conseguir el que hasta ahora es su maillot más prestigioso desde que es profesional, logrado en la segunda ronda por etapas más importante a nivel nacional. A ello sumó su segundo top 20 consecutivo en una clasificación general, tras protagonizar un gran salto en la general en las dos últimas etapas y acabar 20º, a 13:12 minutos del ganador absoluto, el esloveno Primoz Roglic.

VERONA PAIS VASCO

Verona acabó siendo uno de los protagonistas de una carrera en la que empezó mal, tras confesar que en la primera etapa de Zarautz no le habían funcionado las piernas sin razón aparente, dado que llegaba a la salida tras firmar una excelente segunda posición en el Gran Premio Miguel Induráin, superado únicamente por Alejandro Valverde. Entre el primer y el segundo día cedió cerca de diez minutos y se perdió en la general, en la que iba a ser uno de los hombres importantes del Mitchelton-Scott, en ausencia de los hermanos Yates y del colombiano Esteban Chaves. Sin embargo, la aparición de la lluvia cambió a mejor su rendimiento, según él, probablemente porque ese factor acabó con la posibilidad de que todo se debiera a una alergia, y empezó a aparecer en las escapadas. En la segunda etapa se filtró en una de 11 corredores que fue neutralizada a pie de la última subida, y en la quinta logró entrar en el grupo de siete favoritos que se jugó la victoria en la meta, en la que acabó en una excelente cuarta posición, tras Omar Fraile, el líder Primoz Roglic e Ion Izaguirre. 

Ese día, antesala de la etapa reina de Arrate, fue cuando el sanlorentino dio un gran salto en la general y se posicionó para ganar la Montaña, algo que confirmó con la gran escapada del sábado camino de Arrate. Verona comandó el pelotón en los puertos de Trabakua y Gontzagaraigana, de tercera categoría, y se marchó en la subida a Bizkaiko Begiratokia, en compañía del corredor del Sky, Geoghehan. A la fuga se le fueron añadiendo unidades, pero el ciclista serrano no perdió la ocasión de provocar el vuelco en la clasificación de la Montaña puntuando primero en los altos de Muniketa, Elgeta, Izua, de primera categoría, y Urkaregi, por donde pasó con sólo tres acompañantes: el veterano Thomas de Gendt, el joven austríaco Gregor Muhlberger y el que a la postre fue el ganador de la etapa, el mallorquín del Quick Step, Enric Mas. Verona no pudo responder al movimiento de Mas en las primeras rampas de Arrate y fue neutralizado a cinco kilómetros de la meta, con la carrera lanzada por detrás por el Movistar con el objetivo de que Mikel Landa remontara a Roglic en la General. Verona aguantó el envite y acabó 14º en el Santuario, con las mejores sensaciones de la temporada y subiendo al podio como rey de la Montaña.

Jaime Fresno

VERONA REY DE LA MONTAÑA ITZULIA