María Teresa Príncipe, profesora del colegio Juan Falcó de Valdemorillo, entre las mejores docentes de España

educaabanca

Ya figura entre los diez mejores docentes de Primaria a nivel nacional, y aún puede que le ponga nombre al premio Educa Abanca 2017 en su categoría. Pero mientras llega enero, momento en el que se dará a conocer el fallo del jurado, María Teresa Príncipe Gómez vive ya “una inmensa mezcla de emociones”, sintiéndose ya ganadora, porque el mejor triunfo es ver recocida su labor por escolares y familias. Y es que el agradecimiento de sus alumnos, la nota tan sobresaliente que le ponen estos y también sus padres a la gestión que sigue en las aulas del Juan Falcó, le han merecido llegar a situarse entre esta decena de finalistas, sintiendo con ello la satisfacción de vivir su vocación y, sobre todo, el acierto de su especial compromiso con la educación emocional. Porque esta es la clave para ella: “Llegar primero al corazón; el formar a los alumnos, ante todo, como personas”.

Y es que esta profesora no tiene ninguna duda en la escala de prioridades que entraña la gran responsabilidad de enseñar, “porque los alumnos me importan, ellos son lo importante”. Y a juzgar por su presencia en estos Premios Educa Abanca, convocados precisamente para avanzar hacia un modelo diferente, donde el alumnado mejore su comprensión de los contenidos abordados y su valía como integrante de la sociedad, los propios escolares del Juan Falcón lo saben y lo disfrutan, agradeciendo a su ‘profe’ que se incline tanto por transmitir valores, la más fundamental de las asignaturas. Prueba de ello, además, es el libro que firma junto con María Lourdes Prado Ramos, “Educación social y emocional. Emociónate con Coco”, presentado ya a finales de septiembre en Valdemorillo, haciendo partícipe así de los retos que plantea este tema a toda la comunidad escolar y por extensión al conjunto de la población.

Portada 134 Educación social y emocional.indd

Toda una experiencia que también vivió con emoción y que viene a avalar las ‘virtudes’ que la sitúan en esta auténtica lista de honor para todo profesional de la enseñanza. Las mismas que ahora toca puntuar, baremar en función de criterios como su capacidad  en la ya citada transmisión de valores, formación curricular y proyección social, así como a la hora de innovar y aplicar las nuevas tecnologías en el propio desarrollo de las clases, como las que ahora imparte a los más mayores del colegio público valdemorillense, y, por supuesto, el grado de aceptación entre los alumnos.

Especialista en Educación Infantil y Primaria, Teresa Príncipe cuenta con amplia experiencia, un bagaje que agranda con su formación específica en TDAH, prevención e intervención del acoso escolar, inteligencia y educación emocional, programación neurolingüística, metodologías activas y tecnologías de la información y la comunicación, contando igualmente con un máster en resolución de conflictos y coaching para el desarrollo educativo. A este respecto, desde el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Educación, quiere destacarse la “importancia de contar entre el profesorado local con una profesional como Teresa, por su talla humana y por la entrega y dedicación que pone en todo su trabajo con nuestros colegiales”. Razones por las que desde el Consistorio le felicitan por ser finalista de estos Premios Educa Abanca 2017.