Este sábado, concentración en Los Molinos contra el proyecto para crear un campo de fútbol en la Dehesa de Los Llanos

Entorno Los Molinos, con el apoyo de los distintos grupos de la oposición, ha convocado para este sábado, 16 de diciembre, una concentración en defensa de la Dehesa de Los Llanos, mostrando su rechazo al proyecto para construir en esta zona un campo de fútbol, iniciativa impulsada por el club que dirige el ex jugador de fútbol sala Alberto Cogorro, campeón del mundo con España en 2004 y de la Eurocopa en 2005. Este colectivo indica que fue el pasado mes de agosto cuando tuvieron conocimiento de los primeros rumores acerca de esta actuación, por lo que se dirigieron a los partidos con representación en el Ayuntamiento para recabar toda la información posible y conocer su postura.

IMG-20171206-WA0000

Analizadas las respuestas, señalan desde Entorno Los Molinos, estos serían los principales datos acerca del proyecto:

  • El proyecto licitado surge por iniciativa de un club privado de Guadarrama, el Club Deportivo Elemental “Alberto Cogorro”.
  • Este club propone ubicar la instalación en Transeúntes 11 (también conocido como Matarongiles, en Los Llanos). Esta finca de 30.218 m2 es municipal y está calificada como SNUC (Suelo No Urbanizable Común) e incluido en el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales), formando parte de la Zona de Transición del Parque Nacional del Guadarrama.
  • Según el Ayuntamiento, esta zona admite la construcción de instalaciones deportivas, teniendo en cuenta la Ley 9/2001 de Suelo de la Comunidad de Madrid.
  • El club pretende construir un campo de fútbol de césped artificial con vestuarios y una zona de aparcamiento, con un puente peatonal sobre el arroyo de Majaltobar. Y, en una segunda fase, un segundo campo de fútbol y unas pistas de pádel.
  • El 16 de noviembre se firmó el contrato de arrendamiento de la finca. El precio acordado por el alquiler es de 152.500 euros en 20 años, lo que supone 7.625 euros al año (635,42 euros/mes).
  • La licencia de obra, en palabras de la Alcaldía, “será otorgada por el Ayuntamiento y no se prevé tener exposición pública ni periodo de alegaciones”. El Ayuntamiento se beneficiará de cinco horas semanales de uso de las instalaciones, sin horario determinado.

Tras analizar el proyecto, Entorno Los Molinos ha mostrado su rechazo al mismo indicando que “no se han estudiado las necesidades deportivas del pueblo” y que “estas instalaciones no serán municipales, sino privadas”. En cuanto a la ubicación del campo de fútbol, esta asociación señala que “se trata de una zona de alto valor ecológico con excelente grado de conservación natural y calidad visual, en plena Zona de Transición del Parque Nacional del Guadarrama. Las instalaciones alterarían permanentemente la parcela (con construcciones, adecuación del terreno para el césped artificial, acceso de personas y vehículos, contaminación lumínica y sonora, alteración del importante arroyo de Majaltobar y su vegetación de ribera…)”.

De este modo, mantienen, “se privaría a los molineros del uso y disfrute de una finca que es de todos, muy frecuentada como lugar de paseo, running, ciclismo y paseo a caballo, así como del uso ganadero”. “No tiene sentido privar al pueblo de este lugar para un negocio ajeno. No tiene sentido degradar un paraje valioso, abriendo así una puerta a más actuaciones en estos suelos no urbanizables”, añaden estas mismas fuentes, asegurando que la actividad prevista “alteraría a las explotaciones ganaderas aledañas”.

Entorno Los Molinos afirma en un comunicado que apuesta por un “desarrollo sostenible, fomentando los recursos naturales de que disponemos y que hacen de este municipio un lugar único. Potenciemos nuestras dehesas, nuestra montaña, nuestro paisaje a las puertas del pueblo, que es lo que nos diferencia de otros. Ofrezcamos una alternativa de ocio. Y aprovechemos el privilegio de ser un pueblo serrano bonito y bien conservado”. Finalmente, la asociación insta al Ayuntamiento “a que pare este proyecto y empiece de nuevo, analizando la necesidad social y, de existir ésta, proponiendo un plan de su propia iniciativa, buscando el lugar más adecuado para ello, con sus propias condiciones y de titularidad municipal, como el campo que había donde ahora está el colegio”.