Los alcaldes de los municipios afectados por la huelga de Irubus-ALSA piden la intervención directa de la consejera de Transportes

Reunión-ediles-huelga-ALSA-1-640x336

Alcaldes y concejales de la mayoría de los municipios afectados por la huelga de autobuses de Irubus-ALSA, que se lleva desarrollando desde octubre, se han reunido este jueves en San Lorenzo de El Escorial para consensuar una posición común de cara a una próxima reunión con la consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, que el lunes en un acto celebrado en Collado Villalba instó a los representantes de los trabajadores y a la empresa a negociar para buscar una solución a este conflicto.

Los representantes municipales de San Lorenzo, El Escorial, Robledo de Chavela, Valdemaqueda, Fresnedillas de la Oliva, Santa María de la Alameda y El Hoyo de Pinares (los alcaldes de Zarzalejo y Cebreros no han podido asistir, pero se suman a la iniciativa) han coincidido en calificar el transporte por autobuses en la Sierra como un “servicio esencial en sus localidades”, y todos se han hecho eco del perjuicio que supone para sus vecinos no solo la huelga, sino también los incidentes ocurridos con los servicios mínimos, tal como vienen denunciando los usuarios desde hace semanas.

Los ayuntamientos, recordaron los regidores, “no tienen competencias en materia de transportes, que dependen de la Comunidad de Madrid”, por lo que van a solicitar en persona a la consejera que intervenga en un conflicto que, de momento, está anunciado hasta el 31 de enero, con paros de carácter indefinido todos los días de 6:00 a 9:00 y de 18:00 a 21:00 horas.