La Comunidad de Madrid aprueba la segregación del CEIPSO San Sebastián en El Boalo, Cerceda, Mataelpino

colegio el boalo

A partir del próximo curso, el CEIPSO San Sebastián de El Boalo, Cerceda y Mataelpino se segregará en tres centros educativos independientes. La Comunidad de Madrid ha dado el visto bueno a la segregación de este centro que se construyó en 1981 y que en la actualidad cuenta con 1.200 alumnos, siendo uno de los más grandes de la zona noroeste de la región.

Hasta ahora el CEIPSO San Sebastián estaba dividido en cuatro edificios diferentes: uno en Cerceda (que cubría el tramo de primero de Educación Infantil hasta tercero de Primaria), otro en Mataelpino (desde primero de Educación Infantil hasta quinto de Primaria) y dos en El Boalo (el conocido como Boalín, desde primero de Educación Infantil hasta tercero de Primaria; y el edificio que hay junto a la carretera a Manzanares (hasta tercero de Educación Secundaria).

“Han sido muchas reivindicaciones”, asegura la edil de Educación de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, Soledad Ávila, “pero al final, el próximo curso, los tres centros tendrán una gestión independiente, con códigos de centros distintos, lo que mejorará mucho la gestión y administración”.

“Los profesores se tenían que desplazar de unos centros a otros para hacer las reuniones y la gestión era muy complicada. Para celebrar los claustros, donde había unos 90 profesores, les teníamos que ceder espacios municipales”, dice Ávila.

 

Próximas peticiones

Pero las peticiones del Ayuntamiento no acaban aquí y tal y como recuerda Soledad Ávila “hemos pedido que se implante Bachillerato y algún módulo de FP de grado medio, algo especial para el municipio como algún Bachillerato Internacional o algo así”, aunque por el momento, solicita que “se asiente bien la Educación Secundaria y que las plantillas de profesores sean estables ya que el grado de interinidad que tenemos es muy alto”.

La responsable de Educación de El Boalo, Cerceda y Mataelpino apunta que este es otro logro más para el municipio que hace tres cursos consiguió que se impartiera Educación Secundaria en este centro. “Los chicos, una vez que terminaban Primaria tenían que irse a estudiar Secundaria a otro municipio, la mayoría se iba a Moralzarzal, al Carmen Martín Gaite, que poco a poco se estaba colapsando”.

Así,  para el curso 2018-2019, en Matalepino se podrá cursar hasta sexto de Primaria-“sólo faltarían algunas instalaciones deportivas”, pide Ávila-; en Cerceda hasta quinto -“si van bien las obras de ampliación”-; y una vez finalizados estos estudios, los alumnos pasarán al colegio ubicado junto a la carretera. Los horarios y las actividades para favorecer la conciliación familiar (Mañanas y Tardes del cole, Días sin cole…) seguirán siendo los mismos. Además, los distintos proyectos (Bilingüismo, Plan Lector…) que los centros han venido realizando estos cursos anteriores, también continuarán.

Los alumnos que vayan a seguir su formación en el centro en el que actualmente cursan sus estudios o cambien de ciclo pasando de Primaria a Secundaria, no deberán realizar una nueva matriculación. Pero si los padres quien que su hijo continúe su escolarización en un centro distinto al actual, deberá participar en el proceso ordinario de admisión y tramitar la solicitud de plaza según la información facilitada en la página web del centro (el plazo para la presentación de solicitudes de participación en el proceso ordinario de admisión de alumnos es del 5 al 19 de abril).