Loterías y sorteos: ¿cuán cerca estamos de ganar?

Seamos o no aficionados a loterías, apuestas del estado o quinielas, hay un elemento que une a toda España en estas fechas, y este es la Lotería de Navidad. Todo un país pasa el 22 de Diciembre pendiente, a través de diferentes vías, de cuáles son los números premiados, y es que el español medio tiende a acumular más de tres participaciones entre su entorno profesional, familiar y su círculo de amigos.

loteria del nino(1)

Por supuesto, la esperanza de que uno mismo sea el ganador del gran premio suele ser mínima, y solemos conformarnos con que nos toque, al menos, el doble de lo jugado. Es cierto que el índice de éxito es bastante bajo, pero solemos recibir una alegría en forma de reintegro, y muchos de nosotros optamos por seguir probando suerte en la Lotería del Niño, celebrada el 6 de Enero. Pues lo cierto es que no es mala táctica: si el total en premios se reduce considerablemente, es más probable que nos toque un premio el Día de Reyes, concretamente, un 37% más probable. Eso sí, el importe será menor. Pero realmente, siempre preferiremos que nos toque una suma respetable en vez de sólo el reintegro, sobre todo si pensamos que la probabilidad de obtener El Gordo el 22 de Diciembre es verdaderamente reducida.

El segundo premio ya es otra cosa, y de hecho, parte del mismo este año ha caído, como ya mencionamos, muy cerca, en Collado Villalba. El décimo, en este caso, asciende a 125.000€, una buena cantidad para darse algún que otro capricho y liquidar ese préstamo interminable.

¿Y qué hay de las apuestas que se celebran durante todo el año? También muy cerca seguimos teniendo el Casino Gran Madrid, que se proclama como el más importante del país y que ha visto a muchos salir con una sonrisa por sus puertas. El pasado verano mejoraba sus instalaciones para seguir a pleno rendimiento. Cada tipología de juego tiene un índice de probabilidad de éxito más o menos alto en función del porcentaje de azar que lleve implícito. Hay quienes prefieren confiar en su suerte y jugar a la ruleta, y hay quienes prefieren tener mayor dominio de la situación y optar por el poker. Aquí tendrán que dedicar más tiempo y concentración pero las posibilidades de llevarse un premio son superiores.

En su versión online, las salas de juego también reparten muchos y muy variados premios debido a la gran afluencia de usuarios diarios. Gobernadas por una cultura de la inmediatez a la que nos hemos suscrito desde que internet forma parte inherente de nuestras vidas, hay un amplio abanico de juegos en las salas virtuales, a través de los que se puede optar a grandes premios pero también echar partidas de pocos minutos y llevarse una pequeña fortuna. Algunas, prometen 100.000 veces nuestra inversión inicial pero, ¿podemos confiar en que esto sucede? Efectivamente, es mucho más probable obtener un premio de diez veces la cantidad depositada, en menos de 15 minutos, y ya estaremos ganando, pero sí, los grandes premios están ahí esperando a ser descubiertos.

blast

Concretamente el pasado mes de septiembre un jugador de Leganés se hizo en un blast de 300.000 euros de 888 con el mayor de los premios: 90.000€, habiendo pagado una entrada de 15€. Los llamados blast son sit&go de poker online que admiten cuatro participantes y que se juegan en pocos minutos. Si en la pantalla el premio al que se opta es, por ejemplo, del doble de lo jugado, sólo el ganador se llevará el premio, pero cuando los cuatro jugadores que integraban la mesa vieron el importe de 150.000€, supieron inmediatamente que lo mínimo que recibirían serían 15.000€, ya que de manera automática este importe se dividía en el gran premio de 90.000€, que se destinó a Roneos1 de Leganés, un segundo premio de 30.000€ que se fue a Vigo y dos de consolación de 15.000€ cada uno, que otros dos españoles, uno de Figueres y otro de Santander, recibieron con júbilo.

Roneos1, de quien se desconoce el nombre real, es jugador asiduo, y como muestra su perfil de jugador profesional, cada día opta a premios en blast de mayor o menor importe, colocándose entre los grandes de la categoría. El secreto, como sabemos, es reinvertir parte del premio y retirar el resto.

En cuanto a las apuestas deportivas a través de internet, depende también en parte de la estrategia (y de la experiencia) para llegar a ganar más dinero. Algo que a priori parece tan sencillo como elegir qué equipo ganará un partido, se convierte en un mundo de opciones en el que podremos combinar diferentes apuestas: qué equipo meterá el siguiente gol, qué jugador será sancionado con tarjeta roja o incluso en qué minuto exacto entrará el balón en la meta. Esto sólo es posible con las apuestas en vivo, pero cada vez gana más adeptos por el extra de emoción que aporta a la experiencia de ver un partido, y porque permite analizar la situación in situ, cosa que las quinielas tradicionales no ofrecen al tener que rellenarse previamente.