Intrahistorias (columna de opinión de Félix Alonso, Colectivo Rousseau)

pinito

El mismo día que el Parlament hacía su votación secreta para declarar la DUI, yo me desayuné también con la noticia de que había muerto en el Hospital Juan Negrín la trapecista Pinito del Oro. Dos noticias que me llevan a mis recuerdos: por un lado, el nacimiento de mis hijos en el Vall de Hebrón, sus primeros pasos con la enseñanza “Rosa Sensat”, las “coblas” en la plaza de Sarrià…, y por otro a mi padre llevándome al Circo Price, en donde ahora está el Ministerio de Cultura, a ver precisamente a la trapecista. Y es que la intrahistoria, como señalaba Unamuno, está presente en nuestras vidas, y nuestro subconsciente funciona según las señales que nos han ido llegando, como muy bien explicó Vladimir Carrillo en el ciclo que hemos titulado “Marx Hoy”.

El último sábado de octubre tocó “Marx y el Psicoanálisis”, y por eso me permito mezclar mis recuerdos con Pinito y la Declaración Unilateral de Independencia. En la Agrupación Socialista de San Lorenzo convoqué a los amigos para que con el título genérico de “Parlem” pudiésemos hablar sobre el problema que ocupa y nos preocupa. Allí contrapuse un libro titulado “España es así”, que a lo largo de sus páginas hace una hagiografía de la obra civilizatoria de la Iglesia -sus grandes figuras, la pureza de sus enseñanzas y la fecundidad de sus empresas, llegando a proclamar España como Una, Grande y Libre-, con otro de Juan Perucho, “Teoría de Cataluña”. Allí encontré una interpretación mesiánica de Francesc Pujols, en la que se atribuye a Cataluña la misión de salvar el mundo, inventando la sumpèptica. Pues bien, ni España fue una creación de los Reyes Católicos, ni la sumpèptica es la ciencia general catalana que salvará a la humanidad. El choque de trenes es muy antiguo, no sólo la sentencia sobre el Estatut (que también).

Cuando un amigo próximo a Podemos me ponía como aportación de su partido la “España plurinacional”, no pude por menos que recordarle que en 1957, en el Orfeó Catalá de México, el socialista Anselmo Carretero Jiménez impartió una conferencia titulada “La personalidad de Castilla en el conjunto de los pueblos hispáni- cos”. Decía en ese libro, encontrado en la librería de viejo de Luis Llera, lo siguiente : “Para muchos paisanos vuestros, Castilla es la monarquía extranjera que somete con sus ejércitos a Cataluña, acaba con las libertades catalanas e implanta en vuestra tierra la lengua y las leyes castellanas. Según ese punto de vista Castilla es un pueblo dominante e imperialista que ha sojuzgado a los demás”, para terminar proclamando que España es un país de países.

viglietti

Ante la postura buenista, que siempre hay en este tipo de tertulias, desarrollé la teoría, ya expuesta es este periódico, de que el famoso derecho a decidir surgió en una conferencia que Artur Mas pronunció el 20 de noviembre de 2007. “Si Cataluña es una nación, y lo será mientras los catalanes quieran, tenemos derecho a deci- dir lo que más nos conviene como pueblo”, decía entonces. ¿Habéis oído hablar éstos días de Antonio Capmany Surís y de Montpalau? Buscad en la Wiki, ya veréis, hay catalanes a los que ahora se les ignora, seguramente porque contribuyeron a la redacción de la Constitución de Cádiz.

El día que murió Daniel Viglietti colgué en Facebook una de sus canciones como homenaje, y me dispuse a escuchar el disco entero: “Canciones para mi América”. Me encontré con la siguiente peculiaridad que os cuento, del álbum editado en 1973: en la carátula se puede leer lo siguiente: ‘Disseny: Jordi Fornas, Gravats originals: Miguel Bresciano. EDIGSA Avenida de José Antonio, 654’. Notaréis que se utiliza el idioma catalán y que la calle lleva el nombre del fundador de la Falange. Curiosidades de la vida que inevitablemente me hacen pensar.
Félix Alonso