Apascovi, 40 años de lucha por los derechos y la integración de las personas con discapacidad

Un 19 de febrero de 1978, cinco familias con el denominador común de que tenían hijos con discapacidad intelectual crearon “Apascovi”, cuyas siglas responden a una terminología hace tiempo superada: Asociación de Padres de Alumnos Subdotados de Collado Villalba. Fue una época de lucha y disgustos, pero también de alegrías y de una ilusión enorme, valiéndose de la intuición para hacer posible este proyecto. “Al principio nadie daba un duro por nosotros, nos decían que estábamos medio locos, pero hemos comprobado que gracias a aquel empuje esto se hizo realidad. Entonces no había nada, pero teníamos que tirar del carro como fuera. El primer presidente que tuvimos, Justo Fresno, siempre decía que lo que Apascovi ha sudado es para Apascovi, y así seguimos”, recordaba Teresa Sánchez, actual directora general de la Fundación, unos días antes de que el pasado miércoles 28 de febrero se inaugurasen oficialmente los actos preparados para conmemorar el 40 aniversario de la entidad, contando con la presencia del consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo.

apascovi 1
Teresa Sánchez y Sonia Morago, en la sede central de la Fundación Apascovi en Los Negrales / Fotografías: Rafa Herrero

Acompañada por Sonia Morago, trabajadora social y coordinadora técnica de las viviendas tuteladas de Torrelodones, ambas repasaron el pasado, presente y futuro de una asociación que nació con aportaciones de 100 pesetas de cada una de esas familias pioneras y que hoy cuenta con siete centros, más de 180 profesionales, decenas de voluntarios, tiene presencia en 19 municipios de la Sierra y atiende a 658 personas con discapacidad.

¿Qué os movió hace cuatro décadas para poner en marcha un proyecto como este?

Teresa Sánchez: En aquella época, en Collado Villalba, como en muchos sitios de España, no había cómo atender a las personas con discapacidad, de manera que nos juntamos cinco familias y creamos una asociación. Lo que pretendíamos era motivar a los entes públicos a que hicieran colegios y recursos para ellos. Aquello fue creciendo y aquí estamos 40 años después, tratando de defender los derechos de las personas con discapacidad. Lo importante es que hemos permanecido en el tiempo y que los resultados son evidentes en toda la zona Noroeste de la Comunidad.

¿Cómo es un día en Apascovi?

Sonia Moraga: El día a día es que nos faltan horas. El ambiente es muy bueno, y eso hace que aunque no puedas más, siempre saques fuerzas.

T. S.: Lo que es muy de agradecer es que todos los profesionales que han pasado por aquí siempre dicen que sí a cualquier iniciativa que hemos querido poner en marcha.

S.M.: Y tenemos la suerte de que Teresa nos da mucha seguridad.

T.R.: Nunca nos ha fallado ninguna subvención que hayamos pedido, no hemos tenido que abandonar ningún proyecto. Todo lo que hemos empezado, lo hemos terminado, aunque es verdad que hemos tenido que recurrir a mucha gente, como empresarios que nos ayudan a través de la responsabilidad social corporativa, ayuntamientos, Comunidad de Madrid… Nos vamos buscando la vida.

Supongo que, por la propia naturaleza de la actividad, hay un grado de implicación personal muy importante…

S.M.: Eso es algo que nos enseña el propio hecho de trabajar con personas con discapacidad, porque no tienen prisa para nada, son transparentes y te dan muchísimo, con una humildad muy grande. Intentamos empaparnos de esos valores.

T.S.: Los profesionales que tenemos dan lo mejor de sí mismos para que los chicos tengan cubiertas sus necesidades en todas las etapas de la vida. Y luego es muy reconfortante que por las mañanas les veas tan contentos y felices como vienen, que siempre tienen una palabra bonita que decirte.

apascovi 3

Cuando unos padres reciben la noticia de que su hijo tiene discapacidad y llegan a la asociación, ¿cómo se les atiende?

T.S.: Tenemos una entrevista de acogida, que es muy importante para echar a andar. Se trata de tirar para adelante, pero no con resentimiento, sino con coraje. Es como decir: “Aquí estoy yo y aquí está mi hijo”, porque las personas con discapacidad tienen muchas más capacidades de las que nos creemos. Andan, hablan, aprenden a leer, a nadar, a montar en bici, a divertirse… Aprenden de todo, siempre que les enseñemos.

¿Cuáles son los programas que tiene actualmente Apascovi?

S.M.: Empezamos con Atención Temprana y después tenemos un servicio que denominamos “Aprendo”, con el que aumentamos la franja de edad, de 6 a 12 años. A los 16 empezamos con programas profesionales, aunque ahora hay un parón financiero, porque no han salido las subvenciones. Y a partir de los 18 ya están los centros ocupacionales, el centro de día y, a nivel de alojamiento, las residencias y las viviendas tuteladas. Junto a todo eso están los servicios de empleo, de ocio y de respiro familiar, además de un apoyo psicológico.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha sido la mayor dificultad en estos 40 años de trayectoria?

T.S.: Cuando empezó la crisis hubo un verano que fue horroroso, económicamente lo pasamos muy mal.

S.M.: Siempre se pasa peor cuando alguno de los chicos fallece, porque existe un vínculo grande y es bastante duro. Desde 1996 contamos también con una fundación tutelar, y ahora mismo tenemos a 19 personas tuteladas. Somos su familia.

“Hemos pasado de una política asistencial a una de integración”

“Hace 40 años tuvimos que ir Ayuntamiento por Ayuntamiento y casa por casa, para decirles que habíamos puesto en marcha Apascovi y que cuantos más fuéramos, mejor… Y más de uno y más de dos nos decían: bueno, si funcionáis ya os mandaremos al niño”, recuerda Teresa Sánchez, para añadir a renglón seguido que el cambio que ha experimentado la sociedad desde aquellos últimos años 70 ha sido muy importante: “Ahora no hay dificultad en que en un parque esté jugando un niño con Síndrome de Down a que esté un niño que no tiene ninguna patología. Y lo mismo en las piscinas  o en las actividades colectivas del polideportivo. Todo eso se ha conseguido porque hemos tratado de ir hacia la normalización. Nuestros chicos han estado en la calle desde el primer momento”.

40 años apascovi 3
Imagen del acto celebrado el pasado 28 de febrero en el Centro Peñalba de Collado Villalba, con la presencia del consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo / R. H.

En este contexto, la integración laboral de las personas con discapacidad es el siguiente gran objetivo: “El programa de empleo está funcionando muy bien. Hemos conseguido un contrato para la limpieza de los centros de salud de Madrid, además de renovar los acuerdos con ayuntamientos como los de Collado Mediano, Collado Villalba o Colmenarejo para  llevar los parques y jardines. También mantenemos una pequeña unidad en Alpedrete. Para normalizar a la persona con discapacidad, hay que hacerlo en todas las áreas de su vida: social, educativa y sobre todo laboral”. La cuestión de fondo, añadía Sonia Morago, “es que hemos pasado de una política asistencial y de protección a una de autonomía e integración”.

En cuanto al futuro, la directora general de Apascovi explicaba que “un proyecto a muy corto plazo es el de terminar unas obras de ampliación que estamos haciendo en la residencia para crecer en plazas, porque hay una demanda enorme de chicos mayores”. Además, la entidad trabaja para atender las necesidades de los primeros residentes de las viviendas tuteladas de Torrelodones, “porque han pasado 15 años y han ido creciendo, y a la vez han aumentado sus dificultades físicas, por lo que necesitan otros recursos; se trataría de hacer aquí -en el centro de Los Negrales- una mini-residencia para esos chicos que tengan dificultades para vivir con total autonomía e independencia”.

Compromiso, felicidad, inclusión, esperanza… las palabras de una celebración “por todo lo alto”

El Centro Cultural Peñalba fue escenario el miércoles 28 de febrero de la inauguración “por todo lo alto” de los actos programados con motivo del 40 aniversario, que los propios chicos atendidos en Apascovi han querido acompañar de palabras especialmente importantes en el día a día de la entidad. En este primer caso fue “compromiso”; después, el sábado 3 de marzo, el protagonismo fue para la “felicidad”, con un concierto de la Orquesta Filarmónica Inspirations, dirigida por Javier Hermosa, en el Auditorio de San Lorenzo de El Escorial; y así hasta completar una agenda de 16 actividades y otras tantas palabras (amistad, convivencia, naturaleza, capacidades, amor, etc.) que pasarán también por Alpedrete, Colmenarejo, Torrelodones -con una obra que el grupo de teatro de Apascovi pondrá en escena en mayo-, Collado Mediano, Navacerrada, Cercedilla, El Boalo y Guadarrama, además de repetir en Collado Villalba con la Carrera por la Discapacidad que se celebrará en junio, mes en el que también habrá dos jornadas especialmente dedicadas a las familias en la sede social de Apascovi en Los Negrales. Exposiciones, encuentros con profesionales, conciertos, la cena de clausura el próximo mes de octubre o jornadas técnicas como la que desarrollarán en el Hospital General de Villalba, centradas en la atención temprana, forman parte del programa para conmemorar este cuadragésimo cumpleaños con la ilusión de seguir construyendo un horizonte común.

40 años apascovi 1

“Atender a las personas con discapacidad y a sus familias, ofreciéndoles una atención especializada que permita la mejora de su calidad de vida, fue y sigue siendo nuestro propósito”, señalaba días atrás Teresa Sánchez, directora general de la Fundación, en la presentación de estos actos en el Ayuntamiento de Collado Villalba.

Una tienda con productos de Apascovi

Por su parte, la alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, destacó “la gran labor que Apascovi realiza en el municipio. Es un orgullo poder contar con entidades como esta Fundación, que desde 1978 ha ido creciendo para convertirse en todo un referente en la Comunidad de Madrid, ofreciendo a las personas con discapacidad y sus familias un servicio integral, y proporcionando una atención personalizada, a través de un equipo de grandes profesionales”. “Siempre digo que Apascovi es un sitio especial, en el que todo es positivo”, manifestó la regidora, alabando “esa capacidad de poner pasión en todo lo que hacéis y dar siempre más de lo que se espera”. Además, en la puesta de largo de este 40 aniversario anunció que, gracias a la colaboración con el Ayuntamiento, próximamente se abrirá una tienda “en la que los villalbinos y los vecinos de toda la comarca podrán comprar los productos que ellos hacen, como cerámica, trabajos de imprenta, jabones o plantas del vivero”.

Enrique Peñas

40 años apascovi 2