UD San Lorenzo: la celebración del Centenario que recoge lo mejor de la historia del fútbol serrano

UDSL05

La Unión Deportiva San Lorenzo lleva tiempo ultimando lo que va a ser la conmemoración del Centenario de su fundación, datada en 1919, año en el que la fusión de varios equipos representativos de distintos barrios del Real Sitio dio lugar a la Sociedad Deportiva San Lorenzo, formada en el origen, básicamente, por estudiantes de la Universidad María Cristina y del Real Colegio Alfonso XII de los Agustinos, y jugadores procedentes de los entrenamientos más o menos improvisados que se llevaban a cabo en lugares como Las Conchas, Prado Rana o el Colegio de los Carabineros. Desde entonces, han transcurrido casi 99 años que engloban episodios memorables, protagonizados por nombres propios como los del internacional gurriato Víctor del Campo, o el mismísimo Santiago Bernabéu; pasajes de la historia que hablan de rivales de enjundia como el Atlético de Madrid, el Real Madrid o el San Lorenzo de Almagro argentino, o que remiten al glorioso equipo del San Lorenzo que hizo historia en la década de los años 50, jugando seis temporadas en la potente Tercera División de la época, en medio del irrepetible ambiente del antiguo campo Los Pinos, donde cada domingo casi 3.000 personas veían los partidos de aquella época dorada. Hitos que la actual directiva de la Unión Deportiva San Lorenzo, encabezada por su presidente, Antonio Herranz, pretende poner en valor a través de un ambicioso programa de actos que se extenderá por espacio de un año, hasta el 29 de junio de 2019 –la fecha exacta del Centenario-, y que aspira a estar a la altura de la brillante historia del que es el cuarto club más antiguo de la región, después del Real Madrid (1902), el Atlético de Madrid (1903) y el Real Carabanchel (1916).

 La involucración de Jesús Paredes

La Unión Deportiva San Lorenzo presentó el pasado 8 de enero su nueva página web, en un acto celebrado en el Ayuntamiento sanlorentino que significó una primera aproximación a lo que dará de sí su Centenario. La presentación, aparte de reunir a directivos, jugadores de la actual plantilla y a los dos últimos titulares de la Concejalía de Deportes, Miguel Ángel Montes y José Joaquín Cobo, contó con un personaje de excepción, Jesús Paredes, vecino de El Escorial, mano derecha de Luis Aragonés en sus 15 años como preparador físico del Sabio de Hortaleza y, según ha anticipado el presidente, Antonio Herranz, “el encargado de coordinar el Centenario”.

udsl01
El sueco Carlson, del Atlético de Madrid, centrando en un amistoso contra el San Lorenzo en 1940

La involucración de Paredes con el fútbol sanlorentino no es nueva, puesto que ya participó en 2016 en la organización de la exposición “San Lorenzo en la historia del Atlético de Madrid”, que también incluyó un partido entre los veteranos del club rojiblanco y los del San Lorenzo en el campo de La Herrería. Su disposición, más sus excelentes contactos con los grandes clubes de la capital, serán el principal aval para un programa de actos que se irá anunciando en diferentes fases a partir de la creación del Comité de Honor del Centenario, algo que, según el presidente, será un hecho en el plazo de dos semanas.

Antonio Herranz ha confirmado que Paredes ya está trabajando en la organización de un triangular de veteranos que va a traer a La Herrería al Real Madrid y al Atlético de Madrid para enfrentarse a un combinado de ilustres del San Lorenzo, justo el día del 99º cumpleaños del club, el viernes 29 de junio. Será la fecha de arranque de un extenso programa de actos deportivos y culturales que durará hasta el mismo día de 2019, cuando se cumplan los 100 años de historia, y que contará también con la presencia de los veteranos del Athletic Club de Bilbao. “Ellos ya se han comprometido a venir, aunque todavía estamos a la espera de que nos den una fecha dentro de las propuestas que les hemos hecho”, confirma Herranz. La presencia de los tres históricos clubes que en diferentes épocas realizaron concentraciones en el Real Sitio será una parte importante del Centenario, pero no la única, puesto que el San Lorenzo está trabajando para contar con partidos internacionales de selecciones de base, y en un apartado cultural y social que dará cabida a exposiciones, coloquios y demás actividades relacionadas con la historia del club.

Antonio Herranz: “Pretendemos tirar para arriba, no sólo mirar al pasado y ver aquellas seis temporadas en Tercera División” 

persidente ud san lorenzo 2
Antonio Herranz, actual presidente del club, el pasado domingo en el campo de La Herrería / Fotografía: Rafa Herrero

Antonio Herranz cumple su segundo mandato al frente de la Unión Deportiva San Lorenzo, un club que también ha vivido desde dentro como vicepresidente en la época del ya fallecido Antonio Arranz, y al que ha seguido desde la corta distancia, tanto como aficionado como en su época en la política, en la legislatura socialista de la primera mitad de los años 90. El presidente no oculta su satisfacción por el Centenario, “porque parece mentira que vayamos a cumplir cien años, habiendo pasado una guerra y con directivas hechas con aficionados”, pero tampoco esconde que la entidad ha vivido momentos muy duros que hicieron temer por su desaparición. Herranz habla hoy de un club saneado, con la mayor masa social de la Sierra, pese al estancamiento del equipo en Segunda Regional, y de renovadas ilusiones por hacer que el San Lorenzo recupere parte de la gloria perdida.

¿La nueva página web no es más que el primer paso de muchos en los actos del Centenario de la UD San Lorenzo?

Sí. Para el Centenario teníamos que tener preparado todo el tema de la Comunicación, que sea más directa y fluida, también en las redes sociales, que es como se comunica ahora. Hay muchos socios jóvenes y el antiguo sistema de correo electrónico y demás se había quedado desfasado. Así vamos a llegar a ellos mucho mejor. También creemos que va a ser importante como desahogo económico para el club, porque a través de la web vamos a intentar captar más publicidad.

Da como dato que la UD San Lorenzo tiene actualmente 540 socios, y las cifras de afluencia de público a La Herrería son muy buenas para Segunda Regional. Supongo que la web era una vieja demanda para ponerse a la altura de ello…

Así es. La verdad es que, deportivamente, llevamos un par de años que no conseguimos buenos resultados, pero la afición sigue yendo al campo, que es de los que más gente lleva en la categoría, y luego el seguimiento en Twitter y demás redes es masivo, incluso ya hay socios que van a los partidos fuera de casa. Con la web les facilitamos mucho la información, porque en ella pueden ver todo lo necesario para estar al día.

Seguramente esta entrevista la puedan leer aficionados que fueron en los buenos tiempos a Los Pinos, o que luego fueron a La Herrería en Preferente, y pueden interpretar que todas estas iniciativas para el Centenario van encaminadas a tirar al fin para arriba, a una categoría más acorde con la historia de la UD San Lorenzo. ¿Va a ser así?

Eso intentamos, o vamos a intentar. Creo que el club ha conseguido modernizarse, tener una estabilidad económica, está saneado, y hay una infraestructura correcta, yo diría que de Tercera División. Lo que se pretende es tirar para arriba, no sólo mirar al pasado y ver esas seis temporadas en Tercera División, sino intentar que ese pasado vuelva, que el equipo vaya subiendo a Primera, a Preferente y, bueno, la Tercera sería un sueño, porque jugar en la Federación Madrileña es muy duro, hay muchos equipos.

Si por algo se ha caracterizado el San Lorenzo es por privilegiar al futbolista de la casa, quizá con la excepción de aquella etapa en Preferente de los años 90 que luego dio problemas. ¿Ésa es la filosofía a mantener? Y en segundo lugar, ¿qué tal está respondiendo el futbolista de San Lorenzo, se implica con la Unión Deportiva, o hay que salir a buscarlos casi a lazo?

No, ya llevamos unas temporadas que no, pero se sufre, porque estas cosas van a largo plazo. Tienes que educar futbolistas e ir subiéndolos, darles margen para que se acostumbren a las categorías. Se ha subido a muchos del juvenil y el 90% de la plantilla es de San Lorenzo de El Escorial, con lo que cumplimos con nuestra filosofía. La media del primer equipo está en 22 años, con lo cual es un equipo muy joven y le falta un poco de experiencia. Pero queremos mantener que todos, o casi todos, porque siempre hay alguno que no, sean jugadores de San Lorenzo. Ahora, cuando pierden un partido lo sienten y se van dolidos.

¿Cuál es la salud de la cantera? Vemos que el Juvenil está peleando el ascenso a Primera, pero por detrás no hay más, me refiero a cadetes, infantiles… ¿En qué situación está el convenio de base que se firmó con la ADC Castilla?

Ese convenio, la verdad, no ha dado los frutos que esperábamos. Digamos que no ha habido una gestión buena del tema, y no ha habido entendimiento entre ambos clubes. Nosotros entendemos que una de las situaciones que están poniendo en riesgo el club es que no podemos realizar una escuela que nos dé fútbol base en más categorías; cadetes, infantiles, alevines, incluso chupetines… Pero la falta de campo, la falta de horas, nos impide meter un equipo más. Ahora tenemos dificultades para que entrenen los dos equipos que hay, tenemos que andar ajustando horas, los dos a veces entrenan juntos con medio campo para cada uno, con lo que no podemos realizar lo que queremos. Creemos que eso puede ser el final del club, si no hacemos cantera. Los chicos que nos vienen no nos llegan formados adecuadamente. Si tú tienes una cantera, formas a los jugadores desde pequeños, cogen un amor al club, llegan formados al primer equipo, saben de qué manera tienen que jugar y hay una coordinación entre todas las categorías. Así sería todo más sencillo, sobre todo buscar jugadores. Ahora, tienes que ir cogiendo a cada uno de un sitio y la formación, desgraciadamente, es escasa.

persidente ud san lorenzo 1

¿Cree que el Centenario puede servir para dar soluciones a estas demandas?

Creemos que sí. Es más, el coordinador general de toda esta historia va a ser Jesús Paredes, y él ya ha indicado que el club necesita unas escuelas de base y que hay que irse preparando para ir formando jugadores. Lo vamos a intentar, pero las dificultades son del terreno de juego, que no hay horas.

¿El Centenario va aparejado al objetivo de ascender a Primera Regional? ¿Va a dar tiempo?

Creo que sí. Creo que el año que viene el equipo estará más o menos formado. Este año estamos sufriendo porque hemos tenido muchas lesiones y nos falta experiencia, hay jugadores muy jóvenes, pero acabaremos por tener un equipo un poco más sólido, y el año que viene iniciaremos la temporada para ir para arriba como sea.

Supongo que para ese objetivo hay plena confianza en el entrenador, Joaquín Menchen. ¿Lo suyo es un trabajo a medio-largo plazo?

Sí. A todo entrenador hay que dejarle trabajar un poco. Él no conocía el club, se encontró con un equipo muy joven y luego hubo muchas lesiones. Estamos muy contentos con él, trabaja mucho y confiamos en que poco a poco vaya haciendo un equipo que él ya maneje y que conozca la Segunda Regional, que es durísima. Creo que la segunda vuelta la vamos a hacer buena, y el año que viene comenzaremos bastante fuertes.

El futbolista joven del San Lorenzo, ¿está empapado de la historia del club, siente que está en una entidad de 1919, que ganó la Copa Ramón de Triana, jugó seis temporadas en Tercera División y se enfrentó al San Lorenzo de Almagro?

Tratamos de explicárselo, siempre se habla con ellos, hay una relación directa con los jugadores porque son de aquí. Hablan conmigo o con cualquier directivo, y se lo explicamos, les decimos lo que significan estos colores, o por qué va tanta gente al campo todos los días…Ha sido un club histórico, ningún equipo de la Sierra ha estado seis años en Tercera División, cuando no existía la Segunda B. Íbamos a jugar con el Badajoz, a Cuenca, a Huesca…Y lo que has dicho tú, la Copa Ramón de Triana, que haber quién tiene esa copa, muy poca gente. Los jóvenes piensan que son cosas muy antiguas, pero van entrando un poquito en eso.

Sobre esa brillantísima historia, supongo que el club y todo San Lorenzo sintieron mucho el fallecimiento este verano de Miguel Casado, quizá la gran estrella del equipo en esos años…

Sí, tristemente este 2017 nos dejó Miguelín Casado, un jugador muy conocido y querido por la afición. Estuvimos en el funeral, acompañando a su familia y desde el club mandamos un ramo con los colores del San Lorenzo. Desgraciadamente quedan ya muy pocos jugadores de aquella época, que yo recuerde, Zamorina, Tito y alguno más que se me pueda olvidar ahora.

¿Un club con casi 100 años de vida y una historia tan brillante, está bien arropado por su Ayuntamiento? ¿Está contento por ese lado?

Bueno, yo creo que ellos sí que necesitaban saber más de la historia del club. Necesitamos un poco más de apoyo del que se nos presta. Este año, además, nos hemos quedado sin sede. Sabemos que el concejal hace lo que puede, pero deberían tener en cuenta y en consideración que un club con 100 años es una institución a tener en cuenta dentro del municipio y deberían aportar más.

Un siglo de hitos y anécdotas: del pelotazo a una Infanta, al “balón fuera, chico dentro”  

La Unión Deportiva San Lorenzo fue fundada en 1919, pero ya antes de esa fecha el fútbol estaba muy extendido en el Real Sitio. Uno de los primeros partidos documentados data del 11 de agosto de 1902. Se jugó en la Lonja del Real Monasterio, entonces de tierra, bajo la organización de los padres Agustinos, con objeto de promocionar el deporte recientemente importado desde Inglaterra. Lo jugaron el Madrid CF -primer nombre del Real Madrid- y el Moncloa, que luego sería absorbido por el primero en 1907. A partir de ahí, proliferaron los torneos y, con ellos, la irrupción de las primeras figuras, como Santiago Bernabéu y otros jugadores que también estudiaban en el Real Colegio Alfonso XII o en la Universidad María Cristina, como Víctor del Campo o Ernesto Mejía, que después fueron internacionales. Esa intensa actividad futbolística de principios del siglo XX fue el embrión de la Sociedad Deportiva San Lorenzo, el club que resultó de la fusión tanto de los conjuntos de barrio como de los equipos gestados en el ambiente universitario, y que empezó vistiendo con camiseta a rayas rojas y blancas, y pantalón azul con medias azules a rayas blancas.

udsl03

Sólo un año después, en 1920, se inauguró el campo de Los Pinos –en la zona del hoyo 2 del actual campo de golf de La Herrería- y comenzó una singladura casi centenaria que fue interrumpida por la Guerra Civil y se reanudó en 1948, cuando el club pasó a denominarse Unión Deportiva San Lorenzo. De ella hemos extraído algunos hitos y anécdotas que son relevantes para entender la gran dimensión que llegó a alcanzar la entidad gurriata:

Período de preguerra

El San Lorenzo inaugura el campo de Los Pinos con un amistoso ante el equipo del Real Sitio de La Granja, al que acude Su Alteza Real la infanta Isabel, sobrina de Alfonso XIII y tía del Rey Juan Carlos. El periodista Manuel Estrada recoge en su libro sobre la historia del San Lorenzo que la infanta sufrió un pelotazo durante el encuentro.

Años después, en 1929, está fechada una de las primeras alineaciones históricas del San Lorenzo, la formada por Francisco Cebrián, Demetrio Redondo, Rubio, Lolo, Moreno, Germán Cabrero, Ángel García del Rey, Ángel Cabrero, Chato, Aurelio Varela, Justo Barcala y Basilio Ontoria. Un año antes, el delantero sanlorentino, Gerónimo Víctor del Campo Lenguas, había sido fichado por el Real Madrid, después de que sus técnicos lo vieran actuar en Los Pinos en uno de los amistosos del equipo blanco con el San Lorenzo.

La época dorada

Después de casi dos décadas compitiendo, la Guerra Civil interrumpirá el fútbol en San Lorenzo, hasta su renacimiento en la década de los años 40. Es la época de nombres propios como los de Capitán Ramírez, Serafín Hermana o Pepito Herranz, pero también la de la llegada a San Lorenzo de un hombre clave, el austríaco Kurt Elkan, quien asume, desde su desahogada posición como dueño del Hotel Escorial, la responsabilidad de federar el equipo para que juegue en competición oficial, apoyado por la directiva que entonces presidía Ángel Palacios.

Kurt Elkan inscribe el equipo en la Segunda Categoría Ordinaria de Madrid para la temporada 1948/1949. El austríaco, de férrea disciplina, empezará a convertir a un grupo de amigos del pueblo en un equipo temido en Castilla. Su alineación, recitada de memoria durante generaciones, era la formada por  Óscar; Pesquín Jaquete, Montes; Marianín, Tito; Zamorina II, Miguel Casado, Valverde, Antonio Jiménez ‘Zapatilla’ y Francés. El equipo queda subcampeón en Segunda Ordinaria y logra el ascenso a Segunda Preferente, categoría de la que fueron campeones un año después, anotando 138 goles y cediendo sólo una derrota y un empate.

udsl02

Son los tiempos en que San Lorenzo ya se ha convertido en uno de los núcleos futbolísticos más importantes de Castilla, con las visitas habituales del Atlético de Madrid y el Real Madrid con todas sus figuras, y unos resultados sorprendentes. El San Lorenzo venció al Atlético de Madrid, goleó al Real Zaragoza, entonces en Segunda División, y estuvo a punto de asombrar al mundo ganando al San Lorenzo de Almagro en el amistoso de hermanamiento entre los clubes jugado el 4 de enero de 1950. Los argentinos, que habían arrasado años antes en su gira española, llegaron a irse al descanso con un 3-0 en contra, aunque lograron empatar en el último minuto tras una gran bronca al descanso de su entrenador.

Un año después de aquel hito, en 1951, el San Lorenzo logra el primer ascenso a la Tercera División, comparable a la actual Segunda B, pero con un nivel de exigencia mayor. Son los tiempos de los duelos con el Emeritense, el Guadalajara y el Plus Ultra -antecesor del actual Real Madrid Castilla-, entre otros. Lo exigente de los viajes y los escasos medios del club juegan en contra de la estabilidad en la categoría, que el San Lorenzo va perdiendo y recuperando varias veces, hasta completar seis temporadas en Tercera División en la década de los 50.

Campeón de la Copa Ramón de Triana

El San Lorenzo marcó un nuevo histórico al ganar en 1959 la Copa Ramón de Triana, competición de la Federación Castellana en la que entonces intervenían equipos filiales de grandes clubes, y equipos de categoría nacional y de Primera Regional. Se impuso en la final por 2-1 al filial del Atlético de Madrid.

Aquel éxito marcó el inicio del declive del gran equipo del San Lorenzo, cuyas figuras eran tentadas por equipos más grandes: Miguel Casado llegó a tener una oferta del Atlético de Madrid, que rechazó; y Antonio Jiménez Zapatilla aceptó una para jugar en Segunda División con el Badajoz, en una operación que algunas crónicas cifraron en 200.000 pesetas de la época. Mientras, el imponente ala derecha del equipo, formado por Casado y Zamorina II, fue seleccionado para representar a Castilla.

Casado, el referente

Miguel Casado, fallecido en 2017 a la edad de 89 años, fue y es considerado por muchos aficionados como el gran baluarte del San Lorenzo de los 50, desde su puesto de interior derecho. En su trayectoria de 17 años en el equipo destaca que sólo sufrió una expulsión. Según contó el jugador, en una entrevista concedida en 1999 a quien escribe estas líneas, “me echaron por hablar. El árbitro me dijo: ya tenía yo ganas de expulsar al niño bonito del San Lorenzo”. Casado fue un ejemplo como deportista no sólo por esa estadística, sino también porque siguió jugando al fútbol con más de 50 años, además de practicar otros deportes como el tenis.

Los Pinos

El viejo campo del San Lorenzo albergó los partidos del equipo entre 1920 y 1964, cuando Patrimonio Nacional requirió el terreno para construir el actual campo de golf de La Herrería, y el equipo se desplazó provisionalmente a los campos del Bosquecillo, antes de desembarcar definitivamente en La Herrería en 1967. En esos 44 años el antiguo campo fue remodelado, con unas obras de adecuación en las que se involucró mucha gente de San Lorenzo, a fin de prepararlo para la gran afluencia de público. Diversas crónicas y testimonios apuntan a que en los días de partido podía albergar entre 2.000 y 3.000 personas. Aquellos llenos popularizaron una frase que sigue muy vigente en el pueblo: “Balón fuera, chico dentro”. Su explicación es bastante sencilla: el niño que esperaba fuera, por no poder pagar la entrada u otra razón, podía entrar gratis si devolvía alguno de los balones que se iban fuera del estadio.

Jaime Fresno