Los trabajadores de Irubus-ALSA en San Lorenzo valorarán en la próxima asamblea la posibilidad de que la huelga se convierta en indefinida

Los trabajadores de Irubus-ALSA, que llevan en huelga los lunes y martes desde el 8 de octubre, valorarán en la próxima asamblea, prevista para el viernes 24, si inician una huelga indefinida a partir de diciembre, si no alcanzan un acuerdo con la dirección de la empresa. Así lo ha asegurado a el presidente del Comité de Empresa, Vicente del Pozo, que ha explicado que en la última reunión, que se prolongó durante unas cinco horas, “hemos intentado acercar posturas”.  “Al principio parecía que sí podía haber acuerdo, al menos en algunos puntos, porque hemos bajado las pretensiones, pero no se mueven de lo que traían el primer día, y así es imposible. Lo están poniendo muy difícil”, señaló. En este sentido, ha indicado que lo que valorarán los conductores en la asamblea prevista para la próxima semana es si continúan con la huelga tal y como está programada, los lunes y martes de cada mes hasta diciembre, o si se hace indefinida con paros parciales o a jornada completa.

Además, Del Pozo indicó que probablemente esta semana tenga lugar una nueva dirección con representantes de la compañía. “Es una posibilidad que ya se puso encima de la mesa en la última asamblea, pero todavía no hay nada claro”, manifestó, añadiendo que en esta jornada el seguimiento de la huelga ha vuelto a ser “masivo”49936C88-E7FF-4865-B54E-71F1AAA8DAA9.

Por su parte, desde la dirección de Irubus han explicado que la última reunión con los trabajadores tuvo lugar “a iniciativa de la empresa” y que se trata de la sexta desde que se inició el conflicto. “Finalizó sin acuerdo, al insistir la representación legal de los trabajadores en solicitar incrementos salariales inasumibles por la empresa, ya que ponen en riesgo su viabilidad”, han añadido sus responsables.

En este sentido, han asegurado que la dirección de la compañía “sigue manteniendo su oferta”, que implica “duplicar” el incremento salarial previsto en el convenio colectivo. “Insistimos en que sólo planteamientos realistas y sensatos en términos de coste para la empresa podrán dar lugar a acuerdos satisfactorios, por lo que el mantenimiento de la huelga una semana más no aporta solución alguna al conflicto”, han señalado.

En cuanto al desarrollo de la huelga este lunes, han indicado que los servicios mínimos se están desarrollando con “bastante normalidad” y que “únicamente hay que señalar ligeros retrasos”, debidos a la “actuación” de los piquetes que intentan retrasar las salidas de los vehículos en la estación de autobús de San Lorenzo de El Escorial. Además, han asegurado que ayer “continuaron los actos vandálicos”, con la rotura de las lunas de cinco vehículos cuando realizaban los últimos servicios del día.