Hermanamientos (columna de Félix Alonso, Colectivo Rousseau de San Lorenzo)

Estoy leyendo “Antagonía”, de Luis Goytisolo, y no puedo por menos que recordar la Barcelona que conocí y viví. Tengo una querencia especial por esa ciudad, y siempre que puedo vuelvo. Me acerqué este año a Berga, icono del independentismo, y allí pude conversar en la librería Gassó con una persona de mi edad que en catalán me explicó en qué consistía la fiesta del “Patum”, una representación  del siglo XVII para el Domingo de la Ascensión y el Corpus. A medida que me iba enseñando en un libro lo que eran los cavallets, la mulassa, o el àliga, las figuras zoomorfas por excelencia, cambió al castellano y hablamos de su juventud en el Ministerio de Marina en Madrid, para terminar reconociéndome lo importante que era la mili en aquella época para el intercambio y el hermanamiento. Curiosa reflexión, precisamente  en Berga.

banderas

Me he dado una vuelta en el pueblo amurallado de Montblanc, donde se sitúa la leyenda del famoso Dragón catalán (Sant Jordi), y en la escuela pude ver en un mural el siguiente trabalenguas: “M’ han dit que tu has dit un dit que jo no he dit, i el dit que tu has dit, jo no l’ he dit  perquè si jo hagués dit que tu l’ has dit, fóra ben dit per haver-lo dit jo.” Así juegan los niños con el idioma.

Nosotros a esos niños catalanes podríamos leerles el  poema épico del Mester de Clerecía, cuyo contenido es el de un cantar de gesta que narra diferentes hechos históricos de la vida de este personaje, relevante para la historia de España y de Castilla, y que además está custodiado en nuestro Monasterio. Se trata del Poema de Fernán González. Narra la lucha del dragón en la batalla de Hacinas: “Vieron aquella noche una muy fiera cosa. Venía por el aire una sierpe rabiosa, dando muy fuertes gritos…”.

Imaginemos un intercambio de dragones: unos niños catalanes ven el de Fernán González  y les ponemos a leer las estrofas del poema en castellano antiguo, y encima se lo enseñamos en el Monasterio, y a los del Antoniorrobles (es un decir) les llevamos a Montblanc a ver su dragón, y a que oigan hablar en otro idioma español. ¿No sería eso mejor que lo que estamos viviendo hoy? A los ‘indepes’ no hay que oponerles separadores. Hagamos un esfuerzo y amemos ambos dragones.

El Padre Soler, músico importante por sus famosas y conocidas sonatas, tuvo como alumno a un hijo de Carlos III, tocó en el Monasterio, nació en Olot y estuvo en la Escolanía de Montserrat. Un argumento de peso para intentar un hermanamiento con ese pueblo de la provincia de Girona, capital de la comarca de la Garrocha, con un volcán llamado el Croscat que haría las delicias de nuestros niños.

mariaarnal
Maria Arnal y Marcel Bagés estarán el próximo 4 de noviembre en el Real Coliseo Carlos III

En el último Pleno celebrado en nuestro Ayuntamiento, el grupo municipal del PP presentó una moción de urgencia para que se colocase una bandera de España en el balcón del Ayuntamiento, “como se hace en otras ocasiones con distintas iniciativas”, de manera que el Pleno mostrase así su apoyo a la “unidad de España y en defensa de la Constitución y el Estado de Derecho”, unos dijeron que ya “se crean tensiones innecesarias en un momento en que la situación ya está suficientemente tensa”, otros que si mejor el referéndum pactado (parece que no se han leído la Constitución), otros que es “una provocación, ya tenemos todas las banderas habidas y por haber; se está echando gasolina de un lado y de otro”, y el PSOE, en la abstención, sin reseñas periodísticas de su intervención. Este pasado viernes ya se colocó  la bandera española en la barandilla del balcón del Ayuntamiento, donde permanecerá hasta el próximo 12 de octubre. ¿A nadie se le ocurrió forzar la votación pidiendo la colocación al lado de la bandera española la de Cataluña? ¿Qué hubiera dicho el PP en ese caso? ¿Qué hubiera pasado?

Para terminar, ahora que ha estado hace unas semanas una delegación en San Quintín de nuestro municipio, convendría recordar que fue “Perico Martín” el artífice del hermanamiento con esa ciudad de Francia, y si no me falla la memoria siendo alcalde “Pulgarús”. No estoy seguro de que la conmemoración del 30 aniversario del evento alguien se haya acordado de ellos. Suele suceder.

Y el día 4 de noviembre a aplaudir en el teatro Carlos III a Maria Arnal i Marcel Bagés (sin banderas claro)