CD Galapagar: el sueño de pelear el asalto a Tercera tras regresar a la Preferente madrileña

2017 ha sido el año del regreso del CD Galapagar a la Preferente madrileña, tras una campaña sin apenas fisuras en Primera Regional. De la mano de Javier Arroyo, un joven técnico que llegó a El Chopo procedente de la estructura de base del Rayo Vallecano, y con el regreso de futbolistas importantes de la brillante etapa de David Muñoz en el banquillo, el club arlequinado no dio apenas resquicios a la sorpresa y ganó la Liga con 76 puntos, firmando 83 goles en 34 partidos y cediendo sólo seis derrotas, las dos últimas cuando el ascenso ya era un hecho. Hoy, en pleno parón de Navidad, y con la próxima jornada programada para el 7 de enero, el Galapagar sueña con pelear el que sería su primer salto a Tercera División, gracias a un primer tramo de liga que le tiene situado en la quinta posición, a cuatro puntos del ascenso que marca la AD Torrejón.

04

2017 ha sido el año del regreso del CD Galapagar a la Preferente madrileña, tras una campaña sin apenas fisuras en Primera Regional. De la mano de Javier Arroyo, un joven técnico que llegó a El Chopo procedente de la estructura de base del Rayo Vallecano, y con el regreso de futbolistas importantes de la brillante etapa de David Muñoz en el banquillo, el club arlequinado no dio apenas resquicios a la sorpresa y ganó la Liga con 76 puntos, firmando 83 goles en 34 partidos y cediendo sólo seis derrotas, las dos últimas cuando el ascenso ya era un hecho. Hoy, en pleno parón de Navidad, y con la próxima jornada programada para el 7 de enero, el Galapagar sueña con pelear el que sería su primer salto a Tercera División, gracias a un primer tramo de liga que le tiene situado en la quinta posición, a cuatro puntos del ascenso que marca la AD Torrejón.

El éxito del primer equipo galapagueño se vio además acompañado por la consolidación del filial en Primera Regional, una categoría a la que nunca había llegado ningún equipo B de la Sierra. Además, lo hizo jugando en un Grupo 4 prácticamente desconocido para los representantes serranos, para no coincidir con sus mayores en el Grupo 1, el que abarca la geografía de la comarca. A ese éxito del estandarte de la cantera hay que sumar varios más en categorías inferiores, como el ascenso del primer equipo juvenil a la Primera Autonómica –la tercera de España-, tras acabar segundo de su grupo de Preferente tras el Pozuelo, o la consolidación del propio club como referente social en Galapagar, con sus más de 400 abonados y una asistencia media a los partidos muy por encima de lo habitual en la comarca.

En este apartado futbolístico, no se puede olvidar que el Torrelodones CF saltó a Preferente de la mano del Galapagar, como segundo clasificado de la Liga. El éxito blanquiazul vino de la mano del técnico Guillermo Galán, que fue capaz de llevar al objetivo a un grupo de jugadores formados en la cantera, y que dejó muchos detalles ilusionantes para el futuro inmediato, en especial los 32 tantos anotados por su joven delantero, Víctor Salcedo, que este curso ya suma otros ocho en Preferente. El ascenso torresano vino a resarcir la enorme decepción que supuso perder el objetivo dos años antes con un gol del Colmenar B en el tiempo añadido del último partido.

Jaime Fresno