Collado Villalba y Galapagar, de nuevo galardonados con el Corazón de Piedra por su escasa inversión en Servicios Sociales

DSC09291Según el Estudio de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, Collado Villalba es el cuarto municipio y Galapagar, el quinto de la Comunidad de Madrid que menos invierte en Servicios Sociales. Este estudio está basado en los presupuestos liquidados de los años 2015 y 2016.

Este colectivo ha considerado “pobres en inversión social” a aquellos Ayuntamientos cuyo presupuesto por habitante en promoción social y servicios sociales es inferior al 60 por ciento de la media del presupuesto (60,15 euros) del conjunto de Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes. Algunos Ayuntamientos dedican más de 100 euros a estos conceptos, según los datos oficiales que aporta en Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid que recibirán el premio Corazón de Piedra 2016 son Leganés —que encabeza además la lista negra nacional destinando 15 euros por habitante—, Aranjuez, Ciempozuelos, Colmenar Viejo, Collado Villalba, Galapagar, Paracuellos de Jarama, Pozuelo de Alarcón, Torrejón de Ardoz, y Villaviciosa de Odón. Otros municipios españoles son Torrevieja, Oliva, Almendralejo, Don Benito, Mérida o Plasencia, entre otros. Por contra, quién más dinero por habitante dedicó a los vecinos más desfavorecidos en términos absolutos fue Rentería, con 277,09 euros por habitante.

“Cada uno de estos Ayuntamientos recibirá un galardón acreditativo con el deseo de que luzca en el despacho del alcalde para que a la hora de elaborar los presupuestos recuerden la importancia de invertir en servicios sociales pensando en sus convecinos más necesitados y en la importancia de invertir en convivencia positiva y en la inclusión social de todos quienes habitan en su ciudad”, explica esta asociación.

DSC09283
La edil de Servicios Sociales, Lourdes Cuesta, y la alcaldesa, Mariola Vargas

Tanto Collado Villalba como Galapagar ya recibieron este galardón el año pasado.  En Collado Villalba, el grupo municipal Cambiemos pidió a ritmo de mariachis más dinero para gasto social. 

 

 

La postura del PSOE de Collado Villalba

“Ni un milagro navideño cambiará ya el desolador panorama de los Servicios Sociales en Collado Villalba y que nos volverá a hacer merecedor, una vez más, de un gran tirón de orejas por el bajo presupuesto que el equipo de Gobierno destina a los colectivos más vulnerables”, así comienza la nota que ha emitido el Partido Socialista de Collado Villalba sobre la inclusión del municipio.

DSC09253“En 2016, nuestro municipio ya fue receptor del amargo Premio Corazón de Piedra. La preocupación del PSOE de Collado Villalba hizo que llevara al Pleno de febrero de este año una pregunta sobre el tema. Esta asociación, seria en su trabajo para todos menos para nuestra concejala de Servicios Sociales, que la calificó en dicho Pleno como poco representativa”.

“El nuevo informe de los Directores y Gerentes de Servicios Sociales vuelve a situar a Collado Villalba en una posición extrema y preocupante para nuestros vecinos y vecinas, especialmente para aquellos que más lo necesitan. Somos la cuarta localidad de la Comunidad de Madrid que menos invierte en Servicios Sociales. Y no estamos hablando de fiestas populares o mercadillos navideños, que no voy a ser yo quien diga que no son necesarios ni contribuyan al bienestar de los ciudadanos y ciudadanas, estamos hablando de ayuda a domicilio o teleasistencia para nuestros mayores, alojamiento de personas sin hogar, ayudas para paliar la pobreza energética, para los niños y niñas sin recursos o para víctimas de violencia de género.

Sin embargo, y a pesar de la evidencia, el equipo de Gobierno, capitaneado por la alcaldesa Mariola Vargas, presume sin cortarse, por ejemplo, de las 2.051 ayudas (221.00 euros) de Emergencia Social para familias necesitadas que ha ejecutado el Ayuntamiento y que “cubren en su totalidad las necesidades en el municipio y supone que ninguna familia se quede sin atención social”.

emergencia01
Toda la oposición ofreció una rueda de prensa para criticar el poco gasto en Servicios Sociales

“Han utilizado y seguirán haciéndolo la coletilla de siempre, que la deuda les impide atender como se merecen a los vecinos y vecinas villalbinos. Pero ya es hora de que asuman su responsabilidad y que de haber restricciones económicas afecten a otras partidas con menor incidencia sobre el bienestar de los ciudadanos y ciudadanas, como por ejemplo a los sueldos del equipo de Gobierno o al número de los cargos de confianza”.

“¿Y a quién quieren hacer creer estas afirmaciones tendenciosas y provocadoras, cuando todo el mundo sabe que el equipo de Gobierno ha dejado de gastar en la partida de necesidades sociales en 2017 un total de 265.000 euros, de los que 223.000 euros proceden de la rebaja de los sueldos de los grupos municipales de la oposición (de la oposición, no de los concejales del PP)? Y si todo el pueblo conoce la delicada situación de los Servicios Sociales y la bajada de sus presupuestos, cuya valoración es el principal objetivo del premio Corazón de Piedra, es porque desde 2015 ha sido el principal caballo de batalla de los partidos de la oposición, especialmente del Grupo Socialista. A pesar de ello, la ausencia de resultados nos hará perseverar en 2018, para contribuir de esta manera a que el citado galardón no nos vuelva a castigar por ser uno de los municipios madrileños que menos dinero gasta en los problemas de sus vecinos”, concluyen los socialistas.

 

Corazón de Piedra

emergencia04El premio Corazón de Piedra fue instituído en 2013 por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales para reconocer a las personas o instituciones que muestren mayor insensibilidad y cuyas opiniones o actuaciones produzcan más desamparo y sufrimiento a las personas y familias más vulnerables.

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales de España celebró recientemente en Fuenlabrada su XXIII Congreso anual bajo el título ‘Los servicios sociales básicos en el ámbito local: Nuevas estructuras y contenidos para nuevos tiempos’.