El consejero de Educación considera un “anacronismo” la circular de dos colegios concertados sobre la vestimenta de las profesoras

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, ha comentado que la circular de los dos colegios concertados con recomendaciones sobre la vestimenta de profesoras le parece un "anacronismo" y que la Inspección Educativa estudiará en base a normativa si ello supone algún tipo de incumplimiento de los términos de la concesión otorgada. Así lo ha indicado en declaraciones a Onda Madrid, respecto a la circular remitida en los centros Juan Pablo II de Alcorcón y Guadarrama que gestiona la Fundación Educatio Servanda, donde se recomienda a las docentes que vistan con recato y eviten transparencias, escotes pronunciados y pantalones "muy ajustados".

colegio

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, ha comentado que la circular de los dos colegios concertados con recomendaciones sobre la vestimenta de profesoras le parece un “anacronismo” y que la Inspección Educativa estudiará en base a normativa si ello supone algún tipo de incumplimiento de los términos de la concesión otorgada. Así lo ha indicado en declaraciones a Onda Madrid, respecto a la circular remitida en los centros Juan Pablo II de Alcorcón y Guadarrama que gestiona la Fundación Educatio Servanda, donde se recomienda a las docentes que vistan con recato y eviten transparencias, escotes pronunciados y pantalones “muy ajustados”. “Estamos vigilantes sobre la normativa que tenemos, pero no vamos a ir más allá de lo estipulado en la normativa”, manifestó Van Grieken, añadiendo que el Gobierno regional no cree en ningún tipo de discriminación.

En una circular, adelantada por el ‘eldiario.es’, se establece una serie de indicaciones de vestimenta para la uniformidad de los alumnos que estudian en el centro y de las características de la ropa a utilizar por los docentes. A los profesores se les pide que acudan en traje gris o azul marino, mientras que, respecto a las profesoras, el documento detalla que el “modo de ir vestidas importa mucho” y que es importante ir “cómodas, elegantes y sencillas”. En este sentido, expone que al optar por el vestido o la falda es conveniente que “como mínimo” la prenda baje hasta la rodilla, al igual que se exige al alumnado femenino.

“No es conveniente el uso de pantalones vaqueros, mallas o pantalones muy ajustados”, subraya la circular, para añadir que es “preferible” evitar “transparencias, escotes pronunciados, hombros al aire, camisetas de tiras o ropas excesivamente ajustadas”. También hace hincapié en cuidar los detalles “en cuanto a higiene y estética”, sin piercings ni estridencias. “La feminidad es una cualidad destacada en la mujer que debemos potenciar”, indica el documento.

Según recoge la información publicada en eldiario.es, fuentes de la Fundación Educatio Servanda admiten que en el documento puede haber “alguna expresión más o menos afortunada”, pero en general consideran que sus códigos “no son sexistas”. “Si hablamos de medidas, las de los hombres son más restrictivas que son las de las chicas porque les indican que deben llevar traje. En todas las empresas siempre se marcan pautas”, añaden las mismas fuentes, añadiendo finalmente que, en todo caso, su aplicación “no es muy estricta”.