Juan Antonio Cuadrillero: un año para seguir derribando barreras en el atletismo

cuadarillero

A sus 46 años, Juan Antonio Cuadrillero ha seguido derribando barreras en el atletismo en 2017, pese a ostentar un palmarés envidiable desde que decidiera volver a la competición en 2010, tras más de una década de retiro. El guadarrameño despidió 2016 en el podio de la San Silvestre Popular Vallecana, una de sus carreras fetiche, antes de iniciar un año en la que ha ido marcando diferentes hitos en los tres ámbitos que domina como nadie a su edad: el fondo en pista, la ruta y el campo a través. Cuadrillero inició su particular cosecha codeándose con la élite absoluta del cross: en el Campeonato de España por Clubes de Oropesa, celebrado el 26 de febrero, acabó 25º y dio puntos importantes para que su equipo, el Clínicas Menorca, lograra la medalla de bronce, sólo superado por el Bikila y la AD Maratón. Dos semanas después, en el Nacional absoluto de Gijón, fue 37º, antes de dirigir sus pasos hacia un nuevo récord de España para su colección, esta vez el de los 10 Kilómetros en Ruta en su categoría de M-45, logrado gracias al crono de 30:42 minutos anotado en Santander el 21 de mayo.

Al mes siguiente, y ya en la pista, Cuadrillero ganó con autoridad el Campeonato de España de Veteranos de 5.000 metros con 15:10:99 minutos, nuevo récord del certamen en su categoría. Subido a ese gran momento de forma, pulverizó el 12 de julio la plusmarca nacional M-45 de los 3.000 metros, al marcar en Majadahonda 8:31:15 minutos, más de tres segundos de mejora sobre los 8:34:58 acreditados en 2007 en Sevilla por Jesús Borrego. Con semejantes tiempos, era de esperar que Cuadrillero trasladase ese gran momento de forma al medio maratón, y lo logró en Valencia el 22 de octubre con un excelente crono de 1:06:49 horas, muy cerca de la espléndida marca que había establecido en enero en Santa Pola, rodando 11 segundos más rápido.

A pocos días de que finalice el año, e inmerso en una dinámica de gran confianza en sus posibilidades que él achaca en gran parte a su nuevo entrenador, Héctor del Pozo, el tetracampeón mundial de veteranos en Finlandia y mejor atleta veterano español en 2012, todavía podría agrandar su palmarés en la San Silvestre Vallecana, donde ya es un mito tras ganar dos ediciones y subir al podio de la Popular en varias ocasiones, o bien despedir el año codeándose con la gran élite en la carrera Internacional.

Jaime Fresno