Tres ediles de Alpedrete Puede votan en contra del Plan General de Ordenación Urbana y dejan dañado al equipo de Gobierno

alpedrete pleno septiembre 2'17 pgou 1Y se hizo el silencio. Después de que los tres concejales de Alpedrete Puede, Itziar González, Guiomar Romero y José Antonio Alfonso, dijeran “no” y los seis representantes del Partido Popular (Tomás Carrión se inhibió al tener relaciones familiares con el desarrollo de Los Llanos) se abstuvieran, el Plan General de Ordenación Urbana se fue al cajón, tal y como había predicho unos minutos antes el edil de Urbanismo, Juan Aragoneses, y había adelantado la Comisión Informativa celebrada el día de antes: solo los tres miembros del grupo municipal UNPA y los otros tres del PSOE, junto el alcalde, Carlos García-Gelabert, -que se desmarcó de su grupo- apoyaban una propuesta que necesitaba dos apoyos más para ver la luz. Un silencio en el salón de actos de la Casa de Cultura que se rompió con los aplausos de los afines a Alpedrete Puede, que había conseguido parar un proyecto que pretendía la protección norte del municipio (Arcilleros, Cercas de Los Robles, el polígono, etc.) a costa de la Sur, concretamente de Los Llanos, donde se proyectaban 800 viviendas, lo que se traduciría en más de 2.000 nuevos vecinos.
Explicacionesalpedrete pleno septiembre 2'17 pgou 3
De nada le sirvió a Aragoneses explicar pormenorizadamente y con ayuda de un proyector las bondades del PGOU, incidiendo en las diferencias con su predecesor, el que el Partido Popular comenzó a elaborar en 2004 y del que recibió el último informe en mayo de 2015, unos días antes de las últimas elecciones, lo que le impidió llevarlo a Pleno. Una presentación más dirigida a buscar el voto de sus tres compañeros de equipo de Gobierno -a los que llegó a preguntar si “¿alguno cree que tendrá una ocasión como la de hoy?, ¿que tendrá nueve concejales para hacer algo distinto?”- que el de la oposición, cuya portavoz, Marisol Casado, rehusó criticar los aspectos técnicos del documento, incluso se mostró de acuerdo en muchos de ellos, e hizo hincapié en la falta de diálogo.
Justificar la postura
García-Gelabert, nada cómodo con su situación, justificó su postura todas las veces que tomó la palabra. “El alcalde pasa de ser el representante de un partido político al representante de un pueblo, de representar a sus votantes a todos los vecinos. Es una decisión que va en contra de mis principios y de mis convicciones, pero hemos hecho un esfuerzo por alcanzar posturas para llegar no al mejor PGOU, sino al mejor al que podíamos llegar”, dijo. Una afirmación corregida por el edil de Urbanismo: “Yo sí creo que es el mejor PGOU al que se puede llegar viendo los mimbres que tenemos. Este equipo de Gobierno se comprometió a traer un Plan modificado que recogiera el anhelo y los sueños de los vecinos”.

alpedrete pleno septiembre 2'17 pgou 4
Los cambios
Y esas modificaciones pasaban por eliminar las 86 viviendas de Cercas de los Robles (entre la entrada al polígono y los chalés de la Parra), las 500 viviendas previstas en el ensanchamiento del casco urbano y la eliminación de la ampliación del polígono por su parte norte y de su edificación, así como la protección de Cercas de Ávila y la zona de Polvorines. Además, el nuevo planeamiento, cuya redacción le ha supuesto al Consistorio 62.000 euros, incluye modificaciones en varias parcelas municipales (por ejemplo una junto a la escuela infantil El Nogal para construir un aparcamiento u otra en Los Negrales para hacer viviendas sociales) y la apertura de nuevas calles. También califica como no urbanizable de especial protección aquellas fincas protegidas por la Ley de Montes.
¿Y ahora?
El término municipal de Alpedrete mide unos 12 kilómetros cuadrados, es uno de los más pequeños de la Comunidad de Madrid, y su urbanismo se rige actualmente por las Normas Subsidiarias de 1994. Esta normativa, junto con la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid de 2001, permite que el suelo no urbanizable común sea considerado como suelo urbanizable no sectorizado, es decir, que los propietarios de esos terreros podrían presentar un Plan de Sectorización y si el Ayuntamiento da el visto bueno, podrían construir. Esto podría ocurrir en zonas como Cercas de Ávila, la zona de Polvorines o Los Llanos Sur.
alpedrete pleno septiembre 2'17 pgou 5El convidado de piedra
El convidado de piedra de la sesión plenaria fue el Partido Popular, ignorado, según sus palabras, por el equipo de Gobierno. “Han hablado con nosotros una sola vez, ¿con quién dicen que han acercado posturas? Ahora nos necesitan porque no tienen votos suficientes. Ustedes firmaron un pacto en junio de 2015 para echar al PP que ganó las elecciones, pues ahora tendrán que asumirlo y dar respuesta a los vecinos”, insistió la portavoz popular, Marisol Casado. “Si no se aprueba, no es por culpa nuestra, cumplan el pacto que firmaron”.
Los populares propusieron a comienzos de septiembre la aprobación del PGOU de 2015 “para ser más rápidos ya que están todos los informes hechos y a continuación hacer modificaciones”, un aspecto que rechazó el Ejecutivo al entender que esas modificaciones no se podrían realizar hasta la publicación definitiva en el BOCAM, por lo que en ese tiempo se generarían derechos en los propietarios que podrían demandar al Ayuntamiento.

Las 800 viviendas de Los Llanos Sur, un escollo insalvable

Aunque Alpedrete Puede se presentó a las elecciones abogando un “Crecimiento 0”, la evolución de este planteamiento no ha sido suficiente y las 800 viviendas planteadas en este sector (364 de ellas protegidas) ha sido un escollo insalvable para el equipo de Gobierno.
Los casi 400.000 metros cuadrados que componen este área (se edificaría en el 40 por ciento terreno; unos 163.000 metros cuadrados) están encajonados entre la vía del tren y la A-6, lo que hace difícil el tránsito de los cerca de 2.000 vecinos que habitarían la zona y que tendrían en la carretera M-619 su salida natural. Aunque el PGOU lo enmendara con un paso inferior en la A-6 (294.000 euros), una banda de protección de 50 metros, la adecuación de Arroyo Linos y un muro de contención (300.000 euros) y un rotonda (234.000 euros), no ha convencido a Alpedrete Puede.
Entre las posibilidades para acercar posturas, la de construir menos viviendas, pero el coste de urbanizar el terreno, unos 12 millones de euros a cargo del promotor, hace inviable la rentabilidad de este desarrollo.

El polígono: de industrial a mixto, un cambio que todos quieren y no pueden

El cambio de industrial a polígono mixto (comercial e industrial) es uno de los puntos que más apoyo tiene entre los miembros de la Corporación. La demanda de empresarios y comerciantes pasa por instalar comercios y nuevos negocios en esta zona del municipio, lo que traería empleo y aumentaría el valor de naves y parcelas. Según un informe elaborado por el redactor del PGOU que presentó el edil de Urbanismo en el Pleno, y del que no tenía conocimiento el PP, con las Normas de 1994 “es imposible legalmente” cambiarlo a comercial, lo que hacía imprescindible la aprobación del Plan General. La razón: faltan 10.000 metros cuadrados para aparcamiento. Desde la Dirección General de Urbanismo de la Comunidad de Madrid también han rechazado la viabilidad de este cambio.
Tras el rechazo al PGOU, tanto UNPA como el alcalde hablaron de “explorar nuevas vías” para hacer factible esta modificación “tan urgente”, subrayó Balandín, mientras que la portavoz popular, Marisol Casado, puso como ejemplos las modificaciones aplicadas en los polígonos de Collado Mediano, Becerril de la Sierra y San Lorenzo de El Escorial, de las que el redactor insinuó una posible “ilegalidad”.

La protección de Arcilleros norte

La protección del norte de Arcilleros también cuenta con el apoyo de toda la Corporación, ya que desde hace unos meses el Partido Popular hizo pública su renuncia, ante la falta de demanda actual, a construir 208 viviendas en el 30 por ciento del sector que está en manos privadas (las huertas de Mataespesa). En el suelo restante, de propiedad municipal, las Normas de 1994 ya preveían levantar otras 71 viviendas sociales.
La propuesta pasaría por declarar como urbanizable no sectorizado un área de 33.000 metros cuadrados por debajo de la Vereda de los Canchales, sin valor medioambiental, que en un futuro podría ser suelo dotacional para usos municipales.

 

Explicación de voto de Alpedrete Puede: Comunicado PGOU

Mediocridad, irresponsabilidad, poder: COMUNICADO PSOE

Comunicado del Partido Popular: Nota de Prensa Pleno PGOU