“Curando la Avenida de la Salud”, una acción solidaria para la Navidad de Moralzarzal

a3f68609-4795-49e8-a996-e931a1e3ff7eBajo el lema “Curando la avenida de la Salud”, el equipo de Gobierno ha puesto en marcha una iniciativa curiosa y solidaria con la que pretenden “dar una segunda vida a los adoquines” que cubrían el firme de una de las principales arterias de la localidad y que están siendo sustituidos ante el mal estado de la vía y “llevar la Salud de Moralzarzal a otras partes del mundo”. Un grupo de 15 artistas locales, entre los que se encuentran Antonia Contra, galardonada con la Medalla de Oro al Prestigio Profesional y Artístico (concedida por la Fundación Foro Europa 2001), y Eduardo Guitián, pintarán más de un centenar de estos adoquines y habilitarán un espacio los días 22 y 23 de diciembre, de 12 a 18 horas, en la plaza de toros, para que todos los vecinos que lo deseen también puedan participar y plasmar sus dibujos. El domingo 24 estos adoquines se venderán a un precio mínimo 5 euros y lo recaudado irá íntegramente para la Asociación Ayuda Directa al Himalaya, con la que colaboran varios vecinos de la localidad, entre los que se encuentra Carlos Soria, y que destinará a terminar una escuela en Nepal.
Además, el colectivo de pintores participantes donarán también una serie de cuadros para que la ONG los pueda vender y obtener más fondos.
“Estamos dando una base a los adoquines para prepararlos”, ha explicado Eduardo Guitián, quien ha invitado “a la gente y en especial a los niños a que vengan a pintar los adoquines, que nosotros ponemos todo el material”.
Para que les resulte más fácil, Antonia Contra ha elaborado unos dibujos que pueden servir de modelo.
Avenida “enferma”
adoquin pintado“Hace tan solo seis años, en 2011, se inauguró la avenida de la Salud, pero nació enferma, con grandes dificultades; los adoquines se rompían, saltaban, el firme tenía baches… la situación era deplorable. La obra se hizo a través de un Plan Prisma de la Comunidad de Madrid, llevado a cabo por Nuevo Arpegio, relacionada posteriormente con el caso Púnica. Ahora estamos remodelando la calle, asfaltando, subiendo las aceras y realizando las canalizaciones de agua, que no existían”, ha explicado Gema Duque, primera teniente de alcalde.
Las obras, que se prolongarán hasta febrero, tienen un coste de 400.000 euros que sufragará el Ayuntamiento, “aunque estamos en litigios con la Comunidad de Madrid para intentar recuperarlo” como responsable de la deficiente ejecución de las obras realizadas. Además, Duque anunció que los adoquines que se han retirado se están ubicando en otros espacios: “en una rotonda y en una zona de tránsito al polideportivo. Queremos reutilizar todo lo posible de la obra”.