La Torre de los Lodones se iluminará de verde este fin de semana

torre-verdeLos días 16 y 17 de septiembre, sábado y domingo, la torre de los Lodones se coloreará de verde, el color internacional de la enfermedad mitocondrial, participando así activamente en la campaña promovida por la Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial (AEPMI) como punto de partida de la Semana Mundial de Concienciación de las Enfermedades Mitocondriales que se desarrollará a nivel mundial.

Esta iniciativa está promovida, además de por la AEPMI por otras asociaciones de enfermedades mitocondriales de todo el mundo, ‘Light Up For Mito’, o “Ilumina por las mitocondriales”, sumándose así a la propuesta puesta en marcha por la organización International Mito Patients (IMP) la cual promueve la investigación de la enfermedad y la ayuda a los afectados en todo el mundo.

La campaña ‘Light Up For Mito’ se realizará con la iluminación en verde en distintos lugares del planeta para conseguir, por lo menos, 55 puntos de referencia con los que conmemorar el 55º aniversario del primer diagnóstico de enfermedad mitocondrial, que se produjo en 1962.

Esta enfermedad, poco frecuente, se hizo reciente y tristemente conocida en todo el mundo por el caso del pequeño Charlie Gard.

España será el segundo país, después de Australia, que ilumine más monumentos y edificios oficiales, y por el momento se mostrarán en verde lugares de Alcalá de Henares, Badajoz, Barakaldo, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cádiz, Madrid, Mallorca o Portugalete. Simultáneamente, se van a iluminar monumentos de Australia, EEUU, Canadá, Italia, Reino Unido, Alemania y Países Bajos.

Las cataratas del Niágara, el Coliseo de Roma, la torre CN de Toronto o el edificio del Capitolio de Pensilvania son sólo algunos de los lugares de interés que participan en Light Up for Mito fuera de nuestro país.

Las enfermedades mitocondriales aparecen cuando las mitocondrias no desarrollan su función adecuadamente. Esto provoca que el organismo genere cada vez menos energía en el interior de las células, dando lugar a una lesión o muerte celular. En el caso de que este proceso suceda en todo el cuerpo, los sistemas comenzarán a fallar y la vida del paciente corre riesgo.

Estas patologías, que están consideradas enfermedades raras, afectan principalmente a los niños, aunque los brotes en adultos están volviéndose frecuentes. Las patologías mitocondriales causan mayores daños a las células del cerebro, el corazón el hígado, músculos, sistema endocrino y respiratorio.

Una de cada 200 personas lleva la mutación genética que podría ponerlos en riesgo de desarrollar una enfermedad mitocondrial, una enfermedad genética devastadora.