Cartas de los lectores.- “Respeto por los que vivimos aquí”

turismo

Me dirijo a este medio para comentar una seria de actitudes que llevo observando hace tiempo en la gente que nos visita los fines de semana, festivos,  vacaciones, etc., y que no alcanzo a comprender. Como la mayoría de los vecinos, tengo claro los beneficios del turismo, lo que dejan en nuestros municipios y la vida que aportan a la zona. Sin embargo, todo tiene un precio. Salir a la calle a dar un simple paseo en determinados días puede resultar cuando menos insufrible, más aún si tienes algún problema de movilidad o tienes que empujar un carrito de bebé, ya que el respeto que muestran algunos de los que nos visitan (no hay que generalizar) es simplemente inexistente.

He vivido muchos años en Madrid capital y recuerdo que si no tenías la suerte de contar con una plaza de garaje propia, aparcar el coche en la puerta de casa era algo que ocurría como mucho un par de veces al año; el resto había que aparcar donde se podía; es decir, una o varias calles más alejado de tu casa, algo a lo que se estaba acostumbrado y que no suponía ningún drama más allá de tener que dar un  paseo desde el coche. En este sentido, no puedo dejar de preguntarme: ¿Por qué cuando vienen aquí no es aplicable el mismo comportamiento? ¿Por qué tienen ustedes la costumbre de aparcar en la misma puerta de su lugar de destino aunque sea sobre una acera, un paso de cebra o un parque?

Muchos de los que nos visitan cambian de mentalidad cuando llegan aquí y entienden que vienen a una ciudad sin ley donde puedes hacer lo que quieras y olvidarse del respeto que deben tener por la gente y el lugar donde van de visita. No es necesario aparcar el coche en la misma puerta del local donde se toman el aperitivo, ya que en la mayoría de los municipios existen aparcamientos disuasorios a pocos metros; por favor, no ocupen aceras para aparcar ya que crean un problema grave a la gente con poca movilidad, obligándonos a caminar por la calzada la mayoría del trayecto y convirtiendo un paseo en un problema. No aparquen en pasos de cebra para comprar el pan, no circulen por calles peatonales ni en dirección contraria por acortar unos metros, no hay por qué invadir con coches espacios verdes donde esta prohibido aparcar. Si no lo hacen en el Retiro el Parque del Oeste, ¿por qué aquí sí? ¿Y por qué se indignan tantísimo cuando se les llama la atención sobre alguno de estos comportamientos? Por favor, cuando vengan a disfrutar de la Sierra respeten las mínimas normas de convivencia y respeten a los vecinos que vivimos aquí, por el bien de todos

M. E. Caballero