Las brigadas forestales de la Comunidad inician las labores preventivas para evitar los incendios el próximo verano

Las brigadas forestales que trabajan en la Comunidad de Madrid comienzan a realizar ya, desde ahora y hasta el mes de mayo, trabajos preventivos para evitar que se produzcan incendios forestales en la región. El director general de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, y el director general de Emergencias de la Comunidad, Enrique Núñez, han visitado este martes la brigada helitransportada ubicada en Bustarviejo que, como el resto de brigadas forestales, enfocará su trabajo más a la prevención de incendios que a la propia extinción, con la modificación de las condiciones ambientales durante el invierno. Los responsables de Emergencias han felicitado a los componentes de la brigada por el trabajo realizado durante la campaña de verano contra incendios forestales, que ha contribuido a que en la región se haya reducido sensiblemente la superficie afectada por el fuego.

forestales

Novillo ha recordado que, desde principios de año y hasta el pasado 30 de septiembre, la superficie quemada en la región se ha reducido un 34% respecto al año pasado, a pesar de que el número de incendios registrados ha crecido un 21%, hasta los 289. En 8 de cada 10 casos, los incendios no han pasado de ser un simple conato y las llamas no han superado la hectárea de terreno afectado. Este año no se ha registrado ningún gran incendio forestal (más de 500 hectáreas) y ni siquiera ha habido fuegos que hayan superado las 50 hectáreas de terreno.

El siniestro más importante del verano tuvo lugar en San Agustín del Guadalix, donde las llamas afectaron a 23,4 hectáreas, de las que sólo 0,8 eran arboladas. De media, cada incendio ha afectado a 0,85 hectáreas, la mitad que el año pasado. Para los responsables del control de los incendios forestales en la región, los datos avalan que el sistema de extinción de la Comunidad es uno de los más eficaces de Europa, lo que es posible gracias a un modelo de integración de dispositivos de prevención y extinción de incendios único.

En la época de máximo riesgo de incendios forestales, la Comunidad de Madrid ha mantenido en alerta contra el fuego a más de 4.700 efectivos (bomberos, brigadas forestales, agentes forestales, vigilantes y voluntarios de Protección Civil), con una flota de 456 vehículos y 9 helicópteros distribuidos por toda la región. Este año, el Gobierno regional ha invertido 35 millones de euros en prevención y lucha contra los incendios forestales (el 70 % destinado a la prevención). Antes del verano, las brigadas forestales de la Comunidad de Madrid han realizado trabajos preventivos sobre más de 2.500 hectáreas de terreno entre cortafuegos, fajas de seguridad y limpieza de montes y pistas. A esto hay que añadir cerca de 750 hectáreas mantenidas gracias al pastoreo preventivo.