El Ayuntamiento de San Lorenzo presume de situación financiera saneada tras cerrar 2017 con un superávit de 3,95 millones de euros

El Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial ha cerrado las cuentas del pasado año con un superávit de 3,95 millones de euros, según el informe de ejecución del presupuesto de 2017 que ya se ha enviado al Ministerio de Hacienda. Se trata, señalan, de "la mejor liquidación presupuestaria y situación financiera de nuestra historia como ayuntamiento durante la democracia".

El Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial ha cerrado las cuentas del pasado año con un superávit de 3,95 millones de euros, según el informe de ejecución del presupuesto de 2017 que ya se ha enviado al Ministerio de Hacienda. Se trata, señalan, de “la mejor liquidación presupuestaria y situación financiera de nuestra historia como ayuntamiento durante la democracia”.

euro-coins-and-banknotes-702x336

El remanente de tesorería ajustado (caja en bancos y derechos pendientes de cobro netos de saldos de dudoso cobro y obligaciones pendientes de pago), señalan fuentes municipales, es de 6,4 millones de euros, mientras que la deuda se sitúa en 6,1. “Es la mayor cifra jamás alcanzada por este Ayuntamiento y, por ponerla en contexto, es un 194% (casi tres veces) superior al remanente que heredamos a finales del 2014. Es también superior a la deuda con la que hemos cerrado el ejercicio (6.162.653€). Es llamativo también que la liquidación del 2014 arrojaba obligaciones pendientes de pago de 1.840.246 euros del presupuesto cerrado y en 2017 sólo tenemos 354.045”, indican estas mismas fuentes. “Esta cifra de remanente de tesorería, unida al superávit, abre la puerta a inversiones financieramente sostenibles de al menos 3 millones de euros y nos da una tremenda flexibilidad a futuro a la hora de optar por reducir deuda o por realizar más inversiones”, señalan desde el Ejecutivo.

“Estas cifras no son resultado del azar”, explica el equipo de Gobierno en un comunicado: “Son la combinación de una política de austeridad en el gasto corriente y de un énfasis en la gestión tributaria y en la recaudación ejecutiva, además del impacto positivo de la recuperación económica. Hemos compartido los frutos de estas políticas fiscales con todos los vecinos: recortando impuestos por más de 500.000 euros anuales, realizando el mayor plan de inversiones con financiación propia de nuestra historia, y sin recurrir a privatizar nuevos servicios o nuevos desarrollos inmobiliarios que mutilen nuestro paisaje”.

De igual forma, el Ejecutivo asegura que estos buenos datos en la liquidación de 2017 no son fruto de “ninguna inejecución del gasto”. “Al contrario, se ha conseguido cumplir con la regla de gasto (el máximo que podemos gastar según el Plan Económico Financiero hasta ahora en vigor), quedándonos tan sólo en 155.000 € por debajo del techo marcado por la regla de gasto”, concluían desde el Ayuntamiento sanlorentino.