Se entregan los premios del concurso de ideas para la ampliación y remodelación del Pabellón Municipal Quique Blas de Collado Villalba

DSC_0714El Centro Cultural Peñalba ha sido el escenario esta mañana de la entrega de premios del concurso de ideas para la ampliación y remodelación del pabellón municipal Quique Blas, una iniciativa a la que han optado 62 proyectos internacionales y que ha estado gestionado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM). La obra cuenta con un presupuesto global de 4 millones de euros, procedentes del Plan de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid (PIR).

La alcaldesa, Mariola Vargas, ha resaltado la “gran calidad que han tenido todas las propuestas y el acierto de la convocatoria de este concurso que ha permitido valorar muchas ideas y alternativas, para poder elegir el mejor proyecto de acuerdo con las necesidades de los clubes deportivos de la localidad y de todos los vecinos”. De igual forma ha resaltado el concurso de ideas, como “una iniciativa pionera en el municipio que ha estado abierta a la participación de los ciudadanos para una infraestructura que tiene la intención de convertirse en un referente deportivo y lugar de encuentro de actividades extraordinarias”.

 

Primer premio

DSC_0706“Trasluciente”, del arquitecto Juan Fernández del Campo y con la colaboración de Elena Orenés Porcia, es el nombre del proyecto ganador. El edificio, ideado por un estudio de arquitectura de Pozuelo, con una imagen atractiva y sencilla, se integrará en la Ciudad Deportiva. Está diseñado de acuerdo a los criterios más actuales de organización funcional, accesibilidad, seguridad y eficiencia energética, hasta el punto que se persigue convertir al edificio en un consumo de energía casi nulo. La construcción se realizará en tres fases, para compatibilizar los usos de ambos edificios, y tendrá una superficie de actuación de 6.980 metros cuadrados.

“Trasluciente” propone la remodelación del actual edificio, que data de 1981, la creación de una segunda pista deportiva, la creación de una edificación contigua a las pistas con equipamientos y servicios, y la urbanización exterior. “La complejidad de la parcela y el no interferir en las actividades del polideportivo hacía que hubiera muy pocas opciones”, ha señalado Fernández del Campo, quien ha explicado la elección de materiales traslúcidos -de ahí el nombre del proyecto- como policarbonato o vidrio armado, entre otros, “que tienen un buen comportamiento energético y hacen posible un consumo casi nulo de energía -estos materiales envolverían el edificio antiguo-. Además, estos materiales dejan pasar la luz por la noche, porque a veces nos olvidamos de que los edificios también se tienen que ver de noche”.

 

El primer premio está dotado con 10.000 euros, que irá a cuenta de los honorarios establecidos por la redacción del proyecto.

 

Segundo premio

DSC_0698“Cero”, de Fernando Rodríguez y Pablo Oriol, ha recibido el segundo galardón, dotado con 5.000 euros. El premio lo ha recogido Ricardo Fernández, que también ha participado en el proyecto y que ha subrayado que “se trata de algo pionero que solo se ha puesto en marcha en plantaciones eléctricas por el momento ya que el edificio gasta lo que produce, consume sin necesidad de otra fuente de energía”. Para plantear su propuesta hicieron cálculos con un ingeniería de Madrid y gracias a la energía solar, el nuevo pabellón consumiría cero energía exterior.

El proyecto ofrecía la posibilidad de colocar dos pistas longitudinalmente lo que daría la opción de construir un gran pabellón polideportivo que podría acoger grandes eventos deportivos, con una gran espinal central que albergaría los vestuarios, servicios, etc. Desde esta propuesta, sin embargo, consideran que “la pista actual no estaría operativa unos cuatro meses, que se podrían hacer coincidir de mayo a septiembre, cuando se acaba la temporada, para poder hacer las obras”. Además “Cero” aprovecharía un 40 por ciento de la cubierta del actual Quique Blas”.

 

Tercer premio

DSC_0688“Paisaje simultáneo”, de Santiago Cifuentes y Pelayo García, ha sido reconocido con el tercer premio, dotado con 2.000 euros. “Somos muy concurseros, vemos en los concursos una vía fundamental para conseguir calidad en los proyectos”, ha comenzado diciendo Santiago Cifuentes, que posteriormente ha explicado su proyecto basado en una gran calle que rodearía las tres plantas del edificio, lo que posibilitaría la construcción de cuatro pistas deportivas, dos cubiertas y dos al aire libre (sirviendo de parking una de ellas).

Ellos planteaban la posibilidad de hacer una pista provisional justo al lado del edificio mientras se realizasen los trabajos y así “rehabilitar el pabellón existente para aprovechar sus servicios”. Además, el proyecto incluía una terraza con cafetería y una zona exterior donde poder practicar deporte.

 

Los accésits

Los accésits han recaído en “Un balcón para el deporte”, de Daniel Valle y André Olivares, que no han estado presentes ya que tienen el estudio en Seúl (Corea del Sur) y  “Septiembre”, de Javier Monge y Héctor Salcedo, también ausentes al estar en Sevilla; ambos ha sido galardonados con 500 euros.