El Ayuntamiento de San Lorenzo anuncia la puesta en marcha de un plan para luchar contra el fraude fiscal

La Concejalía de Hacienda de San Lorenzo de El Escorial ha puesto un marcha un Plan de Control Tributario para 2018 que incluye planes parciales de inspección, de gestión tributaria y de recaudación, del que se dio cuenta en el Pleno del pasado mes de diciembre. Es la primera vez que se pone en marcha en el municipio un plan de estas características, han destacado desde el Ejecutivo.

euros

La Concejalía de Hacienda de San Lorenzo de El Escorial ha puesto un marcha un Plan de Control Tributario para 2018 que incluye planes parciales de inspección, de gestión tributaria y de recaudación, del que se dio cuenta en el Pleno del pasado mes de diciembre. Es la primera vez que se pone en marcha en el municipio un plan de estas características, han destacado desde el Ejecutivo.

“El fraude fiscal es un fenómeno del que se derivan graves consecuencias para la sociedad en su conjunto y el control de los incumplimientos tributarios y la lucha contra el fraude deben constituir una de las líneas de actuación básica de cualquier Administración Local. Garantizar el pago de los impuestos y una distribución equitativa de las cargas públicas minora la presión fiscal individual, ya que son más los que contribuyen a sustentar las arcas municipales”, indican estas mismas fuentes.

El concejal de Hacienda, Álvaro Martínez, señala que “no se entiende un estado de derecho moderno y ambicioso a la hora de ofrecer servicios de calidad y bienestar social a sus ciudadanos sin un cumplimiento de las obligaciones fiscales por parte de los ciudadanos. La administración debe vigilar y asegurarse de que ese cumplimiento es real, aparte de tener una política fiscal que favorezca el crecimiento económico y la cohesión social”.

El Ayuntamiento, por su parte, recuerda que existen medidas para facilitar el cumplimiento de las obligaciones fiscales a los vecinos, como son aplazamientos y fraccionamientos para situaciones económicas difíciles; la modalidad del pago a la carta, que permite domiciliar los tributos en 9 plazos; el sistema especial de pago del IBI, que supone una bonificación del 5 % en el recibo, y diversas bonificaciones para tasas y precios públicos.