El área de Juventud de Valdemorillo organiza una nueva edición del curso de monitor de ocio y tiempo libre

cartel

Tomando como base una metodología muy participativa y práctica, homologada por la Comunidad de Madrid, garantizando así el correspondiente diploma oficial, el nuevo curso de monitor de tiempo libre a impartir en Valdemorillo es ya una realidad inminente. Tanto que las clases darán comienzo el 23 de febrero, en sesiones de viernes por la tarde y sábados en formato de jornada completa, activándose con ellas una alternativa más tanto curricular como de empleo para todos los chicos y chicas de la localidad, siempre que tengan cumplidos los 17 años, y resultando igualmente válida para todas aquellas otras personas que puedan estar interesadas en trabajar en actividades de ocio tanto en el ámbito infantil como juvenil. De hecho, el superar esta propuesta formativa habilita a los nuevos monitores para poder desempeñar su labor en todo el territorio nacional.

Campamentos, como los urbanos o de los de multiaventura, ludotecas, comedores, programas de ocio alternativo y la agenda que da contenido a las ‘extraescolares’ son posibles ‘destinos’ donde encontrar ocupación gracias a este curso. Por ello, desde la Concejalía de Juventud, responsable de esta convocatoria, se destaca la oportunidad que representa un aprendizaje que, además, resulta especialmente completo, ya que a las 150 horas que comprende el apartado teórico-práctico, se añadirán las 120 que amplían aún más la vertiente práctica, incluyendo una salida de fin de semana.

Un apartado importante que se refleja en la propia inscripción, ya que el precio unitario por inscrito, de 175€ para empadronados y 225€ para el resto de participantes, recoge el coste de transporte para este desplazamiento, así como el correspondiente seguro de accidentes. El seguimiento individualizado queda también asegurado en la dinámica de estas clases a las que los interesados pueden apuntarse en la Casa de Juventud (91 899 02 70). Y en cuanto a la modalidad de pago, y para facilitar aún más la presencia de jóvenes, se abre la posibilidad de fraccionar el abono de la cuantía indicada por alumno.