“El sencillo gesto de tomarse un café puede convertirse en ayuda en cualquier parte”

La ONG Share a Coffee For gestiona la donación de cafés virtuales a través de nueve proyectos

cafe solidario (1)Recientemente se ha celebrado el Día Internacional del Café, una fiesta promovida en 1983 por la Asociación del Café de Japón y que años después se extendió por el globo para homenajear a una de las bebidas más apreciadas y, de paso, reconocer la labor de muchos campesinos y productores de este cultivo. Un producto, el segundo de mayor venta solo por detrás del petróleo, tan popular que acompaña cada día y especialmente cada mañana a muchos ciudadanos y que hace del simple hecho de tomar una taza una de las más preciadas rutinas. Y con la idea de transformar ese gesto en algo más nació hace poco más de un año la ONG Share a Coffe For, una plataforma digital que recauda fondos para proyectos solidarios, ofreciendo a los donantes una herramienta sencilla que permite ayudar a varios proyectos a la vez y sabiendo en todo momento en qué se está transformando su café virtual (2 euros) en shareacoffeefor.org.
“La idea es ir concienciando a los ayuntamientos y a la población para que sepa que el sencillo gesto de tomarse un café pueda convertirse en ayuda en cualquier punto del planeta”, explica Melania Arias, que junto con Isabel Ramos son las fundadoras de esta ONG, para la que trabajan de manera altruista, y de la agencia de comunicación digital, Melisa Studio.

cafe solidario 2
Más de 14.500 cafés en 2017 
En este año llevan recogidas más de 14.500 cafés de más de 1.300 donantes, convirtiendo 600 en estufas para las familias refugiadas en el norte de Grecia; 325 cafés en ayuda a Proactiva Open Arms y Proem Aid en sus labores de rescate en el Mediterráneo; 238 cafés convertidos en 684 litros de leche gracias a la colaboración de Leche Pascual, para los comedores sociales de la Comunidad de Madrid; 797 cafés en plátanos para el desayuno de más de 100 niños de la guardería de Debre Zeit, en Etiopía; y 1765 cafés en tratamiento médico para 49 niños, que se han recuperado de la desnutrición aguda severa que sufrían en el Hospital de Gambo, en Etiopía. Y así, muchos más. “Pequeñas cosas que cambian el mundo”.

Cafés convertidos en estufas para las familias refugiadas en Grecia
En la Sierra
Entre sus últimas actuaciones, una charla en Torrelodones para explicar que con los 2 euros que cuesta un café virtual puedes cambiar la vida de mucha gente. A raiz de eso surgió una prueba piloto en colaboración con Torrempresarial “para unir a varias cafeterías que sirvieran café real destinado a los proyectos de Share a Coffe For. La idea es generar un vínculo, hacer cada cierto tiempo eventos presenciales en empresas y ese día los cafés que se comparten se donan a la ONG”.
Cada proyecto, un color
“Tenemos nueve áreas de ayuda, nueve tacitas de colores y cuando entras en nuestra web puedes elegir el proyecto: azul, ayuda humanitaria; verde, medio ambiente; rosa, infancia; morado, mujeres; naranja, educación; gris, personas mayores; amarillo, ayuda social y emergencias; marrón, animales; y rojo, salud, que auditamos y seleccionamos. Cuidamos mucho que el cafetero solidario vea que su dinero, por poquito que sea ha llegado a su destino y se ha convertido en algo tangible. Hacemos una comunicación trasparante, amable y divertida y en redes sociales y a través de una newsletter puden ver cómo está el proyecto para el que han hecho la donación”, explica Isabel Ramos. cafe solidario 3
“Algunos proeyctos permanecen porque funcionan y se sigue necesitando ayuda y otros ya finalizaron. En medio ambiente, por ejemplo, se ayudó a cuidar los colmenares de la Sierra de Guadalajara y ahora estamos limpiando el fondo del mar. En infancia, desde el principio hay una ONG que trabaja en Etiopia en una guardería y están dando de desayunar plátanos, pan y leche”.

cafes solidarios colores
Para elegir los proyectos, tanto Melania Arias como Isabel Ramos se ponen en contacto con ONG’s o viceversa y ambas partes decidimos a qué parte de su proyecto vamos a ayudarles. Tienen que cumplir una serie de criterios porque para nosotras es muy importante que haya transparencia absoluta y honestidad. Es un contacto casi diario con ellos, ayudamos a una parte pequeña de su proyecto y lo hacemos viable”, indica Arias.
Sobre las preferencias de los donantes cafeteros “realmente va por rachas, por ejemplo, como el tema de los refugiados está en las noticias, la gente se implica más. Aunque cada uno funciona a su manera porque se mueve en comunidades de gente interesada en ese área”.
Para dar a conocer los proyectos, la ONG Share a Coffe For utiliza las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram. “Va dirigido a los nativos digitales, a aquellos que entienden las redes como su día a día. “Con el móvil estés donde estés puedes ser solidario con poco dinero y sin necesidad de rellenar ningún formulario -a través de Pay Pal o con tarjeta de crédito-. Aunque nos han intentado comparar con una plataforma de crowdfunding, no somos eso, intentamos crear una comunidad solidaria”.

cafe solidario 4
Granos de café
“Como hubo gente que nos pidió colaborar de forma más periódica, les propusimos los granos de café, así ellos eligen cuántos y durante cuánto tiempo quieren donar esos granos para que nosotras los podamos distribuir de forma equitativa entre las nueve tazas de café”.