Aparecen otro gato muerto y un perro envenenado en la urbanización villalbina de Pryconsa

IMG-20171020-WA0001 IMG-20171020-WA0003

Un gato y un perro han sido las últimas víctimas de los envenenamientos que se están produciendo en la urbanización de Pryconsa, en Collado Villalba y que hasta el momento han acabado con la vida de 19 mininos. El can, un chihuahua de un año y medio, fue atendido por un veterinario que le administró “vitamina K, que es el antídoto al veneno de raticida y que se tiene que administrar en las primeras 24 horas”, explica Irene Becerril, portavoz de Gatos sin Hogar. Sin embargo el gato no tuvo tanta suerte y falleció. “Lo encontró un niño de 14 años junto a una bolsa de veneno. Estaba debajo de una terraza así que lo hemos denunciado desde nuestra asociación y también la presidenta de la comunidad de vecinos de Pryconsa”.

IMG-20171020-WA0000Desde el pasado 21 de septiembre, en esta urbanización se han hallado un total de 19 cadáveres de felinos por parte de la asociación Gatos sin Hogar, que mantiene un convenio con el Ayuntamiento para esterilizar a los mininos de determinados barrios del municipio. El colectivo, que ha denunciado los casos ante la Guardia Civil, está esperando los resultados de la necropsia que la Universidad Alfonso X El Sabio está practicando a uno de los cadáveres. “Lo hemos pagado nosotros, así que en unos días nos darán los resultados y se lo daremos al Seprona, que es quien se va a encargar a partir de ahora de la investigación”.

gatos pryconsa 2 Por el momento , se desconoce quien es la persona o personas que está detrás de estos envenenamientos, “pero esta problemática es de hace mucho tiempo”, cuenta Irene Becerril, que recuerda que hace unos ocho años también se “eliminaron” a todos los gatos de esta zona. “Muchos se envenenaron y sacrificaron al resto. Aquí hay mucho campo y muchos gatos porque la gente los abandona y otros los alimentan y no se les esteriliza, por lo que cada vez hay más colonias”.

Desde Gatos sin Hogar llevan un registro de todos los felinos de Pryconsa. El censo llega a 84, de los que 17 se han dado en adopción y a otros 40 se les ha esterilizado; “aún nos quedan diez por castrar”, dice Becerril.