Carta abierta de Izquierda Unida y Unidos por Hoyo sobre la instalación de una gasolinera en el municipio

hoyo

Los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares Izquierda Unida y Unidos por Hoyo quieren manifestar públicamente su rechazo más absoluto al comportamiento que se ha llevado a cabo desde el Gobierno municipal del Partido Popular, en lo que debería haber sido la defensa de los intereses generales de todo el municipio. El pasado 22 de febrero en Pleno extraordinario se trató el nombramiento de abogado y procurador para contestar la denuncia que en días pasados presentó la Comunidad de Madrid en los tribunales de justicia en relación a la modificación de planeamiento urbano que suprime la instalación de gasolineras en el casco urbano, aprobada por el Pleno.

La historia de esta modificación del planeamiento se remonta al mes de mayo de 2015 por la oposición vecinal a la posible instalación de una gasolinera presentada por el supermercado DIA junto al proyecto de construcción del supermercado, solicitando licencia solo para el establecimiento alimentario. El Ayuntamiento modificó puntualmente las Normas Subsidiarias de planeamiento urbano (NN.SS.) para que en casco urbano no pudieran instalarse estaciones de servicio, especialmente por motivos de seguridad, salubridad y molestias a vecinos o colindantes al tratarse de un establecimiento de alto riesgo y peligrosidad.

El Partido Popular con las dos caras a los que nos tiene acostumbrados voto favorablemente a esa modificación que impide la instalación de gasolineras en el casco y a la suspensión por acuerdo plenario de cualquier actuación administrativa sobre este particular, pero simultáneamente tramitaba con total oscurantismo la licencia de obra que con posterioridad solicitó el supermercado DIA para precipitar su instalación.

La modificación urbanística que realizó el Pleno y que suponía suprimir como uso del suelo la instalación de gasolineras, en zona urbana que es donde está situada la parcela urbana del supermercado DIA, fue estudiada por la Comunidad de Madrid para su aprobación definitiva, pero en el transcurso del tiempo solicitó más documentación de la habitual mediante informes innecesarios, dando lugar a criterio del secretario y por así considerarlo el Pleno municipal en votación, que la aprobación definitiva se había producido por silencio administrativo positivo.

La sorpresa se produce al presentar la Comunidad de Madrid en los tribunales de justicia la solicitud de suspensión cautelar del acuerdo municipal y con ello facilitar automáticamente la licencia de obras que en su día solicitó DIA y tramitó la concejala del ramo, de la que recientemente en diciembre 2017 denegó el alcalde por decreto.

Con esta confusión, el letrado asesor externo del Ayuntamiento por su cuenta y riesgo, consultando con el alcalde, prepara a espaldas del secretario municipal el decreto que habilita la respuesta en tribunales, presentando la contestación a la demanda judicial en el juzgado correspondiente sin la previa autorización del Pleno, quien por el asunto tiene la competencia legal, es decir, conculcando facultades del máximo órgano administrativo del municipio. No solo eso, sino que con el consentimiento del alcalde, nombra y entrega el asunto a la procuradora habitual del Ayuntamiento a espaldas de quien tiene la facultad de otorgar este nombramiento.

Nos parece muy grave todo lo que por iniciativa del señor Regueiras y el letrado asesor se ha producido respecto a este asunto y esperamos que, por acuerdo del pleno del día 22 todas las actuaciones llevadas a cabo en este asunto sean retrotraídas a su momento inicial, ya que de no ocurrir y de mantenerse en el juzgado el escrito del letrado señor Cardona, sería una actuación absolutamente irregular y de responsabilidad personal de quienes las adoptaron, máxime cuando dicho letrado externo además está incapacitado en su representación legal por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en sentencia firme de fecha 31 de enero de 2018, y notificada el 6 de febrero al Ayuntamiento a través de su procuradora.

Siendo desde el día 6 de febrero conocedores el alcalde y el letrado asesor de esta sentencia firme y por tanto de esta realidad que invalida cualquier actuación del letrado asesor, se personan en el juzgado, lo que nos hace pensar que intencionadamente conculcan espacios legales que no les pertenecen, como son los de Pleno municipal y los del funcionario público con habilitación nacional, caso del secretario general del Ayuntamiento.

Todo esto sin entrar en el contenido de la contestación de la demanda realizada y que en algunos aspectos pone en tela de juicio la defensa real del interés general de los vecinos. Todos los hechos que se denuncian son el reflejo fiel de lo que el Partido Popular parece presuntamente tener comprometido con el supermercado DIA de cuando se instalaron en Hoyo, y que con despecho y atrevimiento defiende con sus votos y alegatos de manera continua, utilizando sin sonrojarse la ignorancia, la arrogancia y la mentira aunque les suponga disgustos permanentes en los tribunales de justicia y pérdidas económicas para todos los vecinos. Los continuos errores y actuaciones en el expediente o expedientes de este establecimiento, nos inclina a pensar si verdaderamente el PP tiene el mismo deseo que el resto de partidos políticos de no ubicar en casco urbano la instalación de una gasolinera. Los hechos administrativos que se producen constantemente no acreditan esta realidad.