Ecologistas en Acción pide la paralización de las obras en la finca Fuentevieja de Valdemorillo, mientras desde el Ayuntamiento señalan que han recibido informes “contradictorios” de la Comunidad de Madrid

Ecologistas en Acción ha pedido la paralización de las obras que desde el pasado mes de septiembre se están realizando en la finca Fuentevieja, en Valdemorillo, situada dentro del espacio protegido de la Red Natura denominado “Zona Especial de Conservación de las Cuencas de los ríos Alberche y Cofio”. Se trata, indica este grupo, de “una mansión de 2.360 metros cuadrados que contará con 16 dormitorios, varios salones y cocinas, lo que hace pensar en un hotel o un centro de eventos encubierto”. La nueva edificación, señalan los ecologistas, se levanta sobre lo que fue un complejo agropecuario de interés histórico y arquitectónico que previamente ha sido demolido “casi en su totalidad”.

Ecologistas en Acción ha pedido la paralización de las obras que desde el pasado mes de septiembre se están realizando en la finca Fuentevieja, en Valdemorillo, situada dentro del espacio protegido de la Red Natura denominado “Zona Especial de Conservación de las Cuencas de los ríos Alberche y Cofio”. Se trata, indica este grupo, de “una mansión de 2.360 metros cuadrados que contará con 16 dormitorios, varios salones y cocinas, lo que hace pensar en un hotel o un centro de eventos encubierto”. La nueva edificación, señalan los ecologistas, se levanta sobre lo que fue un complejo agropecuario de interés histórico y arquitectónico que previamente ha sido demolido “casi en su totalidad”.

eco04
Fotografías: Ecologistas en Acción

La nueva construcción, afirma el colectivo conservacionista, “incumple las normas urbanísticas de Valdemorillo, que no permiten el uso residencial en esos terrenos”, así como la Ley del Suelo y la Ley Forestal de la Comunidad de Madrid, que tampoco permiten el uso residencial.

Ecologistas en Acción mantiene igualmente que, de acuerdo a la ley de Evaluación Ambiental, el proyecto debería haberse sometido a evaluación ambiental por estar en un espacio protegido de la Red Natura. Sin embargo, la Consejería de Medio Ambiente lo eximió de este procedimiento, a pesar de que es “una zona de nidificación de especies consideradas en peligro de extinción por el Catálogo Regional de Especies Amenazadas (águila imperial, cigüeña negra)”.

Un antiguo complejo agropecuario

La Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, explica este grupo, negó que el complejo agropecuario preexistente en la finca -que aparecía ya en los mapas militares de 1877 y contaba con capilla y bodega- contase con valores dignos de proteger. Por su parte, el Ayuntamiento de Valdemorillo, encabezado entonces por Pilar López Partida (PP), concedió licencia de obra unos días antes de las elecciones municipales celebradas en mayo de 2015, si bien se condicionaba a que no se aprovecharan las obras para aumentar la superficie de los edificios o los volúmenes construidos. Sin embargo, la arquitecta municipal, ya en octubre de 2017, comprobó  que las obras estaban excediendo lo permitido, reflejando en un informe las consecuencias medioambientales que podrían tener los trabajos que se estaban desarrollando. La autorización final, prosiguen los ecologistas, llegó en marzo de 2017, por parte de la Dirección General de Urbanismo de la Comunidad de Madrid, “ignorando las denuncias y recursos interpuestos por un particular”.

eco01

De este modo, las demoliciones comenzaron en septiembre de 2017, momento en que Ecologistas en Acción -que asegura estar ultimando acciones judiciales contra los responsables de los hechos- se sumó a las actuaciones abiertas por el particular denunciante, reclamando la paralización de las obras tanto a la Comunidad de Madrid (direcciones generales de Urbanismo y Medio Ambiente) como al Consistorio, así como al Cuerpo de Agentes Forestales.

Actualmente, señala este colectivo, “la Consejería de Medio Ambiente ha anulado la autorización concedida por la Dirección General de Urbanismo en marzo de 2017 y ha reconocido que el proyecto debería haberse sometido a evaluación ambiental”, además de requerir al Ayuntamiento de Valdemorillo para que suspenda la licencia de obra. Sin embargo, hasta la fecha no se han paralizado los trabajos en Fuentevieja, “a pesar de que el 1 de febrero ha comenzado el período de cría de las especies de la finca”.

Reunión de la alcaldesa en la Consejería

Ante esta situación, fuentes municipales han confirmado que la próxima semana la actual alcaldesa, Gema González (Progresistas), mantendrá una reunión con responsables de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, con el fin de recabar toda la información disponible y “aclarar cómo ha de proceder el Ayuntamiento”, ya que el Consistorio ha recibido dos requerimientos contradictorios, uno favorable a la paralización de las obras y otro en sentido contrario. “Hemos pedido que clarifiquen este tema, por lo que estamos a la espera de que llegue una contestación de la Comunidad de Madrid, porque no puede solicitarse una cosa y la contraria”, indicaban fuentes municipales.

eco02