Se presenta en Valdemorillo el libro “Vestigios de una guerra”, con motivo de los 80 años de la Batalla de Brunete

vestigios01

En fechas coincidentes con las de aquel verano de hace 80 años, cuando se libraba en esta zona la Batalla de Brunete, Valdemorillo ha querido salvar del olvido no ya los datos más conocidos, sino la vertiente humana, el acento que aporta el testimonio de quienes vivieron los hechos en primera persona. Porque ese es uno de los grandes logros que lleva al papel el libro presentado el pasado fin de semana en la Giralt Laporta. Y es que, si interesante fue la intervención de Ernesto Viñas, uno de los coautores de este volumen, editado por el Ayuntamiento, no menos emocionante resultó el poder contar entre los asistentes con la presencia de María Hernández, una de las personas que ve al fin sobre el papel las experiencias personales que le reportó el vivir y sufrir contienda cuando tan sólo era una niña de corta edad.

Flanqueado por la alcaldesa, Gema González, y la concejala de Educación y Cultura, Encarnación Robles, Viñas supo despertar aún más el interés por este libro, exponiendo las claves y el sentido de esta publicación. Surgidas como compendio y ampliación de lo ya expuesto en el pasado mayo, durante las Jornadas con las que este municipio apostó por un programa especial que situara a valdemorillenses y vecinos de pueblos cercanos en aquel antes, durante, y después de la batalla, buscando con ello mostrar mejor la dimensión real que tuvo la misma, estas páginas constituyen “un formidable elemento de estudio y conocimiento accesible desde ahora a todos”, como lo prueba la voluntad de no comercializar este texto surgido de los esfuerzos tanto de Viñas como del cronista oficial de esta Villa, Antonio Laborda, quien paradójicamente no pudo participar en esta presentación por motivos familiares relacionados también con un historia que tuvo su origen en la misma Guerra Civil.

Así, sin ponerle precio alguno, “porque su gran valor reside en un contenido que ayudará a conocer mejor esta parte de nuestra historia local”, el Consistorio pone ya a disposición de los interesados los ejemplares que pueden retirar gratuitamente, acudiendo directamente al Centro Cultural. Y tal como se preveía, ya son muchas las personas que desde este lunes buscan hacerse con estos “Vestigios de una guerra”.

vestigios02