Un fracaso y muchas dudas

alpedrete pleno septiembre 2'17 pgou 5 El Pleno celebrado el pasado miércoles en Alpedrete vino a escenificar de nuevo la división existente en el equipo de Gobierno, después de que hace unos meses el alcalde, Carlos García Gelabert, ya se hubiese desmarcado de los otros tres concejales de Alpedrete Puede a la hora de firmar un acuerdo sobre el nuevo Plan General de Ordenación Urbana. Medio año después, las tensiones continúan, dejando el PGOU en vía muerta y abriendo una evidente fractura en el Ejecutivo tripartito a menos de dos años de las elecciones municipales de 2019.
El órdago que lanzaron PSOE, UNPA y el propio regidor alpedreteño ha acabado en fracaso, sin haber conseguido que sus compañeros en el Gobierno sumaran sus votos para sacar adelante este Plan, que básicamente protegía la zona Norte de la localidad y cambiaba el uso del polígono (de industrial a mixto), mientras que en Los Llanos contemplaba la construcción de 800 viviendas (364 de ellas de protección). Éste último se ha convertido en el principal obstáculo en la negociación del PGOU, toda vez que Alpedrete Puede no se ha movido ni un milímetro de sus planteamientos cuando se presentó a los comicios de 2015: crecimiento cero.

Sí lo ha hecho en este tiempo García Gelabert, insistiendo en que “el alcalde pasa de ser el representante de un partido político al representante de un pueblo, de representar a sus votantes a representar a todos los vecinos”. Con ello se abre a partir de ahora un periodo de incertidumbre para el Ejecutivo, en el que puede que no haya cambios de forma inmediata, pero en donde sí parece haberse instalado una desconfianza que resultará difícil esquivar en lo que queda de legislatura, dado que en definitiva estamos hablando de una de las acciones políticas más decisivas para determinar el futuro de la localidad de cara a los próximos años.

alpedrete pleno septiembre 2'17 pgou 4
En este sentido, no podemos olvidar que Alpedrete, con sus 12 kilómetros cuadrados, tiene uno de los términos municipales más pequeños de la Comunidad de Madrid, y que Cercas de Ávila, Polvorines y Los Llanos Sur continúan así como estaban, expuestos a la interpretación de su clasificación como “suelo no urbanizable no sectorizado”, al tiempo que también queda pendiente el pretendido cambio a comercial del polígono, algo que desde UNPA consideraron “urgente”, instando a todos los grupos a explorar nuevas vías hacer posible la modificación.

Entre tanto, el rechazo al PGOU dispara las dudas, deja tocado al equipo de Gobierno tripartito y multiplica las preguntas, entre ellas la que el propio edil de Urbanismo, Juan Aragoneses, lanzó en el transcurso de la sesión y que amenaza con repetirse y ampliar su eco de aquí a la próxima convocatoria electoral: “¿Alguno cree que tendrá una ocasión como la de hoy?”.